#zanahorias
El gobierno australiano arrojó varias toneladas de zanahorias y de batatas desde helicópteros en las zonas afectadas por los devastadores incendios que afectan a ese país y que generan múltiples secuelas, entre ellas, más de un millón de animales muertos por las llamas sin control, y los que sobreviven sufren dificultades para conseguir alimentos.
Técnicos del INTA elaboraron una colación nutritiva y apta para celíacos a partir del aprovechamiento de las zanahorias que, aún en óptimo estado de madurez, no se comercializan por su forma o tamaño.