Trelew: asesino recapturado

Luis Currumil fue detenido tras obtener un permiso por el Día de la Madre el domingo y fugarse. Es la segunda vez que el homicida viola una prisión domiciliaria.

18 OCT 2021 - 20:36

La Policía detuvo ayer a la tarde a Luis Omar Currumil, que se había fugado del Instituto Penal Provincial el domingo cuando gozaba de salidas transitorias y había ido a festejar el Día de la Madre a un domicilio del barrio Los Pensamientos de Trelew.

El joven de 25 años, condenado por un homicidio cometido en diciembre de 2016 en el barrio San Miguel de Puerto Madryn cuando apuñaló a José Coloma de 31 años, estaba escondido en una casa de Chaco al 400 de Trelew.

Currumil, alias “Currito”, tuvo una pena de 8 años de prisión por parte de la jueza Stella Eizmendi en un juicio abreviado donde reconoció su culpabilidad y ya gozaba de salidas transitorias en el IPP, autorizadas por la magistrada Marcela Pérez Bogado.

Sin embargo, el homicida ya tenía un antecedente de haberse escapado tras violar una medida coercitiva. Fue cuando cumplía prisión preventiva tras ser imputado por el crimen que luego se lo condenó. En ese entonces, se quebró una pierna en una Comisaría de la ciudad del Golfo y se le otorgó prisión domiciliaria, la que burló. Cuando lo atraparon adujo que se había ido de ese lugar porque se había autoevacuado a raíz de las fuertes lluvias afectaron la casa. Fue en abril de 2017 meses antes de ser condenado. Además, Currumil tenía otra condena por robo y un largo expediente policial.

En Cadena Tiempo, el director de Seguridad de la Policía, Paulino Gómez, dejó entrever que el hombre escapó con la complicidad de un tercero: “Este muchacho salió transitoriamente porque tenía que afianzar lazos familiares, esos mismos lazos que la familia de la víctima tiene que afianzar en el cementerio”.

“El gabinete criminológico que estudiara los condenados y determina si merece salidas transitorias se ve que no conocen mucho el barrio ni a su familia, que es muy reñida con la sociedad”, explicó.

Luis Omar Currumil fue condenado por el asesinato cometido en diciembre de 2016 en el barrio San Miguel madrynense cuando apuñaló a Coloma. En el juicio reconoció su culpabilidad y fue sentenciado a ocho años de prisión en un juicio abreviado. La homologación de la sentencia estuvo a cargo de la jueza Stella Eizmendi.

Esa madrugada, personal fue alertado por gritos de una supuesta pelea. Al llegar al lugar, hallaron a la víctima tendida en el piso con múltiples heridas. Murió camino al Hospital.

El pasado 3 de septiembre, la jueza de ejecución penal Marcela Pérez Bogado dispuso las salidas transitorias de Currumil para los primeros y terceros domingos de cada mes de 9 a 19. La jueza le impuso pautas de conducta para los encuentros y dejó formalmente indicado que los traslados debían realizarlos personal policial.

El domingo 17 personal de la comisaría fue alertado que Currumil se había fugado del domicilio donde se encontraba. Y cuando fueron a buscarlo ya no estaba. En la mañana de ayer, la jueza Pérez Bogado –la misma que le había dado las salidas transitorias” dispuso la orden de captura. “Le caminaron la espalda. Como se dice en la jerga”, graficó el comisario general Paulino Gómez.

Fuga con domiciliaria

El 3 de abril de 2017, e juez Horacio Yangüela revocó el arresto domiciliario para Luis “Currito” Currumil, imputado por el homicidio de José Coloma. Currumil, por entonces de 20 años, se encontraba en arresto domiciliario. Se había quebrado la pierna en la comisaría. Pero cuando la Policía fue a controlar que esté cumpliendo la medida, constató que no estaba en su domicilio. Se hizo una audiencia y el fiscal Daniel Báez junto a la funcionaria Ivana Berazategui solicitó que se revoque la medida, por haberla incumplido.

