Policías rescatan un bebé del inodoro y le salvan la vida

Ocurrió en Comodoro Rivadavia cuando Débora Carrizo parió a su hijo en el inodoro de su vivienda. Pidió auxilio y dos uniformados rescataron al bebé, que está sano y salvo.

11 AGO 2015 - 22:18

Una joven dio a luz prematuramente a su hijo en su hogar y debió ser auxiliada por personal policial y del Hospital Regional que concurrieron de inmediato al domicilio ubicado en el barrio Máximo Abásolo de Comodoro Rivadavia y lograron salvar la vida del pequeño.

Aproximadamente a las 12.45 Débora Carrizo, que se encontraba en el sexto mes de gestación, en su domicilio ubicado en la calle Los Plátanos 4162, sufrió una leve descompensación, acusando inmediatas contracciones prenatales. Dentro de ese marco se dirigió al baño de la vivienda donde logró dar a luz a su hijo en el inodoro, mientras profería fuertes gritos de auxilio. Una vecina escuchó a la joven madre y dio aviso a la Seccional Séptima de Policía, ubicada a pocas cuadras del lugar.

Un patrullero llegó al lugar a los pocos minutos y los oficiales Gómez y Antichipay debieron enfrentar la situación logrando rescatar del inodoro al bebé, que se encontraba con vida aunque con débiles signos vitales.

Mientras esto ocurría se avisó al Hospital Regional de la urbe petrolera chubutense y a los pocos minutos una ambulancia arribó y los profesionales, previo tareas de reanimación del pequeño, lo trasladaron junto a su madre al nosocomio, donde permanece en el área de Pediatría y se recupera perfectamente al igual que su madre, también internada.

El jefe de la seccional Séptima de Policía, comisario Mora, indicó que “felizmente un vecino escuchó los gritos de la joven y enseguida nos vino a avisar y concurrió al lugar en forma inmediata un móvil que estaba de patrulla y los efectivos dieron cuenta del hecho”. Más allá de dar cuenta de lo sucedido destacó el accionar de los dos oficiales que participaron en el caso. “Son jóvenes, apenas dos años de antigüedad y se comportaron con una sangre fría que asombró inclusive a los médicos. Si no hubieran procedido de esa manera hoy estaríamos lamentando el fallecimiento del bebé”.#

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
11 AGO 2015 - 22:18

Una joven dio a luz prematuramente a su hijo en su hogar y debió ser auxiliada por personal policial y del Hospital Regional que concurrieron de inmediato al domicilio ubicado en el barrio Máximo Abásolo de Comodoro Rivadavia y lograron salvar la vida del pequeño.

Aproximadamente a las 12.45 Débora Carrizo, que se encontraba en el sexto mes de gestación, en su domicilio ubicado en la calle Los Plátanos 4162, sufrió una leve descompensación, acusando inmediatas contracciones prenatales. Dentro de ese marco se dirigió al baño de la vivienda donde logró dar a luz a su hijo en el inodoro, mientras profería fuertes gritos de auxilio. Una vecina escuchó a la joven madre y dio aviso a la Seccional Séptima de Policía, ubicada a pocas cuadras del lugar.

Un patrullero llegó al lugar a los pocos minutos y los oficiales Gómez y Antichipay debieron enfrentar la situación logrando rescatar del inodoro al bebé, que se encontraba con vida aunque con débiles signos vitales.

Mientras esto ocurría se avisó al Hospital Regional de la urbe petrolera chubutense y a los pocos minutos una ambulancia arribó y los profesionales, previo tareas de reanimación del pequeño, lo trasladaron junto a su madre al nosocomio, donde permanece en el área de Pediatría y se recupera perfectamente al igual que su madre, también internada.

El jefe de la seccional Séptima de Policía, comisario Mora, indicó que “felizmente un vecino escuchó los gritos de la joven y enseguida nos vino a avisar y concurrió al lugar en forma inmediata un móvil que estaba de patrulla y los efectivos dieron cuenta del hecho”. Más allá de dar cuenta de lo sucedido destacó el accionar de los dos oficiales que participaron en el caso. “Son jóvenes, apenas dos años de antigüedad y se comportaron con una sangre fría que asombró inclusive a los médicos. Si no hubieran procedido de esa manera hoy estaríamos lamentando el fallecimiento del bebé”.#


NOTICIAS RELACIONADAS