SOCIEDAD

Un sabotaje dejó sin celulares ni internet a Trelew, Rawson y Madryn

Un grupo desconocidos provocó al menos dos roturas en la fibra óptica de Telefónica entre Trelew y Madryn y el servicio se interrumpió durante más de 30 horas. Sospechan de militantes de la UOCRA, en conflicto con la empresa. El Gobierno provincial se presentó en la Justicia Federal, que investiga el hecho, que impidió el funcionamiento de bancos, comercios y hasta del Aeropuerto, que se quedó sin vuelos.

02/02/2012 18:15

3.439

Un sabotaje
sobre la red de fibra óptica de la empresa Teléfónica ocurrido este miércoles
por la noche dejó sin telefonía celular ni Internet a las ciudades de Trelew,
Puerto Madryn y Rawson, además de varias localidades del Valle inferior del río
Chubut.



El hecho,
de una gravedad inusitada, provocó serios trastornos durante casi todo el
jueves, ya que la interrupción de esos dos servicios esenciales causó, además,
la imposibilidad de hacer llamadas de larga distancia; operar en cajeros
automáticos y bancos; y pagar o cobrar con tarjetas de débito y crédito, entre
otras.



También
hubo un efecto inesperado: se suspendieron los vuelos en el Aeropuerto de
Trelew debido a que esta aeroestación depende de un sistema de organización de
vuelos que funciona desde Comodoro Rivadavia, a través de un servicio de
Telefónica.



El único
servicio que funcionó con relativa normalidad fue el de la telefonía
domiciliaria. En tanto que el servicio celular de Claro también funcionó, pero
sólo entre usuarios de esa empresa.



El grave
hecho se enmarca en la disputa que desde hace varios días mantiene el sindicato
de la UOCRA con
la firma Telefónica, por un confuso reclamo de puestos de trabajo del gremio de
la construcción a una empresa ajena a ese rubro.



Este
jueves, todas las miradas apuntaban a militantes de la UOCRA, que volvieron a
manifestarse frente a la sede de Telefónica en la calle Roca de Trelew. Es que
la mayoría de los ciudadanos afectados –se estima que más de 200 mil personas
quedaron incomunicadas y aisladas telefónicamente- sospecha que sabotaje tiene
que ver con esta puja.



Dirigentes
del gremio, en cambio, rechazaron estas acusaciones y desviaron la atención
hacia un presunto “autoatentado” de la empresa. Pero no pudieron explicar por
qué impidieron que las cuadrillas de Telefónica salieran del edificio de la
empresa para reparar el inconveniente.



La dos
roturas que causaron semejante inconveniente fueron localizadas a la vera de la
ruta 3, entre Trelew y Puerto Madryn, y causaron una intervención del Gobierno
provincial: “Lo que han hecho es muy grave”, dijo desde Buenos Aires el
gobernador Martín Buzzi, quien ordenó la inmediata reparación del sistema
averiado y le pidió al fiscal de Estado, Blas Meza Evans, que se constituya
como querellante ante el Juzgado Federal de Rawson, comandado por el juez Hugo
Sastre.



La
intervención de la Justicia
federal se debe a que, precisamente, el atentado contra este tipo de redes
constituye un delito federal. “Está claro que con este sabotaje se ha querido
generar una sensación de caos y de zozobra en la gente”, señaló el gobernador.



Este
jueves, entrada la noche, el servicio se fue normalizando paulatinamente. En
las tres ciudades, lo que primó fue el sentimiento generalizado de indignación.
Y el pedido de una rápida aclaración de los hechos, que permita detectar y
castigar como corresponde a los responsables.