#Aguas Vivas
Los vecinos que durante el fin de semana se acercaron hasta las playas madrynenses se encontraron la presencia de una importante cantidad de aguas vivas (medusas) de gran tamaño, lo que generó inquietud y preocupación aunque rápidamente se aclaró que no traen consecuencias a los bañistas pese a que en sus brazos cuentan con un elemento que provoca un leve ardor.
Aparecieron en gran cantidad y de gran tamaño durante el fin de semana. Fue el fuerte viento que las trajo hacia la costa. Los científicos aclararon que tocarlas puede causar ardor pero nada de importancia.