PROVINCIA

La Clave del Día / Dos realidades

732

El INDEC dio a conocer ayer los datos sobre pobreza en todo el país para el primer semestre del año. Como era de esperar, en el marco de la situación de pandemia que ya lleva más de un año y medio los números no dejaron más que preocupación.

A nivel país el índice marcó un 40,6% de pobres, apenas unas décimas menos que el mismo período del año pasado. En el caso de Chubut, se mostró un panorama totalmente opuesto entre los dos aglomerados que se miden. Por un lado hubo un descenso significativo en los números para la zona sur, aunque la pobreza siguió avanzando en el Valle en relación a cómo había finalizado el 2020.

En los dos aglomerados urbanos más grandes de Chubut, Comodoro Rivadavia-Rada Tilly y Trelew-Rawson, hay casi 110 mil personas por debajo de la línea de pobreza. Los datos, sin embargo, marcan una tendencia disímil. Mientras en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly pasaron de tener 75.206 personas por debajo de la pobreza a 57.397 en el primer semestre de este año, la contracara fue el Valle: la tasa pasó de 32% a finales del año pasado a 35,3% ahora, lo que implica que de 46.688 personas en condición de pobreza que había en 2020 se pasó a 52.067 en este primer semestre.

Claro está que para Comodoro Rivadavia estos datos también están relacionados con una industria petrolera que se recuperó después de un 2020 muy complicado, incluso con precios del barril mucho más alentadores.

En cambio, en el Valle Inferior la recuperación económica tras los peores meses de la pandemia está costando en demasía. Fundamentalmente a partir de una actividad comercial que no repunta y una alta dependencia que sigue habiendo del Estado.