Concejo de Rawson: duras críticas del bloque oficialista a la concejala del PRO Iris Otero

La crisis en el bloque oficialista Arriba Rawson vivió ayer un nuevo capítulo en el Concejo Deliberante capitalino luego del escándalo que se desatara hace poco más de tres semanas cuando la concejala Iris Otero se presentó en medio de una sesión y anunció que tenía Covid, violando el protocolo interno de la casa y obligando a suspender la sesión.

30 JUN 2021 - 20:42

Ayer, como se esperaba, Otero no acompañó con su voto la venta de un macizo de Playa Unión, un proyecto impulsado por su propio bloque, que sin embargo fue aprobado con votos oficialistas y de la oposición. Pero durante la Hora de Preferencia casi todos los ediles se expresaron al respecto y el propio presidente de la casa, el radical Mauro Martínez Holley, solicitó que se conforme una comisión especial para evaluar la conducta de Otero, para que se aclaren los hechos del 6 de junio pasado durante la sesión que debió ser suspendida al activarse el protocolo por Covid.

El primero en referirse a la situación fue el concejal Sandro Fullone (Arriba Rawson), quien fustigó a la oposición asegurando que “viven en una burbuja” porque no entienden el contexto económico: “La Provincia está pidiendo 5 mil millones de pesos para pagar sueldos y aguinaldos y creemos que un municipio con los escasos recursos que tiene de las contribuciones de los vecinos puede solventar todos los gastos”, señaló.

“Lamento que Iris Otero no acompañe este proyecto y me molesta que además ella ponga en duda todas estas cuestiones. Nosotros no tenemos nada que esconder y si tiene sospechas que las haga públicas porque necesitamos saberlas y si no que vaya a la Justicia”, desafió.

Se sumó en esta línea la edil Norma Medina, quien aseguró que la oposición “siempre está poniendo obstáculos”. Según ella, “en el proyecto anterior se hizo una denuncia penal porque ponían en duda el honor de los funcionarios y de la gestión. Gracias a Dios la Justicia actuó muy rápido y se disiparon todas las dudas porque los funcionarios fueron considerados sin culpas. Pero ahora nuevamente ponen trabas. La concejala (Lorena) Marín se tiene que hacer cargo porque ha sido junto con la exintendenta Rossana Artero unas de las promotoras del desastre y estado de abandono en que se encontraba la ciudad”, disparó Medina.

Ante esas afirmaciones, salió en auxilio el edil del bloque de Chubut al Frente, Fernando Mondo, quien dijo estar “sorprendido” que tengan un conflicto con sus “aliados estratégicos”, en relación al PRO.

También se refirió a la postura de Otero el presidente Martínez Holley, quien remarcó que “todos critican pero nadie genera nuevas medidas para mejorar la situación de Rawson. Molesta y mucho porque ser concejal no es venir acá de 8 a 2, sentarse, levantar la mano e irse sin ningún tipo de responsabilidad. ¿Alguien cree que Rawson es Dubai?”, se preguntó.

“Hay gente que no tiene la responsabilidad de asumir el lugar donde está y que está teniendo una crisis existencial política, un capricho legislativo, donde toma como si fuera algo menor, no tienen ni idea de la dimensión de lo que están haciendo, ni del lugar donde están sentados, y realmente están faltando el respeto a la gente que los votó”, castigó Martínez Holley.

“Es muy bonito ser concejal de 8 a 2 de la tarde, de lunes a viernes, sacarse fotos, hablar en los medios, sacar títulos, pero a la hora de tener la responsabilidad de poner el cuero para sacar a Rawson adelante, son muy pocos. Es muy fácil solicitar que sea Dubai pero no acompañar. No los veo trabajando”, agregó.

Concejales o paredes

Para Martínez Holley, la actitud de Otero “es producto de haber activado un protocolo. Acá estoy concejal Otero y espero que diga delante de mí que yo mentí, porque si no es así tengo que pedir que se conforme una comisión para aclarar los hechos. Diga a todos que yo miento por lo ocurrido el 6 de junio, que las cámaras y los concejales a los que les dijo que tenía síntomas, mienten; porque la vergüenza que pasó la institución no tiene nombre”, dijo el presidente del cuerpo.

“Si a un año y medio de haber asumido no tenemos claro qué podemos hacer y sólo estamos para cobrar un sueldo, para ser funcionarios que no funcionan, para tener el privilegio de ocupar una banca pero no hablamos, ¿cuándo vamos a reconocer que no estamos siendo dignos del lugar donde estamos? ¿Para qué estamos en el Concejo Deliberante si no es para debatir, para qué queríamos ser concejales? No se puede hablar con una pared como quieren hacer algunos. Las paredes no pueden ser concejales”, concluyó Martínez Holley.

