DEPORTES

Centurión: "Marín es un pibe bárbaro, no tengo rencor"

El mediocampista de Racing calificó hoy al defensor de Boca como "un pibe bárbaro" y aseguró que no le guarda "rencor" por la brutal patada que le propinó el sábado pasado en un clásico amistoso disputado en Mar del Plata.

19/01/2015 13:05

Centurión rompió el silencio tras la durísima patada de Marín.

1.296

"En el momento me agarró mucha calentura pero después se me pasó. Esto sigue, lo hablé con (Leandro) Marín, que lo conocía de antes y es un pibe bárbaro", reveló Centurión esta mañana sobre la acción que lo sacó del partido, cuando transcurría el primer tiempo en el estadio "José María Minella".

A su vez, Centurión, quien aún se entrena diferenciado por el golpe, dio por superada la bronca con el lateral derecho, al considerar que su reacción "le puede pasar a cualquiera".

"Estoy contento porque no fue nada grave. Viendo la jugada de nuevo me di cuenta que pudo haber sido peor", remarcó el habilidoso volante, que también agradeció los mensajes que recibió por parte del cuerpo técnico 'xeneize'.

El futbolista, que hoy cumple 22 años, contó que el delantero y capitán del equipo, Diego Milito, le había advertido minutos antes de la patada que largue más rápido la pelota para no sufrir lo que finalmente sucedió.

"Me dijo que trate de abstraerme pero no me dio tiempo de nada porque en la jugada siguiente recibí el golpe", relató.

Y prosiguió: "Cuando recibo la pelota estaba de frente al arco del 'Chino' (por Sebastián Saja) y pegué un pequeño salto que me dio el envión que hizo que la patada sea más tranquila".

"Cuando lo vi al doctor le dije que me dolía mucho el gemelo y pensé que era grave, pero por suerte el golpe fue en el músculo", agregó.

Centurión también defendió su forma de juego, a veces pomposa por su habilitad, y aclaró que "nunca" lo hace para "gastar a nadie".

"Hace mucho no me pasaba esto. Me gusta como juego, son picardías pero, a veces, no gustan las respuestas del otro lado. No gasto a nadie, nunca lo hago", resaltó.

"Son cinco segundos, le puede pasar a cualquiera. Le tocó a Marín, que es chico como yo. Era un amistoso, a cancha llena, pero lo tomamos en serio, se dio así", explicó.

"Ya me estoy recuperando, en uno o dos días estoy de nuevo con el grupo", adelantó Centurión, quien esta mañana trabajó en el gimnasio y luego apenas caminó por una de las canchas por el golpe en el gemelo izquierdo.