POLICIALES

Un joven peluquero de El Bolsón es el único imputado por la matanza de la yegua “Bonita”

La formulación provisoria de cargos contra el implicado fue “abigeato agravado en concurso ideal”, a lo que se le sumó “maltrato animal por la crueldad del acto”. La justicia sigue buscando al resto de los cómplices.

01/07/2021 18:08

1.240

Según se indicó desde los tribunales de San Carlos de Bariloche, un joven peluquero de El Bolsón, identificado como M.D.M., de 25 años, “tendrá que cumplir con dos meses de prisión preventiva en el marco de una investigación que lo tiene como único imputado por el delito de abigeato y maltrato animal”, en referencia a la salvaje matanza de la yegua “Bonita”, un hecho que tuvo un alto impacto de repudio en la sociedad.

En realidad, es el único de los coautores que logró ser identificado por los investigadores, aunque las pesquisas continúan y es posible que en las próximas horas haya más detenciones. Está acusado “por abigeato y maltrato animal” y hasta este mediodía permanecía alojado en la Comisaría 12°, a la espera de una tobillera electrónica que le permitirá permanecer en su domicilio hasta septiembre, plazo concedido para las indagaciones de rigor.

Puntualmente, la investigación que encabeza el fiscal Franciso Arrien lo señaló “por ser coautor de un aberrante hecho, cuando junto a otras personas robó una yegua, la faenó para vender su carne y registró cada momento en un video que se compartió en redes sociales”.

La audiencia de formulación de cargos fue este jueves ante el juez Juan Pablo Laurence y se remarcó que “entre las 15 y las 19 del 22 de junio, el grupo que integraba M.D.M., quien se desempeña como peluquero y barbero, robó la yegua de un predio baldío, lugar en el que fue dejada para pastar”. Desde allí, fue llevada al domicilio del joven donde, según las palabras del propio fiscal, “fue ultimada de forma cruenta”.

El informe de Arrien precisó “cortes con cuchillo en el lomo del animal y golpes en la cabeza para matarla, con la intención de faenarla para comercializar su carne”. En consecuencia, la formulación provisoria de cargos fue por “abigeato agravado en concurso ideal”, a lo que sumó “maltrato animal por la crueldad del acto”.

Entre las pruebas presentadas, aportó la denuncia de la propietaria del animal, el acta policial en el que se da cuenta sobre la identidad de los presuntos autores y las cámaras de seguridad que muestran el derrotero que siguieron desde el baldío hasta la casa de imputado.

De igual modo, Arrien se refirió “a los dos allanamientos desarrollados hasta el momento: en uno de ellos se secuestró un cuchillo y algunas prendas de vestir. En el segundo, en la casa del acusado, encontraron sogas, elementos cortantes y ropa con manchas de sangre. Allí también se encontró la cabeza de la yegua y una de las patas traseras”.

Tras su relato, el fiscal competente en El Bolsón solicitó “un plazo de cuatro meses para continuar con la investigación y una medida cautelar que consistió en el pedido de prisión preventiva”. En este punto, el defensor oficial, Marcos Ciciarello, pidió que la medida “podía ser cumplida de manera domiciliaria”.

Fue entonces que Arrien aceptó que M.D.M. “permanezca en un domicilio por los próximos dos meses”, al tiempo que advirtió que el requerimiento “busca que el acusado no entorpezca la investigación, ya que existe un antecedente de un audio en el que el hombre amenazó a un potencial testigo”. También tuvo en cuenta que los coautores no fueron encontrados y de esta manera no podría comunicarse con ellos. Finalmente, el juez Juan Pablo Laurence lo imputó por los cargos solicitados por el Ministerio Público Fiscal y determinó que el joven “permanezca bajo prisión domiciliaria, pero con monitoreo electrónico”.