Las más leídas

30 JUN 2021 - 20:42

Ayer, como se esperaba, Otero no acompañó con su voto la venta de un macizo de Playa Unión, un proyecto impulsado por su propio bloque, que sin embargo fue aprobado con votos oficialistas y de la oposición. Pero durante la Hora de Preferencia casi todos los ediles se expresaron al respecto y el propio presidente de la casa, el radical Mauro Martínez Holley, solicitó que se conforme una comisión especial para evaluar la conducta de Otero, para que se aclaren los hechos del 6 de junio pasado durante la sesión que debió ser suspendida al activarse el protocolo por Covid.

El primero en referirse a la situación fue el concejal Sandro Fullone (Arriba Rawson), quien fustigó a la oposición asegurando que “viven en una burbuja” porque no entienden el contexto económico: “La Provincia está pidiendo 5 mil millones de pesos para pagar sueldos y aguinaldos y creemos que un municipio con los escasos recursos que tiene de las contribuciones de los vecinos puede solventar todos los gastos”, señaló.

“Lamento que Iris Otero no acompañe este proyecto y me molesta que además ella ponga en duda todas estas cuestiones. Nosotros no tenemos nada que esconder y si tiene sospechas que las haga públicas porque necesitamos saberlas y si no que vaya a la Justicia”, desafió.

Se sumó en esta línea la edil Norma Medina, quien aseguró que la oposición “siempre está poniendo obstáculos”. Según ella, “en el proyecto anterior se hizo una denuncia penal porque ponían en duda el honor de los funcionarios y de la gestión. Gracias a Dios la Justicia actuó muy rápido y se disiparon todas las dudas porque los funcionarios fueron considerados sin culpas. Pero ahora nuevamente ponen trabas. La concejala (Lorena) Marín se tiene que hacer cargo porque ha sido junto con la exintendenta Rossana Artero unas de las promotoras del desastre y estado de abandono en que se encontraba la ciudad”, disparó Medina.

Ante esas afirmaciones, salió en auxilio el edil del bloque de Chubut al Frente, Fernando Mondo, quien dijo estar “sorprendido” que tengan un conflicto con sus “aliados estratégicos”, en relación al PRO.

También se refirió a la postura de Otero el presidente Martínez Holley, quien remarcó que “todos critican pero nadie genera nuevas medidas para mejorar la situación de Rawson. Molesta y mucho porque ser concejal no es venir acá de 8 a 2, sentarse, levantar la mano e irse sin ningún tipo de responsabilidad. ¿Alguien cree que Rawson es Dubai?”, se preguntó.

“Hay gente que no tiene la responsabilidad de asumir el lugar donde está y que está teniendo una crisis existencial política, un capricho legislativo, donde toma como si fuera algo menor, no tienen ni idea de la dimensión de lo que están haciendo, ni del lugar donde están sentados, y realmente están faltando el respeto a la gente que los votó”, castigó Martínez Holley.

“Es muy bonito ser concejal de 8 a 2 de la tarde, de lunes a viernes, sacarse fotos, hablar en los medios, sacar títulos, pero a la hora de tener la responsabilidad de poner el cuero para sacar a Rawson adelante, son muy pocos. Es muy fácil solicitar que sea Dubai pero no acompañar. No los veo trabajando”, agregó.

Concejales o paredes

Para Martínez Holley, la actitud de Otero “es producto de haber activado un protocolo. Acá estoy concejal Otero y espero que diga delante de mí que yo mentí, porque si no es así tengo que pedir que se conforme una comisión para aclarar los hechos. Diga a todos que yo miento por lo ocurrido el 6 de junio, que las cámaras y los concejales a los que les dijo que tenía síntomas, mienten; porque la vergüenza que pasó la institución no tiene nombre”, dijo el presidente del cuerpo.

“Si a un año y medio de haber asumido no tenemos claro qué podemos hacer y sólo estamos para cobrar un sueldo, para ser funcionarios que no funcionan, para tener el privilegio de ocupar una banca pero no hablamos, ¿cuándo vamos a reconocer que no estamos siendo dignos del lugar donde estamos? ¿Para qué estamos en el Concejo Deliberante si no es para debatir, para qué queríamos ser concejales? No se puede hablar con una pared como quieren hacer algunos. Las paredes no pueden ser concejales”, concluyó Martínez Holley.


NOTICIAS RELACIONADAS