PROVINCIA

Hospital de Comodoro: denunciaron otro robo de vacunas

1.868

Personal del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia denunció la sustracción de vacunas Covid fuera del protocolo sanitario por parte de personal del Área Programática Sur. Se trata de cinco dosis del segundo componente de Sputnik V, por un presunto pedido de la directora del Área, Myriám Monasterolo. Ayer se formalizó la entrega de un documento a la Asociación de Trabajadores del Estado en la que se hace pública la situación y se da cuenta de la remoción de la totalidad del personal involucrado afectándose la función específica del área de Epidemiología.

Roberto Romero, personal de Salud y cursando COVID positivo, denunció que el 10 de mayo se notificó al personal que dejara de prestar funciones siendo remitido a funciones en el Hospital “en un sector que no existe”.

“A partir de ahí los compañeros se oponen y presentaron un escrito. Son las personas que detectaron el faltante de vacunas y tienen una causa judicial. Son las que la juez Eva Parcio los hizo responsables por denunciar”.

Romero admitió que la nueva denuncia se formuló cuando un alto funcionario del Área Programática el 15 de abril se apersonó a la cámara de vacunas y pidió 5 dosis de Sputnik componente 2 sin seguir los protocolos. “Los trabajadores se negaron, ésta persona los amenazó con sanciones, les dijo que era la jefa y le entregaron las dosis, pero el 19 de abril hicieron la denuncia al jefe inmediato, el doctor Jorge Benítez. Posteriormente fueron apartados el propio Benítez; dos infectólogos, tres enfermeros y dos administrativos que manejaban el control de vacunas. Ellos hoy desparramados y el servicio está virtualmente desarmado”, reconoció.

“Ellos denunciaron a su jefe inmediato, que es quien debió dar a conocimiento a la dirección del Área Programática. Benítez está imputado por las 30 vacunas, esto demostraría a Parcio que éste proceder viene de altas autoridades sanitarias”, cuestionó Romero, denunciante ante ATE.

“Los trabajadores deslindan responsabilidad y por eso denunciaron ante el jefe”. Advirtió que la política de achicamiento sanitario en la zona sur es “alarmante” planteando que el desplazamiento de los trabajadores fue irregular y que al momento de retirar las vacunas, se invocó el nombre de Miryam Monasterolo, directora del Área Programática Sur. “Sucedencosas graves en el Hospital y en el Área Programática”.

Romero reconoció poseer la nota original elaborada por los trabajadores y las pruebas que certifican la irregularidad. “El equipo deslindó la responsabilidad sobre el destino final de las vacunas a pedido de las autoridades”.

Y agregó que el personal sanitario intentó deslindar “total y absoluta responsabilidad sobre el destino final que pudieran tener las dosis retiradas de la cámara de frío a pedido de autoridades del Área. Quien retiro las cinco dosis por fuera de todo protocolo es la licenciada Lorena Abril, jefa de Programas del APS”.