#brigadistas
Hay alto índice de riesgo de incendios en la Cordillera.
Brigadistas del noroeste del Chubut, nucleados en ATE, se movilizaron ayer sobre la ruta nacional 40, en El Hoyo, para reclamar “por el cumplimiento de las paritarias, que nos paguen los aumentos acordados por la cláusula gatillo homologada y los sueldos en tiempo y forma”, según graficó el delegado Pablo Aravena.
Brigadistas del noroeste del Chubut, nucleados en ATE, se movilizaron ayer sobre la ruta nacional 40, a la altura del puente Salamín, en El Hoyo, para reclamar por el cumplimiento de las paritarias.
ATE Esquel lo inició ayer y advirtió que no trabajarán hasta el domingo. Es por el incumplimiento de los acuerdos paritarios y también exigen el sueldo de diciembre.
La medida incluye a quienes trabajan en Esquel, Trevelin, Corcovado y Río Pico, en alerta por las altas temperaturas.
Un incendio forestal de proporciones se desató ayer por la tarde, pasadas las 14.30, en un bosque de pinos y vegetación nativa del paraje El Pedregoso, ejido de Epuyén, en medio de una jornada con casi 30 grados de temperatura y ráfagas de viento superiores a los 60 kilómetros por hora.
Agentes del Servicio Provincial de Manejo del Fuego, dependiente de la Secretaría de Bosques del Chubut, que conduce el ingeniero Rodrigo Roveta, contuvo el avance del incendio en proximidades de Arroyo Pescado.
El intendente de El Hoyo, Pol Huisman, destacó el trabajo de los combatientes chubutenses y de otros organismos.
Un operativo conjunto de distintas brigadas del noroeste chubutense permitió durante la tarde del miércoles contener un incendio forestal que se estaba desarrollando en el campo del poblador “Chindo” Cárdenas, en la zona alta del paraje Rincón de Lobos, ejido de El Hoyo.
Un operativo rápido y eficiente permitió anoche contener un incendio forestal desatado en el paraje Rincón de Matus, zona alta de El Pedregoso, ejido de Epuyén, a pocos metros de la ruta nacional 40.
A pesar del calor y el viento, los brigadistas lograron frenar el avance del fuego en los siniestros que se registraban en Epuyén y El Maitén.
Más de 150 brigadistas se encuentran afectados al operativo desde esta mañana. En El Maitén trabajan con máquinas viales para frenar el avance del fuego.
El calor y el viento hicieron que el fuego cobre fuerza. Cortan ruta para facilitar la intervención de los organismos que trabajan en el siniestro. Además, hay otro foco en El Maitén.
En su mayor parte afectaron monte achaparrado e intentan detener su avance hacia el paraje Vuelta del Río. En Lago Puelo son 80 los brigadistas que trabajar para circunscribir otro siniestro
El gobernador anunció que estará esta tarde en la zona donde más de 300 brigadistas y medios aéreos combaten el fuego. El foco en Lago Puelo ya estaría contenido según los últimos datos.
Lo confirmó el Intendente de esa localidad, Raúl Ibarra. Dos focos fueron contenidos pero aún quedan otros dos en un lugar de difícil acceso. El fuego se habría generado de manera intencional
Comenzó anoche, pasadas las 21, detrás del parque industrial de Epuyén, a pocos metros del arroyo Pedregoso que divide ejido con El Hoyo.
A partir de estas bajas, en caso de presentarse una emergencia, solo se dispondría de una cuadrilla de ocho o diez personas, cuando en una situación de normalidad se dispone de tres cuadrillas. Preocupa el achique presupuestario en el medio de lo que será la época estival.
En Cerro Centinela se realizan trabajos para mantener limpios caminos y accesos a fuentes de aguas y predios.
El Servicio Provincial del Manejo del Fuego reforzó el trabajo de los brigadistas para combatir el siniestro que hasta el momento ha afectado alrededor de 100 hectáreas de bosque nativo.