PROVINCIA

Aulas frías: preocupa el estado de abandono de la Escuela N°67 de Ñorquinco Sur

Desde la institución educativa alertaron que el edificio corre serio peligro de derrumbe y que durante el proceso de la pandemia debieron suspender el ciclo lectivo por falta de gas. El 70% de los alumnos no puede llegar al establecimiento por falta de transporte. La virtualidad no existe y las computadoras están abandonadas desde el año 2018.

25/06/2021 12:28

1.193

La representante de la Escuela N°67 en Ñorquinco Sur, Rosana Arias, dio a conocer la situación de desamparo que vive la institución educativa ubicada en el límite de Chubut y Río Negro.

En comunicación con Cadena Tiempo, señaló que el 70% de los 32 alumnos que componen la matricula no pueden asistir a la escuela por falta del servicio de transporte que dejó de funcionar en 2019: “Los alumnos más cercanos viven a 5 kilómetros y hay otros que viven a 30 kilómetros de distancia y que ni siquiera tienen caballo para llegar a la escuela por el costo que implica alimentarlos”.

También mencionó que el edificio se encuentra en un estado de “abandono total”, con serios problemas de derrumbe. “Las paredes de los baños están rasgadas de arriba abajo. Hay una luz de un centímetro de espesor que te permite mirar hacia afuera. Y nadie viene a resolver nada”.

“La virtualidad no existe”

Una de las cuestiones que suma a la problemática del establecimiento es la falta de conectividad. En este sentido, Arias apuntó contra la ministro de Educación, Florencia Perata: “Ella debería estar al tanto de lo que sucede. Por las últimas informaciones, ella dice que la virtualidad funciona de maravilla en toda la provincia, cuando no es así. En la escuela hay un gabinete tecnológico de computadoras que no funcionan desde el 2018 por falta de mantenimiento”.

“La virtualidad no existe”, agregó, “por más que la ministra (Perata) siga diciendo que la bimodalidad sigue siendo exitosa en toda la provincia. Eso es una gran mentira. En el campo, donde viven los alumnos, no hay señal de teléfono, ni Internet, ni siquiera luz eléctrica”.

Falta de gas

Otro de los reclamos se basa en la falta de calefacción: “Nosotros tenemos gas de zeppelin y antes de que se suspendiera la presencialidad por Covid, tuvimos que cortar las clases por falta de gas. Hicimos las solicitudes para que traigan el fluido y nos llevó más de un mes que vengan a cargar los zeppelin. Esta semana se nos volvió a imponer la presencialidad y el lunes vinieron a cargar el gas. Incluso, a veces nos quedamos sin luz por falta de combustible o porque falla el motor. Hemos estado más de un mes sin luz”, explicó.

Los chicos pasan de grado por decreto

La Escuela N°67 se rige bajo una modalidad educativa multinivel, con alumnos de nivel inicial, primario y ciclo básico de secundario. Y según explicó Arias, a pesar de no tener clases “los chicos pasan de grado por decreto”. La vocera calificó la situación como “gravísima”.

“El día de mañana nadie se hará cargo de ellos cuando se frustren por no saber o cuando reboten al querer ingresar a la Universidad, por la falta de contenido que no pudieron adquirir. Esta es otra manera de negarles el derecho a la educación”, sentenció.