POLICIALES

Fuertes críticas de la Casa de la Mujer al fallo de la jueza Rodríguez


"¿Qué le pasaría a la jueza si la obligamos a que le practique sexo oral a cualquier transeúnte?". Casa de la Mujer pidió que la jueza se ponga en el lugar de la menor, y que no se sigan fomentando estereotipos. "No podemos hacer responsable a una niña de 13 años que venga un tipo cualquiera y la obligue bajo amenazas a practicarle sexo oral", sostuvieron.
13/07/2012 02:00

Mariana Martín, en representación de Casa de la Mujer, sostuvo que los argumentos del fallo son terribles.

3.396

En diálogo con Jornada, Mariana Martín, parte del equipo de trabajo de la Casa de las Mujeres de Puerto Madryn, destacó la indignación y el horror que provocó la noticia en el grupo de mujeres que trabajan a diario en la comunidad de Puerto Madryn.

"En un primer momento nos horrorizamos, tenemos la información que pudimos obtener de la nota del diario, y de los argumentos que pudimos rescatar todos nos parecieron terribles en relación a la posición en que quedan las mujeres y las niñas, todas expuestas a que esta serie de abusos se sigan produciendo y no se ejerza ningún tipo de protección ni justicia con las niñas y los niños en este tipo de casos", sostuvo.

Poco comprensibles


Al respecto esgrimieron sus fundamentos, y destacaron dos puntos que les parecieron alevosos y poco comprensibles. "La jueza dice en el argumento que no lo considera gravemente ultrajante porque un par de cachetadas o palmaditas en la mejilla no significa un gesto de violencia directa ejercida como para obligarla a la niña a que le haga sexo oral al sujeto, y ante eso como mujeres nos preguntamos ¿qué le pasaría a la jueza si le damos unas palmaditas a ella y la obligamos a que le practique sexo oral a cualquier transeúnte?", subrayó enfáticamente Mariana, quien no sale de su asombro.

"Otro argumento terrible es el que decía que esta niña se encontraba en una situación de vulnerabilidad y desamparo materno, y bajo esto las mujeres somos nuevamente responsables de todo lo que le suceda a nuestros niños y niñas, la culpa la tienen las mujeres sólo por el hecho de serlo, por un lado nos parece que ratifica el rol que tenemos socialmente asignado en la sociedad, que somos mujeres, vulnerables, frágiles, tiernas lloronas, y nuestro cuerpo es propiedad del varón", pero por otro lado sostienen que esta cuestión es responsabilidad del Estado que no garantiza el pleno derecho a los ciudadanos en general, y con este tipo de acciones desde la Justicia se refuerzan los estereotipos de violencia en torno al rol de la "mujer vulnerable".

¿Mayor o menor?


En otro de sus argumentos, el fallo hace mención a la edad de la niña "al referirse a la edad justifica e intenta decir que la menor sabía claramente lo que estaba haciendo, eso nos parece terrible, porque bajo ningún punto de vista podemos hacer responsable a una niña de 13 años de que venga un tipo cualquiera y la obligue bajo amenazas a practicarle sexo oral; el tipo debe ser sentenciado, y no por abuso simple", sostuvo Mariana, en nombre de sus compañeras y compañeros de la Casa de la Mujer.

A lo largo de la vida podés no haber expresado nunca, a nadie ni siquiera de confianza que sufriste una situación de abuso, "por eso sensibilizar y poner en debate el tema es esencial para que en situaciones como estas tengamos las herramientas necesarias; este fallo nos lo muestra claramente, ¿por qué una persona obliga a una niña a realizarle sexo oral y no es considerado grave?, por eso lo que nos interesa es que del tema se hable, se ponga sobre la mesa, que se eduque y no que se sigan reproduciendo estereotipos", enfatizó Mariana, quien además sostuvo la necesidad de brindar apoyo para este tipo de situaciones, "es terrible que la justicia no haga nada al respecto, porque es determinante para el desarrollo de la vida, y un abuso es traumático, por eso es necesario trabajar en ese tema, que es un tema serio el cual no puede ser tratado con liviandad", concluyó.#