POLICIALES

El trelewense que mató a su hijo y se suicidó tenía denuncias por violencia

Se trata de Alexis Saiz, quien asesinó a su hijo de 13 años en Gobernador Gregores y luego se suicidó. Las denuncias de violencia de género habían sido efectuadas por su exmujer en 2019 y 2020, pero luego las había desestimado.

20/05/2021 02:00

Alexis Saiz. Muerte y tragedia.

1.061

Alexis Saiz, el trelewense radicado en Gobernador Gregores, en Santa Cruz, que trabajaba en una minera y era capataz en una estancia, tenía al menos dos cautelares por violencia de género contra la madre de su hijo de 13 años, a quien asesinó el domingo para luego quitarse la vida él mismo.

La jueza de la causa, Noelia Ursino, analiza que se trate de un “femicidio vinculado”, ya que se estudia la posibilidad de que el crimen se cometiera para castigar psicológicamente a la mujer, indicó el diario La Opinión Austral de Río Gallegos.

Fuentes de la Policía confirmaron que el acusado ya tenía dos medidas cautelares en su contra por hechos de violencia de género.

La tragedia

El fin de semana se había quedado al cuidado de su hijo de 13 años, mientras su expareja y madre del chico había viajadoa Piedra Buena para asistir a un familiar enfermo.

Desde esa localidad, la mujer trató de comunicarse con su hijo y no recibió respuestas. Por eso llamó a una amiga para que fuera a chequear qué estaba pasando y fue cuandoencontró la escena del crimen. Más tarde, la Policía halló el cuerpo sin vida de Saiz dentro de un auto en la estancia donde trabajaba después de descerrajarse un balazo.

En ese contexto, la jueza Ursino, no descarta que se trate de un “femicidio vinculado”, un término que se aplica al varón que intenta, a través de -como en este caso- el asesinato de un familiar, “matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación”.

Cautelares

Algo que se refuerza luego de que el jefe de comunicación institucional de la policía de Gobernador Gregores, Elbio Ramírez, confirmara que Saiz contaba con dos medidas cautelares (una dictada en el año 2019 y otra en 2020) en su contra por violencia de género.

Desistimiento

En tal sentido, La Opinión Austral pudo confirmar que ambas cautelares se encontraban a cargo del Juzgado de Familia santacruceño y habían caído como consecuencia del desistimiento de la mujer.

De hecho, días atrás, la la jefa de la Oficina de Asistencia Letrada a la Víctima (OAL), Carla Danieletto, había mostrado su preocupación por el alto índice de desistimiento, es decir, de situaciones en las que mujeres que son víctimas de violencia de género o doméstica piden no continuar con los trámites una vez realizada la denuncia.