La defensora dijo que no estaba en su casa porque se había autoevacuado. “No corresponde la revocación”, dijo, en cambio, la defensora jefa Gladys del Balzo, quien argumentó que en realidad no estaba en su domicilio porque “se autoevacuó por la lluvia. El lugar estaba absolutamente anegado, y por eso se trasladó de casa para poder guarecerse de las inclemencias del tiempo. Estaba sin comida”, afirmó la defensora.

El juez Horacio Yangüela no compartió los argumentos de la defensa y devolvió a Currumil a una celda. Currumil ha atravesado otros procesos “por lo que conoce como es”, indicó el magistrado informando sobre los antecedentes de aquel.

Yangüela aclaró que Currumil “había estado en domiciliaria por enfermedad” pero que “el hecho amerita que se revoque la detención domiciliaria y pase a cumplirse en un establecimiento carcelario”

El 7 de diciembre de 2017, Currumil, de 21 años, fue condenado mediante juicio abreviado a ocho años de prisión por el homicidio de Coloma, cometido el martes 27 de Diciembre del año pasado en el barrio San Miguel.

La jueza Stella Eizmendi homologó el juicio abreviado donde Currumil, patrocinado por la defensora jefa Gladys del Balzo, reconoció ser el autor del “homicidio simple”. La causa quedó firme y no pudo ser impugnada posteriormente.

Paulino Gómez: “Produce hartazgo”

El comisario general Paulino Gómez, director de Seguridad de la Policía del Chubut, habló de la situación en los centros de detención respecto de la conducta de los reos frente al sistema penal.

“Llevo años viendo fugas, retorno de presos borrachos, drogados, jamás vi una condena por el quebrantamiento o la evasión, nada de eso y otra vez a pedir permisos. El sistema funciona así, de a poco se carcome, los delincuentes con sus defensores comienzan a tallar, piden. No me dan, sigo, hasta que se produce un hartazgo que terminan dándole para que terminen con las notas de hábeas corpus, así funciona el sistema en las cárceles”, expresó.

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
18 OCT 2021 - 20:36

La Policía detuvo ayer a la tarde a Luis Omar Currumil, que se había fugado del Instituto Penal Provincial el domingo cuando gozaba de salidas transitorias y había ido a festejar el Día de la Madre a un domicilio del barrio Los Pensamientos de Trelew.

El joven de 25 años, condenado por un homicidio cometido en diciembre de 2016 en el barrio San Miguel de Puerto Madryn cuando apuñaló a José Coloma de 31 años, estaba escondido en una casa de Chaco al 400 de Trelew.

Currumil, alias “Currito”, tuvo una pena de 8 años de prisión por parte de la jueza Stella Eizmendi en un juicio abreviado donde reconoció su culpabilidad y ya gozaba de salidas transitorias en el IPP, autorizadas por la magistrada Marcela Pérez Bogado.

Sin embargo, el homicida ya tenía un antecedente de haberse escapado tras violar una medida coercitiva. Fue cuando cumplía prisión preventiva tras ser imputado por el crimen que luego se lo condenó. En ese entonces, se quebró una pierna en una Comisaría de la ciudad del Golfo y se le otorgó prisión domiciliaria, la que burló. Cuando lo atraparon adujo que se había ido de ese lugar porque se había autoevacuado a raíz de las fuertes lluvias afectaron la casa. Fue en abril de 2017 meses antes de ser condenado. Además, Currumil tenía otra condena por robo y un largo expediente policial.

En Cadena Tiempo, el director de Seguridad de la Policía, Paulino Gómez, dejó entrever que el hombre escapó con la complicidad de un tercero: “Este muchacho salió transitoriamente porque tenía que afianzar lazos familiares, esos mismos lazos que la familia de la víctima tiene que afianzar en el cementerio”.

“El gabinete criminológico que estudiara los condenados y determina si merece salidas transitorias se ve que no conocen mucho el barrio ni a su familia, que es muy reñida con la sociedad”, explicó.

