PROVINCIA

Zarate: “Es difícil el diálogo si a la interna gremial le agregan motivaciones políticas”

Fueron las palabras del ministro de Educación, Rubén Zárate, tras referirse a la medida de fuerza convocada por la Regional Sur de la ATECH en Comodoro Rivadavia. El funcionario recibió un petitorio elaborado por los gremialistas, el cual consideró que no tiene “argumentos significativos para realizar un paro”.

29/07/2015 20:11

1.750

Desde horas tempranas de este miércoles, el ministro de Educación del Chubut, Rubén Zárate, y su equipo técnico siguieron desde Supervisión de Escuelas en Comodoro Rivadavia el desarrollo de la jornada de paro que los docentes de la Regional Sur llevan adelante convocados por esa fracción de la ATECh. Allí el ministro, junto a la subsecretaria Gladys Harris, directores de Nivel Secundario, Primario e Inicial y supervisores efectuaron un seguimiento caso por caso de las escuelas.

En ese contexto, a media mañana dirigentes de ATECh encabezados por Rosario Flecha, Carlos Magno y Daniel Murphy entregaron un petitorio, que fue estudiado atentamente por las autoridades educativas. Al respecto, se remarcaron las contradicciones latentes que perjudican el normal desenvolvimiento del ciclo lectivo. “Cuando me avisaron que los dirigentes gremiales venían a la supervisión decidí esperarlos para recibir formalmente el petitorio y dar las respuestas que requerían”, señaló el ministro agregando que “siempre hemos sostenido el diálogo como mecanismo de Gobierno y lo seguiremos haciendo más allá esta situación de conflicto”.

“De los puntos generales que presentaron en el petitorio no surgen argumentos significativos desde el punto de vista gremial para la magnitud que pretenden en estas medida de fuerza, lamentablemente creo que hay un gran componente político que se agrega a la ya tradicional interna gremial que no resuelven”, sostuvo Zárate.

“Esto se los dije claramente y personalmente durante la reunión de hoy”, dijo y agregó que “es difícil entender que alteren la vida de la comunidad educativa a través del anuncio de paros o asambleas que duran 5, 6 o 7 horas y en realidad son paros encubiertos”. “Lo que no se puede explicar desde el punto de vista gremial para provocar la discontinuidad pedagógica a los estudiantes; lo deberán explicar desde el punto de vista político o ideológico”, expresó.

En este sentido indicó que “la propia secretaria Rosario Flecha mencionó que el señor Murphy se encuentra de licencia gremial, pero hoy estaba frente a mí haciendo una petición muy fuerte y era uno de los que enunciaba de una manera un poco ‘altisonante’ comportamientos del Gobierno, sólo argumento políticos. Si Murphy quiere tomar una posición de carácter política me parece bien que lo haga porque está en su derecho, pero no es bueno que se mezclen de manera tan confusa los intereses partidarios y los intereses gremiales de los trabajadores; lo mismo digo del caso de Carlos Magno que estaba en la delegación”.

Zárate indicó además que los propios gremialistas le manifestaron que “no tienen ninguna intención de disminuir el nivel de conflictividad que han generado en las escuelas e incluso algunos de los integrantes de ese grupo alertaban con la situación que generaron en 2013, lo que obviamente dificulta un poco el diálogo”.

En ese sentido, indicó que desde el Ministerio “de todos modos se tomarán recaudos para que haya una reparación del daño que generen y una recuperación de cada uno de los temas y metas, y poder cumplir los objetivos curriculares porque no podemos permitir que algunos chicos de algunas aulas pierdan contenidos”. Y añadió que “si hay faltas injustificadas tomaremos las decisiones que venimos tomando consistentemente”.

Contradicciones del petitorio

Señaló que en el petitorio “hay cosas muy genéricas, como la derogación del Impuesto a las Ganancias de los trabajadores que es un tema en general para todos pero no es motivo para que un solo sector realice una medida de fuerza por este tema que saben que depende de una ley nacional”.

Dentro del documento se incluyen también cuestiones salariales que ya fueron discutidas y acordadas dentro de las negociaciones paritarias, con las cuales la Regional Sur de la ATECh parece no estar de acuerdo. En este sentido, Zárate remarcó que “si estos gremialistas no aceptan la decisión de los paritarios de la ATECh provincial, lo más sano es que diriman las diferencias que tienen al interior de la propia estructura gremial y los conflictos que tengan, sin perjudicar por esto a los estudiantes o al conjunto de los propios colegas”.

En cuanto al concepto de “Zona” o diferencia salarial para los docentes de la Región Sur, que también se reclama en el petitorio, recordó que “si lo que se buscaba es que los docentes de Comodoro Rivadavia tengan un salario diferenciado esto se ha logrado, son los que más ganan en relación al resto de la Provincia”, y aunque consideró que “pueden estar de acuerdo o no con su instrumento, lo cierto es que en el bolsillo de cada docente hay una diferencia significativa entre lo que cobran en Comodoro Rivadavia con lo que cobran en el resto de la Provincia, es más, el sueldo de ingreso más alto del país está en Comodoro”.

Sobre el servicio de atención que brinda la obra social Seros señaló que desde que asumió en el año 2014 incorporó como parte de su agenda, la habilitación en Comodoro Rivadavia de dos consultorios de Seros, uno en zona sur y otro en zona norte, para que la obra social pudiera tener servicios directos a los empleados de la administración pública. “Ha permitido que más del 50% de los usuarios sean docentes, hemos contemplado también que la atención sea en la especialidades médicas definidas hace dos años”, dijo y agregó que “quizás esto no satisface a estos gremialistas, pero no pueden negar que hay un avance muy significativo y concreto en el servicio de salud”.