Controlaron el incendio que destruyó 140 viviendas en la Isla de Chiloé

Finalmente quedó controlado el mega incendio que destruyó 140 viviendas y dejó más de 500 personas damnificadas (entre ellas 15 bomberos lesionados), en la ciudad de Castro, la capital de la Isla de Chiloé.

11 DIC 2021 - 12:58

“Estamos en remoción de escombros y extinción de focos menores, dado que ya durante la noche afortunadamente fue posible contener el incendio y cercar el fuego”, dijo uno de los jefes del operativo tras reunirse con autoridades locales. Además, se evacuaron más de 340 vecinos de los barrios altos de la población Camilo Henríquez.

“La emergencia de las familias es hoy, pero su necesidad de apoyo será a mediano y largo plazo. Queremos contribuir con nuestro ‘grano de arena’ y acompañar por medio de la parroquia y sus organizaciones locales para que las familias se puedan ir levantando en medio de las cenizas”, indicaron desde Cáritas Chile en el comunicado. Por su lado, el gobierno anunció la entrega de bonos para las familias afectadas, a lo que se agregarán viviendas de emergencia y suspensión del pago de los servicios básicos.

A criterio de los expertos, es el incendio “más grande desde los años ‘60”. Según lo reconstruido hasta el momento, el fuego comenzó el jueves en un área boscosa aledaña de 1.5 hectáreas, que enseguida se extendió a zonas urbanizadas. “Se va a investigar sobre una presunta intencionalidad o la eventual intervención de terceros”, adelantó el fiscal Fernando Metzner, quien precisó que “se instruyó la concurrencia del Laboratorio de Criminalística de Carabineros de Puerto Montt. Esto, para indagar respecto al origen de este incendio”.

Larga historia de catástrofes

“Desde su fundación en 1567, la capital chilota ha soportado terremotos, saqueos y siniestros de toda índole”, recordaron al graficar que “el incendio de Castro es una catástrofe casi tan terrible como un maremoto o un bombardeo”.

En detalle, Castro “vivió el terremoto de 1575; el ataque de corsarios holandeses en 1600 (al mando de Baltasar de Cordes) y posteriormente otro saqueo en 1643, esta vez al mando de Enrique Brouwer, hecho que obligó a los ciudadanos a huir a los campos”.

Luego, “en septiembre de 1768, un rayo cayó sobre la torre de la iglesia jesuita de Castro, quemando parcialmente el templo. En su “Descripción historial de Chiloé”, el fray Pedro González de Agüeros acotó que “en el año 1772, acaeció el incendio de la parroquia”, mientras que en 1786 y 1787 “sendos terremotos y siniestros prosiguen la secuela destructiva en Chiloé”.

Pero una de las peores catástrofes de la ciudad fue el incendio del 4 de marzo de 1936, cuando se quemaron 300 casas. Un mito popular dio cuenta que “antes de ocurrir, un animal (posiblemente un lobo de mar), se paseó por las calles centrales de la ciudad de Castro, hecho interpretado por algunos vecinos como la aproximación de una tragedia. Aquel fuego arrasó con los edificios comerciales y las casas chilotas construidas en madera.

Fernando Bonansea/ Especial para Jornada.

Las más leídas

11 DIC 2021 - 12:58

“Estamos en remoción de escombros y extinción de focos menores, dado que ya durante la noche afortunadamente fue posible contener el incendio y cercar el fuego”, dijo uno de los jefes del operativo tras reunirse con autoridades locales. Además, se evacuaron más de 340 vecinos de los barrios altos de la población Camilo Henríquez.

“La emergencia de las familias es hoy, pero su necesidad de apoyo será a mediano y largo plazo. Queremos contribuir con nuestro ‘grano de arena’ y acompañar por medio de la parroquia y sus organizaciones locales para que las familias se puedan ir levantando en medio de las cenizas”, indicaron desde Cáritas Chile en el comunicado. Por su lado, el gobierno anunció la entrega de bonos para las familias afectadas, a lo que se agregarán viviendas de emergencia y suspensión del pago de los servicios básicos.

A criterio de los expertos, es el incendio “más grande desde los años ‘60”. Según lo reconstruido hasta el momento, el fuego comenzó el jueves en un área boscosa aledaña de 1.5 hectáreas, que enseguida se extendió a zonas urbanizadas. “Se va a investigar sobre una presunta intencionalidad o la eventual intervención de terceros”, adelantó el fiscal Fernando Metzner, quien precisó que “se instruyó la concurrencia del Laboratorio de Criminalística de Carabineros de Puerto Montt. Esto, para indagar respecto al origen de este incendio”.

Larga historia de catástrofes

“Desde su fundación en 1567, la capital chilota ha soportado terremotos, saqueos y siniestros de toda índole”, recordaron al graficar que “el incendio de Castro es una catástrofe casi tan terrible como un maremoto o un bombardeo”.

En detalle, Castro “vivió el terremoto de 1575; el ataque de corsarios holandeses en 1600 (al mando de Baltasar de Cordes) y posteriormente otro saqueo en 1643, esta vez al mando de Enrique Brouwer, hecho que obligó a los ciudadanos a huir a los campos”.

Luego, “en septiembre de 1768, un rayo cayó sobre la torre de la iglesia jesuita de Castro, quemando parcialmente el templo. En su “Descripción historial de Chiloé”, el fray Pedro González de Agüeros acotó que “en el año 1772, acaeció el incendio de la parroquia”, mientras que en 1786 y 1787 “sendos terremotos y siniestros prosiguen la secuela destructiva en Chiloé”.

Pero una de las peores catástrofes de la ciudad fue el incendio del 4 de marzo de 1936, cuando se quemaron 300 casas. Un mito popular dio cuenta que “antes de ocurrir, un animal (posiblemente un lobo de mar), se paseó por las calles centrales de la ciudad de Castro, hecho interpretado por algunos vecinos como la aproximación de una tragedia. Aquel fuego arrasó con los edificios comerciales y las casas chilotas construidas en madera.

Fernando Bonansea/ Especial para Jornada.


NOTICIAS RELACIONADAS