Fazio: "No reclamé ir al Mundial pero podría haber estado por nivel"

El defensor reflejó conceptos polémicos antes del Mundial de Brasil, reclamando un lugar, pero ahora, con el cambio de entrenador, Martino le dio un lugar. Ahora alcara que en aquel momento lo que dijo fue que jugando "como lo estaba haciendo en Sevilla podía tener una chance".

14 NOV 2014 - 16:50

Pero Fazio ya no juega en España, sino que desde este año pasó al Tottenham Hotspur inglés que justamente dirige un ex compañero del 'Tata', Mauricio Pochetino, y apenas se hizo cargo del equipo nacional Martino posó sus ojos en él para incorporarlo al seleccionado.

"Antes del Mundial de Brasil dije que estaba tranquilo por como estaba haciendo las cosas en Sevilla, por lo que si seguía así podía tener una posibilidad de estar. Pero eso me parece que no era un reclamo. Lo que pasa es que la prensa española a los jugadores que no son de Real Madrid o Barcelona los mata", alertó Fazio en una entrevista exclusiva con Télam en Manchester.

"Y en cuanto a porqué ahora Martino me llamó y antes (Alejandro) Sabella no lo hizo, creo que Pochetino no tiene que ver con eso, ya que los entrenadores en la actualidad tienen la posibilidad de ver a todos los jugadores sin andar buscando recomendaciones de nadie", puntualizó.

Campeón olímpico en Beijing 2008 con el núcleo fuerte de este grupo de seleccionados que se está preparando aquí para el amistoso del próximo martes ante Portugal, y del Mundial sub 20 un año antes en Canadá, el defensor surgido en Ferro Carril Oeste en 2005 no tiene problemas de adaptación a este grupo de viejos conocidos.

"De este plantel conozco a la mayoría de los muchachos, salvo dos o tres nuevos. Por eso todo se me hace más fácil, tanto afuera como adentro de la cancha. Y eso fue bueno para el debut como titular ante Croacia, porque más allá de que teníamos un solo entrenamiento encima con el grupo, sé los movimientos de todos los compañeros", precisó.

"Lo que pasa es que en la selección es difícil desarrollar una idea cuando uno prácticamente no tiene tiempo de trabajo conjunto. Si en los clubes muchas veces cuesta, acá ni hablar. Por ejemplo nosotros ahora tenemos diez días juntos, pero después del partido del martes con Portugal ya no nos vamos a ver las caras hasta la gira de marzo del año que viene, y eso es mucho tiempo", analizó con crudeza.

En Sevilla desde 2007, año en que entró con el pie derecho ganando la Supercopa de España, hasta este 2014, este bonaerense nacido en la ciudad de Ramos Mejía hace 27 años sumó en ese club una Copa del Rey en la temporada 2099-2010 y nada menos que la Europa League en la pasada 2013-1014.

"Se dio la oportunidad de jugar en la Premier League y la verdad que es un gran desafío. Por suerte la forma de jugar de Sevilla, privilegiando la posesión de pelota, es la misma que propone Pochetino en Tottenham y la que nos inculca Martino en el seleccionado, así que estoy acostumbrado", explicó.

"Lo que nos pide el 'Tata', más en lo colectivo que en lo individual, es que presionemos al rival en la salida y cuando recuperamos la pelota nos vayamos abriendo de atrás hacia delante para tener opciones de pase y así garantizar la posesión", describió.

El proyecto futbolístico de Martino es claro, pero hace falta tener los intérpretes adecuados primero, la comprensión después y por último la mecanización. "Por todo eso es que el 'Tata' nos pide que juguemos con tranquilidad y nos animemos siempre con la pelota", reveló.

"Es que el que tiene la pelota es el que controla el partido. Ese es el origen de la idea, pero implica un cambio en general para el equipo y tanto en la selección como en los clubes no se puede vivir del pasado, hay que seguir adelante siempre", enfatizó.

"Argentina jugó un muy buen Mundial en Brasil, porque es muy difícil llegar a una final, pero ya pasó y no hay que quedarse con el lamento de haberla perdido, sino pensar en lo que viene para dejar atrás el pasado", sostuvo a manera de reflexión "desde afuera".

Fazio debutó en la primera de Ferro Carril Oeste con apenas 18 años y dos más tarde estaba jugando en España, pero no se le pegó ese acento castizo que algunos compañeros suyos, como Cristian Ansaldi, recién llegado a Atlético Madrid, sí manifiesta, no sin avergonzarse, hasta en la elaboración de ciertas frases.

"Es que yo soy muy argentino, y por eso estar en la selección es algo tan lindo para mi. Yo disfruto estar aquí tanto como jugador como por mis orígenes, destacó.

"Y esto cabe para lo futbolístico también, porque cada uno tiene también su forma de jugar. Después viene la adaptación a distintos sistemas, pero lo esencial nunca se va a modificar", remarcó.

Alto, rubio y ya sin zapatos negros, como ninguno de sus colegas de estos tiempos, Federico Fazio cumplió en la presentación frente a los croatas y es una de las cartas renovadoras de Martino para la selección argentina que se viene, hecha a su imagen y semejanza. Y el pibe hecho en Ferro acumula boletos y expectativas del 'Tata' para la conformación de su equipo ideal.

Y el cierre de la extensa charla completó un círculo virtuoso, porque aquel reclamo-pedido-aviso de "aquí estoy y tengo esto para ofrecer" que le hizo a Sabella, quedó dando vueltas en su cabeza.

