POLICIALES

Declaró el policía que mató a la perra “Tita” y dijo: “No soy un asesino, sólo quise defenderme”

En la última jornada de los testimonios, el sargento de Policía Elías Saavedra brindó su testimonio. Manifestó que nunca tuvo intención de matarla, que en su profesión jamás vio un perro tan agresivo y que su reacción sólo fue de defensa. También le pidió disculpas a la familia de la perra muerta.

02/06/2021 02:00

El sargento e imputado Elías Saavedra indicando su versión sobre los hechos de la muerte del animal.

1.690

En la última audiencia de testigos y presentación de pruebas, antes de conocerse la decisión del juez Gustavo Castro, declaró ayer el sargento de la Policía provincial Elías Saavedra, sometido a juicio oral y público por la muerte de la perra “Tita”, en un hecho ocurrido en marzo del año pasado en Playa Unión.

El suboficial contó lo ocurrido el 26 de marzo del año pasado, en medio de las restricciones por la pandemia por Covid 19. “Estaba lavando al móvil porque ya terminaba mi turno. Me pidieron que vaya a un procedimiento, y porque tengo vocación de servicio, fui, fuera de mi horario de trabajo”, dijo.

Perro agresivo

Respecto del momento culminante en cuanto al incidente con la perra, dijo que “en mi profesión nunca vi un perro tan agresivo. Me dio un tarascón, a la vez que le pedía al dueño que la agarre; le tiré una piedra y me seguía atacando. Para esta situación no estaba preparado. Tuve que actuar de una forma en la que no era yo. Pero no me quedaba otra, porque la perra seguía saltando y atacando. La situación era muy especial. Son milésimas de segundos y hay que estar en esa situación. La perra estaba agresiva, violenta, con baba en la boca. Fue algo muy fuerte y no se lo deseo a nadie. Creo que el dueño no pudo agarrar a la perra porque también tenía miedo. Y fue así que di dos pasos atrás y disparé hacia abajo, hacia la tierra, con la intención de persuadirla”.

Nunca la quise matar

“Nunca la quise matar”, aseveró Saavedra, para agregar que “estuve cuatro días sin dormir, sin poder hablar a mis hijos y mi señora. Subí al móvil y sentí un golpe en mi mejilla. Salí en el móvil y le dije a mi encargado que le había pegado el tiro a la perra. Yo no soy así, sólo me quise defender. Pero no tuve intenciones de disparar hacia el perro”, concluyó mirando a la propietaria del animal, presente en el debate.

También recordó como esa situación lo está afectando personalmente y a nivel familiar. “No le deseo a nadie lo que yo estoy pasando. Nadie nos prepara para esta situación”, para finalmente pedirle disculpas a la dueña de la perra, señaló un parte de prensa de Fiscalía.

Ultima testigo

La última testigo fue Alicia Cicalese, que es médica generalista en el Hospital “Santa Teresita”. Fue testigo de los abogados defensores del policía imputado.

Contó las circunstancias cuando en la puerta de su consultorio, conversó con el policía luego de que ya había sido atendido en la guardia por la mordedura del perro. En tal sentido hizo alusión al pantalón roto del efectivo policial.

Fue la última testigo del juicio. Se incorporó a la audiencia todos los documentos que las partes hayan considerados como pruebas.

Los alegatos de las partes se conocerán hoy a partir de las 9.