PROVINCIA

La clave del día / Sin energía eléctrica no hay desarrollo

En esta misma página se puede leer sobre la inauguración de una línea de 132 KV que realizó la provincia de Santa Cruz, con una inversión de más de 20 millones de dólares, que le dará energía a dos grandes localidades del norte santacruceño, Pico Truncado y Caleta Olivia, esta última a apenas 60 kilómetros de Comodoro Rivadavia.

09/07/2021 02:00

494

El ejemplo de Santa Cruz inaugurando obras energéticas de envergadura, dándole valor agregado a la industria local, mejor calidad de vida a sus habitantes y certidumbre de cara al futuro a un sector clave de la economía como el el energético, no se replica de ninguna manera en Chubut, en donde todos los días se multiplican los pueblos sin luz, sin agua y sin cloacas, mientras buena parte de la clase política se embarca en discusiones que atrasan.

Inclusive, algunos que lo único que saben de energía es prender y apagar la llave de luz de sus casas, se animan a salir a cuestionar a quienes tratan de proyectar hacia el futuro, como lo es la Empresa Provincial de Energía y Recursos Hídricos que impulsan el Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia y la Fundación Patagonia Tercer Milenio. Hay que tener el coraje necesario para comprender y emprender la creación de una empresa de este tipo; no se puede seguir haciendo durante años lo mismo y quedarse sentado esperando un resultado diferente que satisfaga las necesidades de todos y cada uno de los habitantes a lo largo y ancho de Chubut.

No fueron pocos los actores políticos que tuvieron lugares de preponderancia en los distintos gobiernos –de también distintos signos ideológicos- y poco y nada han hecho para dotar del vital elemento eléctrico, como asimismo del agua, en las veinte localidades del interior profundo. Algunos de ellos ahora salen a criticar la idea de la creación de una empresa estatal que ponga en un plano a todos los habitantes por igual y así tener las mismas posibilidades y oportunidades que poseen las seis localidades más grandes de Chubut.

Bien por Santa Cruz que piensa en los santacruceños. Mal por Chubut por no generar los ámbitos para discutir en serio el futuro de la provincia.