PROVINCIA

La dirigencia cerró filas por la salud en Esquel

Sectores gremiales, políticos y comerciales avalaron la idea de alquilar una Terapia Intensiva privada ante la emergencia por el Covid. Y aseguraron que el Gobierno provincial “posterga” a la cordillera debido a su “enemistad” política con Ongarato. “Necesitamos un acercamiento”, dijeron.

08/06/2021 02:00

Respaldo. La dirigencia pidió que el ministro de Salud cambie su actitud para con el intendente Ongarato.

504

Representantes de distintos sectores se reunieron con el intendente de Esquel, Sergio Ongarato, para apoyar las gestiones de la Municipalidad en la emergencia.

Estuvieron el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Esquel, Miguel Álvarez; el delegado del Sindicato de la Salud Pública en Esquel, Luciano Nataine; la presidenta del Consejo de Localidad del Partido Justicialista, Natalia Pineda; el presidente de la Asociación de Comerciantes y referente del Partido Igualar, Javier Comparada; y el dirigente del PJ y conductor de la agrupación 8 de Octubre, Martín Sandoval.

Nataine dijo en FM Tiempo Esquel que coincidieron en “la preocupación por la pandemia en Esquel, porque este virus nos golpea muy duro”.

El referente del SISAP explicó que el único efector de salud para toda la zona noroeste es el Hospital Zonal Esquel, con un edificio obsoleto, y un recurso humano trabajando a destajo, sobrecargado y desbordado. “Nuestra preocupación más grande es el Gobierno Provincial, que a través del ministro de Salud (Fabián Puratich) pone en evidencia de manera constante su enemistad con Esquel, posterga a toda la región, y nos sumerge en un estado de abandono y desprotección”.

Afirmó Nataine que en la reunión le expresaron al intendente Ongarato, que se despojaban de todo interés personal o partidario. “De ésta nos salvamos entre todos, o no se salva nadie”. Lamentó que el Covid se lleva la vida de vecinos, y “no queremos contar los muertos de nuestra zona. Necesitamos que Provincia y municipio busquen un acercamiento”.

Sostuvo que las 6 camas de Terapia Intensiva del Hospital son insuficientes para la cordillera. “Cargar las tintas sobre el intendente es injusto, y en un acto de madurez, llamamos a la reflexión a referentes de la oposición, para ponernos de acuerdo porque debemos tirar para el mismo lado, despojados de todo interés político”.

Enfatizó Nataine que “toda intención de sumar camas debe ser acompañada por Provincia”. Pidió que el ministro de Salud, también se preocupe por la población del noroeste y “no esté continuamente bombardeando desde las redes y por los medios, marcando la evidente enemistad política con el intendente”.

Nataine reflexionó que las 4 camas de una clínica privada, son cuatro posibilidades de vida y “vemos bien que el municipio se preocupe por poner en funcionamiento esa terapia”.

Les preocupa que el Ministerio de Salud lo considere un gasto, cuando en rigor son una inversión. “Hay un doble discurso de Puratich, cuando dice que las decisiones del intendente priorizan la economía, y es lo que está haciendo él, manifestando que no está dispuesto a hacer un gasto para abrir una terapia en el sector privado. Pregunto cuánto vale la salud para el funcionario”. Insistió en que la zona cordillerana está sufriendo un abandono, por enemistad con Ongarato, porque es de otro color partidario.

“No estamos viendo que se intente ayudar al vecino de la región, y no tenemos dónde caernos muerto. Sólo tenemos incertidumbre”, añadió.

Desde el SEC, Álvarez señaló que hace varios años se reclama un nuevo Hospital y hubo sólo promesas de licitación. El nosocomio está abarrotado y el personal trabajando a destajo.

“Me pareció de mal gusto la actitud del ministro cuando el intendente elegido por la comunidad plantea lo que estamos viviendo, y lo ve como que quiere sacar un rédito político, y ve una cuestión económica”, declaró el dirigente mercantil y ex concejal.

No le pareció oportuno a Álvarez que Puratich exponga que la Municipalidad pondría 100 mil pesos para la terapia de la clínica, y Provincia 10 millones. “Si hay cuatro camas en el sector privado hay que ver cómo acceder, hay que hacer por lo menos el esfuerzo, sin manejarse con un criterio empresario desde el Estado”.

“No me interesa la polémica, sino las camas, porque son posibilidad de vida. Es una barbaridad que esa terapia esté cerrada hace más de un año, y es una barbaridad que el Gobierno no haya hecho absolutamente nada, cuando la terapia del hospital zonal desde diciembre está completa”.

A Ongarato le transmitieron el respeto. “Fue elegido no para hacer los mandados de nadie, sino para tomar decisiones en beneficio de Esquel, y Provincia debe respetar esto”.

Cuestionó el titular del SEC que se anuncie una inversión de 1.000 millones para Comodoro Rivadavia, y “Esquel no tiene un hospital, pero inauguran uno en Puerto Madryn. Están castigando a nuestra ciudad por alguna actitud no política, sino de sentido común que tuvo que ver con el tema minero”.

La presidenta del Consejo de Localidad del Justicialismo, Natalia Pineda, aclaró que no fueron a dar apoyo a la gestión municipal, porque en estos momentos separan la cuestión política. “La preocupación es que el hospital zonal está desbordado, y se necesitan camas de terapia, por lo que se debe hacer una gestión urgente con el privado, para que tenga empatía ante la situación sanitaria que vivimos”, recalcó.

Pineda indicó que hay que despojarse de lo partidario, porque es una emergencia sanitaria y “tenemos que salir entre todos”.

De la reunión salieron con el objetivo de seguir gestionando, porque se necesita un nuevo hospital zonal. Pero a la vez hay que subsanar la situación actual, y tratar de salir de la mejor manera posible.

La dirigente consideró que en materia de salud Esquel está atrasada, y falta un hospital nuevo y un hospital para niños.