POLICIALES

Massoni: “Hay jueces que viven en una nube de gas”

El ministro de Seguridad, Federico Massoni, advirtió que los dos presos peligrosos que se fugaron en Sarmiento “estaban en una comisaría, aunque tenemos un penal provincial con todas las condiciones de seguridad, y tenemos lugar para alojar a este tipo de delincuentes, condenados por delitos gravosos”.

29/07/2021 02:00

Federico Massoni, de Seguridad.

1.317

Sin embargo, una medida judicial por la pandemia “nos impidió completar ese cupo y nos han dicho que si queríamos ese número de detenidos en el IPP tenemos que duplicar la cantidad de efectivos y cocineros y no sé por qué”.

Dijo que la medida fue del juez Daniel Yangüela. “En el IPP tenemos cupo para 130 personas más”, dijo el ministro. Aseguró que el pedido del juez no figura en ninguna normativa. “En el IPP nunca tuvimos problemas y con esta resolución caprichosa, genera que tengamos condenados en comisarías”.

Massoni reveló que “estamos conversando con Mirta Moreno, la nueva jefa de los Jueces de Ejecución, para que brindemos más seguridad a la ciudadanía. Que delincuentes de delitos gravosos no estén en lugares que en cualquier momento se escapan”.

“Tenemos algunos cuántos jueces que están más preocupados en saber que le ocurre a aquel que puso en vilo la seguridad de nuestros ciudadanos y no en la paz social”, graficó. “Se despejaron tanto de la realidad social que viven en una nube de gas, están en otra realidad. Están cómodos porque son quienes imparten justicia y cuando le llegan los casos dicen voy a hacer esto o lo otro sin darse cuenta que sus decisiones perjudican a las víctimas”.

Massoni también habló del robo de ganado en el interior: “La Justicia no lo toma con la seriedad que conlleva. Son más de 500 animales, más de 3 millones y medio de pesos”.

Los detenidos son “la familia Tolosa, que ingresaron a la Comisaría de Paso de Indios, golpearon y atentaron contra la vida de efectivos”. Según Massoni, “la madre, el padre, el tío y el primo, cuando allanan estaban faenando doce animales de los robados, por lo que pedimos la detención, pero a la funcionaria de Fiscalía no le interesó”.

El dueño de los animales “hizo ya dos denuncias porque esta familia lo amenazando de muerte y la jefa de fiscales de Trelew, Silvia Pereyra, pidió la detención, pero no prosperó”.

Y sobre el asesinato de Maximiliano Curiqueo en Trelew, el ministro relató que “había una fiesta clandestina con menores y cuando llega el patrullero lo reciben a pedradas un grupo de jóvenes. Los persiguen y a tres cuadras demoran a uno. De la fiesta sale un chico al cual las pedradas le habían pegado a su vehículo y se genera una pelea, y muere apuñalado. Son menores y pregunto dónde están los padres”.