Tierra del Fuego: Inician una demanda colectiva contra automotrices

La Justicia tramita una causa promovida por compradores de autos 0 Kilómetro contra ocho firmas, que ya fueron multadas por el Gobierno bajo la acusación de concertar precios y apropiarse de beneficios impositivos existentes para la región.

06 AGO 2015 - 20:33 | Actualizado

Las compañías sancionadas por la Secretaria de Comercio fueron Fiat, Ford, General Motors, PSA (Peugeot y Citroën), Renault, Volkswagen y Toyota, luego de una investigación de varios años realizada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

El organismo nacional comprobó que las automotrices se apropiaban de la exención de impuestos establecida por el régimen de promoción económica fijado por la ley nacional 19.640, para el territorio fueguino, y comercializaban los vehículos con sobreprecios.

En base a estos antecedentes, ahora impulsan la demanda colectiva judicial para lograr que las terminales devuelvan a los usuarios los importes pagados demás, en cada una de las operaciones de compra de automóviles registradas bajo esta modalidad a partir de 2001.

“El caso abarca a todas las personas que hayan adquirido unidades cero kilómetro en Tierra del Fuego a partir de 2001. Y se trata de una demanda colectiva, o acción de clase, que involucra a una cantidad de personas sujetas a una situación jurídica definida”, explicó a Télam el abogado Antonio Aciar, integrante del estudio promotor de la causa.

El letrado detalló que el propósito de la acción judicial es “ejercer el derecho de los consumidores a reclamar la devolución de esos sobreprecios”, aunque “como se trata de un número indeterminado de personas, el procedimiento incluye la posibilidad de que los damnificados adhieran al expediente tras una convocatoria pública del juzgado”.

Si bien el expediente se tramita el juzgado Civil de la ciudad de Río Grande, el estudio jurídico habilitó lugares para concretar la adhesión en Ushuaia y en el municipio de Tolhuin.

El letrado dijo que el monto que podría reclamar cada uno de los compradores afectados dependerá de un “abanico muy variado de posibilidades” aunque relacionado siempre “con el tipo de auto adquirido y la fecha de la compra”, a los que se deberá sumar el interés correspondiente y una “indemnización punitiva” por el accionar de las empresas.

Los autos nuevos comprados en Tierra del Fuego tenían un precio final menor al del continente, acompañados de una serie de restricciones que todavía están vigentes: por ejemplo los vehículos no pueden ser vendidos en otros lugares del país sino hasta que posean 3 o 5 años de antigüedad, dependiendo de sin son de fabricación nacional o importados.

Sin embargo, con el paso de los años, los valores entre la isla y el resto del país se fueron asemejando hasta casi no haber diferencias.

“La Secretaría de Comercio Interior ordenó cesar con esa conducta y ahora hay concesionarias que publicitan precios diferenciales en la provincia. Pero todavía los valores no bajaron como deberían, y eso es lo que también nos proponemos con la demanda”, concluyó Aciar.

06 AGO 2015 - 20:33

Las compañías sancionadas por la Secretaria de Comercio fueron Fiat, Ford, General Motors, PSA (Peugeot y Citroën), Renault, Volkswagen y Toyota, luego de una investigación de varios años realizada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

El organismo nacional comprobó que las automotrices se apropiaban de la exención de impuestos establecida por el régimen de promoción económica fijado por la ley nacional 19.640, para el territorio fueguino, y comercializaban los vehículos con sobreprecios.

En base a estos antecedentes, ahora impulsan la demanda colectiva judicial para lograr que las terminales devuelvan a los usuarios los importes pagados demás, en cada una de las operaciones de compra de automóviles registradas bajo esta modalidad a partir de 2001.

“El caso abarca a todas las personas que hayan adquirido unidades cero kilómetro en Tierra del Fuego a partir de 2001. Y se trata de una demanda colectiva, o acción de clase, que involucra a una cantidad de personas sujetas a una situación jurídica definida”, explicó a Télam el abogado Antonio Aciar, integrante del estudio promotor de la causa.

El letrado detalló que el propósito de la acción judicial es “ejercer el derecho de los consumidores a reclamar la devolución de esos sobreprecios”, aunque “como se trata de un número indeterminado de personas, el procedimiento incluye la posibilidad de que los damnificados adhieran al expediente tras una convocatoria pública del juzgado”.

Si bien el expediente se tramita el juzgado Civil de la ciudad de Río Grande, el estudio jurídico habilitó lugares para concretar la adhesión en Ushuaia y en el municipio de Tolhuin.

El letrado dijo que el monto que podría reclamar cada uno de los compradores afectados dependerá de un “abanico muy variado de posibilidades” aunque relacionado siempre “con el tipo de auto adquirido y la fecha de la compra”, a los que se deberá sumar el interés correspondiente y una “indemnización punitiva” por el accionar de las empresas.

Los autos nuevos comprados en Tierra del Fuego tenían un precio final menor al del continente, acompañados de una serie de restricciones que todavía están vigentes: por ejemplo los vehículos no pueden ser vendidos en otros lugares del país sino hasta que posean 3 o 5 años de antigüedad, dependiendo de sin son de fabricación nacional o importados.

Sin embargo, con el paso de los años, los valores entre la isla y el resto del país se fueron asemejando hasta casi no haber diferencias.

“La Secretaría de Comercio Interior ordenó cesar con esa conducta y ahora hay concesionarias que publicitan precios diferenciales en la provincia. Pero todavía los valores no bajaron como deberían, y eso es lo que también nos proponemos con la demanda”, concluyó Aciar.


NOTICIAS RELACIONADAS