#piropos


Holanda: los piropos y silbidos a las mujeres forman parte de la "libertad de expresión"

En un fallo que anticipa un gran debate, un tribunal holandés le dio la razón a un hombre que había sido condenado a pagar una multa de 200 euros por piropear a varias mujeres en público. La Corte de Apelaciones de La Haya tomó por válida su apelación y consideró que los piropos y silbidos dedicados a las mujeres forman parte de la libertad de expresión, por más contenido sexual que tengan.


Los piropos serán castigados con multas y talleres educativos para los "piropeadores"

"Un piropo es toda acción, dicho, palabra o gesto que invada la existencia de una mujer o que genere incomodidad. Nadie tiene derecho, sin conocer a la otra persona, de decirle nada sobre su cuerpo, su forma de vestirse o qué le haría o dejaría de hacer".