DEPORTES

Lautaro Martínez, el heredero de la "9"

Heredar la titularidad como nueve en la Selección Argentina no era tarea fácil y eso se vio en los primeros partidos de Lautaro Martínez, que en la Copa América de Brasil hizo un camino de menor a mayor y se apoyó mucho en Lionel Messi, como hicieron otros delanteros en ciclos anteriores.

10/07/2021 23:30

412

El centrodelantero de Inter de Milán pasó tres encuentros (1-1 con Chile; 1-0 a Paraguay y Uruguay) sin festejos, pero sobre todo con malas decisiones cuando tuvo el arco enfrente, tras una temporada excelente en Europa.

Con Chile desperdició dos ocasiones claras, una de frente a Claudio Bravo, y el fantasma de la sombra de Sergio "Kun" Agüero desde el banco asomó fuertemente. Y la historia se repitió con Uruguay, rival ante el que falló solo, dentro del área chica y con Fernando Muslera vencido luego de un rebote corto.

En ese marco, y con una nueva actuación fallida frente a Paraguay, la ratificación de Lionel Scaloni pareció clave y Martínez respondió con los tan necesarios goles en tres partidos en fila: Bolivia (4-1), Ecuador (3-0) y Colombia (1-1). Eso lo elevó en la tabla personal de anotadores y lo dejó solamente debajo de Messi (4).

De perfil bajo, acostumbrado a moverse como segundo delantero en su club con el belga Romelu Lukaku, al igual que lo hizo en Racing con Lisandro López o Gustavo Bou, cambió su posición en la cancha y se transformó en el faro ofensivo.

Por eso no extraña verlo a veces retrasado, un poco más abajo y llegando de frente al arco rival y no tanto esperando el arribo de la pelota dentro de las líneas. Así pasó con Colombia cuando se apoyó en la asistencia de Messi y tocó suave a un costado, y también un yerro increíble minutos después con un defensor en la línea y sin David Ospina.

Lautaro se clavó una espina en 2018 cuando, ya bajo el radar de Inter, quedó afuera del Mundial de Rusia, a pesar de ser parte de algunos amistosos previos. En esa gira debutó contra España, en una goleada en contra de 6-1, y reemplazó a Gonzalo Higuaín a solamente 30 minutos del final.

Su ciclo con Jorge Sampaoli terminó mal y su ausencia se debió a una supuesta lesión que nunca se comprobó oficialmente. El camino iniciado un año antes en el Mundial Sub-20 no obtuvo su corolario en Rusia, donde Argentina llegó hasta octavos de final.

La tempranera eliminación derivó en la llegada de Scaloni, que era parte del cuerpo técnico del santafesino, y con él se abrió el camino para Martínez (convocado contra Irak y Brasil en partidos amistosos). Desde ese momento no paró de marcar goles, el primero frente a los iraquíes (2-0).

Tal vez, hasta ahora, el más importante lo hizo en La Paz contra Bolivia, por la Eliminatoria Sudamericana, que le permitió torcer una nueva derrota en la altura y finalizó con un triunfo por 2-1.

Además, en total lleva 14 gritos en 29 juegos, un promedio de uno cada dos partidos (0,48). Esos números llevan a la ilusión porque son similares a los de Lionel Messi (0,51) en 150 encuentros; Hernán Crespo (0,55) en 64; y por encima Sergio Agüero (0,43) en 97 y de Higuaín (0,41) en 75. El único lejano es Gabriel Batistuta (0,73) en 77.