PROVINCIA

Marcha docente en las calles de Puerto Madryn

Movilizados. Hoy se desarrolla el segundo día de cese de actividades.

2.548

El primero de los dos días de paro de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut se vivió en Puerto Madryn con una marcha. Hubo gran convocatoria pero desnudó posiciones contrarias sobre las metodologías en la negociación entre la conducción de la Regional Noreste y otros sectores de educadoras.

Desde las 11 se acercó a plaza San Martín el personal educativo de las diferentes escuelas, con pancartas con denuncias salariales y de infraestructura. Se sumaron el Sindicato de la Salud Pública y los judiciales, para reclamaron la unidad de los estatales.

Carina Morello, secretaria general de la Regional Noreste de la ATECh, recordó que el conflicto lleva años. “El Gobierno no cumple y no queda otra alternativa de llevarnos a una medida de fuerza. Tenemos el sueldo congelado desde abril de 2020 y somos la única provincia sin aumentos”.

El gremio reclamó una reunión de mesa paritaria para discutir una recomposición en los haberes. Morello recordó que en las dos reuniones con Provincia “nos dijeron que no hay plata. Allí comenzamos con las medidas de fuerza; dicen que no queremos el diálogo y, por eso, vamos al paro pero no es real porque nos presentamos en todas las reuniones que nos convocan pero siempre dicen que no hay plata”.

La medida de fuerza no sólo fue por salarios sino por infraestructura. “Muchas escuelas no pudieron abrir a la presencialidad en las condiciones en que están. Además del tema del transporte que desde marzo de 2020 no lo pagan, además de las partidas presupuestarias que no alcanzan para la limpieza que dice el protocolo y decisiones unilaterales donde dicen que todos volvemos a la presencialidad y que se tomó la semana pasada”.

La gremialista cuestionó al ministro de Gobierno, José María Grazzini, que habló de “un paro de carácter caprichoso” y ratificó el descuento de los días para quienes adhieran.

Morello recordó que “hacemos un paro porque hace 20 meses tenemos los sueldos congelados y el diálogo que dicen tener es no tener plata. El gobierno tiene que sentar a los gremios estatales para llegar a un aumento salarial real y no un bono por 3 meses”. Morello reconoció que se observa de los docentes un deseo de sumarse y participar en la calle para exigir una salida económica. “La gente empezó a salir porque no puede más, nuestro sueldo está clavado y la inflación nos pasó por encima. Muchos docentes la están pasando muy mal porque son sostén de hogar y es su único ingreso. Hace cinco años estábamos dentro de los mejores sueldos y hoy estamos por debajo del sueldo de muchas provincias”.