Luis Omar Currumil fue condenado por el asesinato cometido en diciembre de 2016 en el barrio San Miguel madrynense cuando apuñaló a Coloma. En el juicio reconoció su culpabilidad y fue sentenciado a ocho años de prisión en un juicio abreviado. La homologación de la sentencia estuvo a cargo de la jueza Stella Eizmendi.

Esa madrugada, personal fue alertado por gritos de una supuesta pelea. Al llegar al lugar, hallaron a la víctima tendida en el piso con múltiples heridas. Murió camino al Hospital.

El pasado 3 de septiembre, la jueza de ejecución penal Marcela Pérez Bogado dispuso las salidas transitorias de Currumil para los primeros y terceros domingos de cada mes de 9 a 19. La jueza le impuso pautas de conducta para los encuentros y dejó formalmente indicado que los traslados debían realizarlos personal policial.

El domingo 17 personal de la comisaría fue alertado que Currumil se había fugado del domicilio donde se encontraba. Y cuando fueron a buscarlo ya no estaba. En la mañana de ayer, la jueza Pérez Bogado –la misma que le había dado las salidas transitorias” dispuso la orden de captura. “Le caminaron la espalda. Como se dice en la jerga”, graficó el comisario general Paulino Gómez.

Fuga con domiciliaria

El 3 de abril de 2017, e juez Horacio Yangüela revocó el arresto domiciliario para Luis “Currito” Currumil, imputado por el homicidio de José Coloma. Currumil, por entonces de 20 años, se encontraba en arresto domiciliario. Se había quebrado la pierna en la comisaría. Pero cuando la Policía fue a controlar que esté cumpliendo la medida, constató que no estaba en su domicilio. Se hizo una audiencia y el fiscal Daniel Báez junto a la funcionaria Ivana Berazategui solicitó que se revoque la medida, por haberla incumplido.

La defensora dijo que no estaba en su casa porque se había autoevacuado. “No corresponde la revocación”, dijo, en cambio, la defensora jefa Gladys del Balzo, quien argumentó que en realidad no estaba en su domicilio porque “se autoevacuó por la lluvia. El lugar estaba absolutamente anegado, y por eso se trasladó de casa para poder guarecerse de las inclemencias del tiempo. Estaba sin comida”, afirmó la defensora.

El juez Horacio Yangüela no compartió los argumentos de la defensa y devolvió a Currumil a una celda. Currumil ha atravesado otros procesos “por lo que conoce como es”, indicó el magistrado informando sobre los antecedentes de aquel.

Yangüela aclaró que Currumil “había estado en domiciliaria por enfermedad” pero que “el hecho amerita que se revoque la detención domiciliaria y pase a cumplirse en un establecimiento carcelario”

El 7 de diciembre de 2017, Currumil, de 21 años, fue condenado mediante juicio abreviado a ocho años de prisión por el homicidio de Coloma, cometido el martes 27 de Diciembre del año pasado en el barrio San Miguel.

La jueza Stella Eizmendi homologó el juicio abreviado donde Currumil, patrocinado por la defensora jefa Gladys del Balzo, reconoció ser el autor del “homicidio simple”. La causa quedó firme y no pudo ser impugnada posteriormente.

Paulino Gómez: “Produce hartazgo”

El comisario general Paulino Gómez, director de Seguridad de la Policía del Chubut, habló de la situación en los centros de detención respecto de la conducta de los reos frente al sistema penal.

“Llevo años viendo fugas, retorno de presos borrachos, drogados, jamás vi una condena por el quebrantamiento o la evasión, nada de eso y otra vez a pedir permisos. El sistema funciona así, de a poco se carcome, los delincuentes con sus defensores comienzan a tallar, piden. No me dan, sigo, hasta que se produce un hartazgo que terminan dándole para que terminen con las notas de hábeas corpus, así funciona el sistema en las cárceles”, expresó.


NOTICIAS RELACIONADAS