"Quisiera tener continuidad ahora que me convocaron, porque cuando uno está en un club de Europa, siempre mira de reojo a la selección", apuntó, quizás como si inconscientemente admitiera que eso representa una ventaja. Pero si así fuera, él se la ganó dentro de la cancha.

Enterate de las noticias de DEPORTES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
14 NOV 2014 - 16:50

Pero Fazio ya no juega en España, sino que desde este año pasó al Tottenham Hotspur inglés que justamente dirige un ex compañero del 'Tata', Mauricio Pochetino, y apenas se hizo cargo del equipo nacional Martino posó sus ojos en él para incorporarlo al seleccionado.

"Antes del Mundial de Brasil dije que estaba tranquilo por como estaba haciendo las cosas en Sevilla, por lo que si seguía así podía tener una posibilidad de estar. Pero eso me parece que no era un reclamo. Lo que pasa es que la prensa española a los jugadores que no son de Real Madrid o Barcelona los mata", alertó Fazio en una entrevista exclusiva con Télam en Manchester.

"Y en cuanto a porqué ahora Martino me llamó y antes (Alejandro) Sabella no lo hizo, creo que Pochetino no tiene que ver con eso, ya que los entrenadores en la actualidad tienen la posibilidad de ver a todos los jugadores sin andar buscando recomendaciones de nadie", puntualizó.

Campeón olímpico en Beijing 2008 con el núcleo fuerte de este grupo de seleccionados que se está preparando aquí para el amistoso del próximo martes ante Portugal, y del Mundial sub 20 un año antes en Canadá, el defensor surgido en Ferro Carril Oeste en 2005 no tiene problemas de adaptación a este grupo de viejos conocidos.

"De este plantel conozco a la mayoría de los muchachos, salvo dos o tres nuevos. Por eso todo se me hace más fácil, tanto afuera como adentro de la cancha. Y eso fue bueno para el debut como titular ante Croacia, porque más allá de que teníamos un solo entrenamiento encima con el grupo, sé los movimientos de todos los compañeros", precisó.

"Lo que pasa es que en la selección es difícil desarrollar una idea cuando uno prácticamente no tiene tiempo de trabajo conjunto. Si en los clubes muchas veces cuesta, acá ni hablar. Por ejemplo nosotros ahora tenemos diez días juntos, pero después del partido del martes con Portugal ya no nos vamos a ver las caras hasta la gira de marzo del año que viene, y eso es mucho tiempo", analizó con crudeza.

En Sevilla desde 2007, año en que entró con el pie derecho ganando la Supercopa de España, hasta este 2014, este bonaerense nacido en la ciudad de Ramos Mejía hace 27 años sumó en ese club una Copa del Rey en la temporada 2099-2010 y nada menos que la Europa League en la pasada 2013-1014.

"Se dio la oportunidad de jugar en la Premier League y la verdad que es un gran desafío. Por suerte la forma de jugar de Sevilla, privilegiando la posesión de pelota, es la misma que propone Pochetino en Tottenham y la que nos inculca Martino en el seleccionado, así que estoy acostumbrado", explicó.

"Lo que nos pide el 'Tata', más en lo colectivo que en lo individual, es que presionemos al rival en la salida y cuando recuperamos la pelota nos vayamos abriendo de atrás hacia delante para tener opciones de pase y así garantizar la posesión", describió.

El proyecto futbolístico de Martino es claro, pero hace falta tener los intérpretes adecuados primero, la comprensión después y por último la mecanización. "Por todo eso es que el 'Tata' nos pide que juguemos con tranquilidad y nos animemos siempre con la pelota", reveló.

"Es que el que tiene la pelota es el que controla el partido. Ese es el origen de la idea, pero implica un cambio en general para el equipo y tanto en la selección como en los clubes no se puede vivir del pasado, hay que seguir adelante siempre", enfatizó.

"Argentina jugó un muy buen Mundial en Brasil, porque es muy difícil llegar a una final, pero ya pasó y no hay que quedarse con el lamento de haberla perdido, sino pensar en lo que viene para dejar atrás el pasado", sostuvo a manera de reflexión "desde afuera".

Fazio debutó en la primera de Ferro Carril Oeste con apenas 18 años y dos más tarde estaba jugando en España, pero no se le pegó ese acento castizo que algunos compañeros suyos, como Cristian Ansaldi, recién llegado a Atlético Madrid, sí manifiesta, no sin avergonzarse, hasta en la elaboración de ciertas frases.

"Es que yo soy muy argentino, y por eso estar en la selección es algo tan lindo para mi. Yo disfruto estar aquí tanto como jugador como por mis orígenes, destacó.

"Y esto cabe para lo futbolístico también, porque cada uno tiene también su forma de jugar. Después viene la adaptación a distintos sistemas, pero lo esencial nunca se va a modificar", remarcó.

Alto, rubio y ya sin zapatos negros, como ninguno de sus colegas de estos tiempos, Federico Fazio cumplió en la presentación frente a los croatas y es una de las cartas renovadoras de Martino para la selección argentina que se viene, hecha a su imagen y semejanza. Y el pibe hecho en Ferro acumula boletos y expectativas del 'Tata' para la conformación de su equipo ideal.

Y el cierre de la extensa charla completó un círculo virtuoso, porque aquel reclamo-pedido-aviso de "aquí estoy y tengo esto para ofrecer" que le hizo a Sabella, quedó dando vueltas en su cabeza.

"Quisiera tener continuidad ahora que me convocaron, porque cuando uno está en un club de Europa, siempre mira de reojo a la selección", apuntó, quizás como si inconscientemente admitiera que eso representa una ventaja. Pero si así fuera, él se la ganó dentro de la cancha.


NOTICIAS RELACIONADAS