DEPORTES

Liga del Valle: nocaut al árbitro

Fue ayer por la agresión del arquero del “Tricolor” Alan Del Río al árbitro del encuentro Miguel Montero cuando el juez le mostró la segunda amarilla, tras la apertura del marcador del conjunto local, a los 33 minutos de la primera parte.

06/10/2013 02:00

2.564

Ayer, en el encuentro entre Los Aromos - Alumni de la quinta fecha del torneo Clausura de la Liga de Fútbol Valle del Chubut, que había sido postergado el fin de semana pasado por las condiciones climáticas, se produjo otro hecho lamentable y repudiable por donde se lo analice, que terminó con la agresión por parte del arquero Alan Del Río al árbitro del partido Miguel Montero.

El incidente se produjo tras la apertura del marcador del equipo local, conseguida por Villarruel, a los 33 minutos de la etapa inicial. Del Río salió disparo hacia el asistente Guillermo Ulloa reclamándole la posición adelantada del delantero de Los Aromos. El reclamo fue desmedido y como Montero, minutos atrás le había mostrado el cartón amarillo, correspondía la segunda amonestación y luego la roja. Cuestión que se concretó a medias, ya que el colegiado le sacó la segunda amarilla pero nunca pudo mostrarle la roja porque el arquero lo anticipó con un golpe en la cara que lo dejó conmovido.

Montero rápidamente fue asistido por sus colaboradores y los integrantes de los dos equipos ante el asombro de propios y extraños por la reacción del uno portuario que lo acompañaron hasta el vestuario donde decretó la suspensión del partido.

Luego de que pasen varios minutos y se calmen los ánimos, el juez fue retirado en una ambulancia del hospital zonal de Trelew para ser observado y luego iba a radicar la denuncia por lo ocurrido.

“Es vergonzoso”

Obviamente el hecho causó muchas repercusiones entre los presentes y seguramente tendrá sus ecos el próximo martes en la reunión liguista. El primero en hablar con Jornada fue el entrenador de Alumni Alberto Lazarte que dijo sobre el final abrupto que “estas cosas no pueden ocurrir. Es vergonzoso lo hecho por mi jugador. Nada justifica la reacción”. Pero más adelante señaló: “Convengamos que unos minutos antes me acerco al línea para decirle que se le estaba escapando de las manos el partido. Después la pasó mal cuando insulta a un jugador y lo escuchó todo el mundo. Hasta el técnico rival que también lo reconoció porque lo escuchó. Esas cosas exasperan a cualquiera; no justifica la agresión porque eso no lo tolero y debe ser repudiado totalmente pero también tiene que cambiar el nivel de arbitraje que es muy pobre. Están pesados físicamente, no leen ni el reglamento, es un desastre.”

Bajar un cambio

Por su parte el director técnico de Los Aromos Gustavo Mamedt reconoció que el final “nos sorprendió a todos. Una reacción del arquero rival. No esperábamos este desenlace. Es una lástima porque los chicos entrenan toda la semana esperando este partido y haber jugado nada más que media hora dolió un poco pero no podemos hacer nada. Hoy está generalizada en el fútbol la violencia, vamos a tener que tratar de bajar un cambio todos, desde nosotros, jugadores, dirigentes, la gente que viene a ver los partidos.” Luego manifestó que “el árbitro estaba llevando bien el partido. En un momento era bastante vehemente cuando se dirigía a los jugadores por eso siempre le digo a los chicos que tratemos de jugar, los árbitros se equivocan para los dos. Por algo no tenemos ningún expulsado en cinco partidos.”

El presidente de la AChA

Por último, el presidente de la AChA (Asociación Chubutense de Árbitros) José Sosa, que estaba en la cancha y observó todo los incidentes, confirmó que iban a realizar una denuncia policial y llevar al árbitro para que lo revisen para ver “si tiene alguna fisura, un desgarro. Está muy dolorido en el cuello. Decí que lo agarró bien parado sino lo mata porque tiene más de cien kilos el tipo que le pegó”. Ante la pregunta si tomarían alguna medida desde la AChA, manifestó que “lo vamos a charlar con la Liga el martes, de acuerdo a los informes que haga el árbitro y yo como presidente.”