Quejas por los pocos recursos con los que deben trabajar los empleados de Servicios Públicos en la Comarca Andina

Falta de personal, de equipos y recursos económicos

Los trabajadores de Servicios Públicos cortando árboles para poder reponer la luz.
07 ENE 2022 - 16:35

En las últimas horas, trabajadores de la Delegación Noroeste de la Dirección General de Servicios Públicos de Chubut volvieron a cumplir tareas en el restablecimiento del servicio eléctrico en la zona de la Comarca Andina en condiciones deplorables. Los constantes cortes del servicio debido al contacto de las líneas eléctricas con árboles que no se podan, pusieron otra vez a los trabajadores a intentar reponer la luz para los vecinos casi sin equipamiento adecuado, vestimenta, vehículos y hasta combustible.

A comienzos de esta semana, el delegado de la DGSPA en el Noroeste, Mauro Palma, había hecho un fuerte reclamo por una crisis que ya lleva una década sin inversiones adecuadas para que los trabajadores puedan cumplir con sus obligaciones.

“No se trata de seguir firmando convenios, sacarse fotos y sarasa con la lapicera, porque después no aparece la plata, las obras o los vehículos. Es tan grande la demanda de recursos, de materiales y de gente, tan grande la gravedad de la situación del sistema que –ojalá me equivoque-, el incendio del año pasado puede ser un poroto en comparación con lo que puede ocurrir en la región durante el verano caluroso que se viene”, alerto Palma hace pocos días, sin que ninguna autoridad del Ministerio de Infraestructura, Energía y Planificación, que conduce Gustavo Aguilera, saliera a responder o explicar los dichos del responsable de la Delegación.

A comienzos de semana, los trabajadores de Servicios Públicos logaron desbaratar al menos seis focos de incendio causados por las ramas de árboles que ni los municipios ni la Provincia poda, que generan cortocircuitos, cortes de luz y en el peor de los casos, incendios de gravedad, como los ocurridos en marzo del año pasado.

El problema no sólo es material sino de recurso humano, ya que falta gente para sumar al servicio, sobre todo en una época en la que el Covid ha dejado fuera de sus puestos a muchos trabajadores que no cuentan con indumentaria ni elementos de salubridad adecuados para realizar su trabajo.

La precariedad hizo que en las últimas horas, los trabajadores que comenzaron a levantar el servicio que se había cortado en varios lugares de la Comarca, tuvieran que apelar a la colaboración de las comisarías de las distintas localidades, para ir avisando que se energizaban distintos sectores y así evitar que hubiera accidentes con vecinos en los distintos tendidos.

Eso, indicaron los trabajadores, se debe a que no cuentan hace tiempo con equipos de comunicación adecuados para poder realizar estas tareas intercomunicados entre sí, para evitar accidentes con los trabajadores de las líneas o los vecinos.

Según dicen los trabajadores, muchos de los pedidos de compras de distintos elementos esenciales para cumplir sus tareas duermen en distintas dependencias del ministerio que conduce Aguilera.

Las más leídas

Los trabajadores de Servicios Públicos cortando árboles para poder reponer la luz.
07 ENE 2022 - 16:35

En las últimas horas, trabajadores de la Delegación Noroeste de la Dirección General de Servicios Públicos de Chubut volvieron a cumplir tareas en el restablecimiento del servicio eléctrico en la zona de la Comarca Andina en condiciones deplorables. Los constantes cortes del servicio debido al contacto de las líneas eléctricas con árboles que no se podan, pusieron otra vez a los trabajadores a intentar reponer la luz para los vecinos casi sin equipamiento adecuado, vestimenta, vehículos y hasta combustible.

A comienzos de esta semana, el delegado de la DGSPA en el Noroeste, Mauro Palma, había hecho un fuerte reclamo por una crisis que ya lleva una década sin inversiones adecuadas para que los trabajadores puedan cumplir con sus obligaciones.

“No se trata de seguir firmando convenios, sacarse fotos y sarasa con la lapicera, porque después no aparece la plata, las obras o los vehículos. Es tan grande la demanda de recursos, de materiales y de gente, tan grande la gravedad de la situación del sistema que –ojalá me equivoque-, el incendio del año pasado puede ser un poroto en comparación con lo que puede ocurrir en la región durante el verano caluroso que se viene”, alerto Palma hace pocos días, sin que ninguna autoridad del Ministerio de Infraestructura, Energía y Planificación, que conduce Gustavo Aguilera, saliera a responder o explicar los dichos del responsable de la Delegación.

A comienzos de semana, los trabajadores de Servicios Públicos logaron desbaratar al menos seis focos de incendio causados por las ramas de árboles que ni los municipios ni la Provincia poda, que generan cortocircuitos, cortes de luz y en el peor de los casos, incendios de gravedad, como los ocurridos en marzo del año pasado.

El problema no sólo es material sino de recurso humano, ya que falta gente para sumar al servicio, sobre todo en una época en la que el Covid ha dejado fuera de sus puestos a muchos trabajadores que no cuentan con indumentaria ni elementos de salubridad adecuados para realizar su trabajo.

La precariedad hizo que en las últimas horas, los trabajadores que comenzaron a levantar el servicio que se había cortado en varios lugares de la Comarca, tuvieran que apelar a la colaboración de las comisarías de las distintas localidades, para ir avisando que se energizaban distintos sectores y así evitar que hubiera accidentes con vecinos en los distintos tendidos.

Eso, indicaron los trabajadores, se debe a que no cuentan hace tiempo con equipos de comunicación adecuados para poder realizar estas tareas intercomunicados entre sí, para evitar accidentes con los trabajadores de las líneas o los vecinos.

Según dicen los trabajadores, muchos de los pedidos de compras de distintos elementos esenciales para cumplir sus tareas duermen en distintas dependencias del ministerio que conduce Aguilera.


NOTICIAS RELACIONADAS