SOCIEDAD

La Comarca Andina sigue “en modo vacaciones” y con aventuras esperando en cada rincón

Pura diversión. La cumbre del cerro Perito Moreno es visitada a diario por cientos de turistas.

2.053

Hoy, con los primeros rayos de sol sobre el cerro Piltriquitrón, los artesanos y productores comenzarán a armar sus puestos en la plaza Pagano a la espera de los turistas que en buen número están pasando unos días de descanso en la Comarca Andina.

“El Bolsón te abre las puertas del invierno, prepárate para vivir una experiencia inolvidable. Gracias al éxito de los protocolos implementados durante las temporadas pasadas, estamos listos para disfrutar de estas vacaciones. Los prestadores turísticos y comerciantes ponen en práctica todas las medidas de seguridad e higiene necesarias para hacer una ciudad segura durante su estadía”, aseguran desde la oficina de Turismo.

Ya con el retorno a clase en las provincias del Chubut y Río Negro, los atractivos cordilleranos quedan en exclusividad para los viajeros de otras zonas del país.

Rappel en el cerro Amigo; escalada en las cascadas de hielo; una cabalgata por la costa del río Azul; la curiosa formación rocosa de Cabeza del Indio y desde allí tomar un sendero atravesando espesos bosques de ciprés para llegar hasta la cascada Escondida y el Jardín Botánico, son parte de las actividades preparadas para disfrutar de una tarde en familia.

Ya tomando el auto, la propuesta es dirigirse al nuevo circuito pavimentado por Mallín Ahogado, en medio de un escenario natural donde sobresale en toda su inmensidad el cordón montañoso que limita con Chile.

Aparecen impactantes cascadas y el Museo de las Piedras Patagónicas, donde entre los “notables de piedras regionales”, destaca el “corazón de cuarzo, que marca el latir de la Patagonia desde hace 160 millones de años”. Se suman los 19 meteoritos, la pirámide andina y el taller propio de lapidación dedicado a los cristales de cuarzo, amatistas, jaspes, ágatas, celestinas, baritinas, thundereggs, obsidianas, ópalos, cornalinas, calcitas, fluoritas, olivinos, aragonitos o calcedonias (ideal para pasar una tarde entretenida con los chicos).

Por supuesto, también hay que dedicar una jornada para subir hasta El Bosque Tallado y conocer un parque temático con 61 esculturas monumentales sobre troncos extraídos de un incendio y creadas por artistas locales y de todo el mundo a 1500 msnm.

Cruzando el paralelo 42°, el valle de El Hoyo es sinónimo de “buen descanso escuchando el murmullo del río Epuyén y a los pies del cerro Pirque”. Por estos días, permanecen abiertas dos bodegas locales con sus viñedos, que invitan “a conocer el fascinante mundo del vino patagónico” con medallas internacionales por sus varietales merlot, pinot noir, chardonnay, riesling y gewrztraminer.

Están ubicadas a pocos metros del laberinto “Patagonia” (el más grande de Sudamérica), donde el desafío es sortear los intrincados y atrapantes caminitos compuestos por 2.100 cipreses para encontrar la salida. Si los hijos se quedaron con ganas de más aventuras, a la entrada de la localidad está el parque temático “Arcosauria”, con todos los animales de la Era del Hielo. También por allí están Puerto Patriada (lago Epuyén) y El Desemboque (lago Puelo), con la posibilidad de caminar por sus playas o simplemente contemplar la belleza natural sentado en la orilla.

Por su parte, en el Parque Nacional Lago Puelo se pueden hacer las excursiones lacustres costeras, alquilar un kayak para remar hasta La Playita o una cabalgata hasta los miradores del cerro Currumahuida.

Con nieve asegurada en el Plateau, el cerro Perito Moreno abre todos los días y “es el lugar ideal para aprender a esquiar o disfrutar en familia del culopatín”, aseguran. Esta temporada, hay una aerosilla que trepa hasta la cumbre, donde se inauguró una confitería con vistas de 360°. Hasta allí pueden llegar ahora los peatones. A la hora de divertirse, la oferta incluye también una caminata en raquetas por los bosques de lengas.#