SOCIEDAD

Se realizó un emotivo acto por la Masacre de Trelew

Trelew recordó los hechos del 22 de agosto de 1972 con una ceremonia en la que participaron familiares de las víctimas y vecinos de la ciudad. Hubo un reconocimiento para la familia de Tito Barone, un militante social recientemente fallecido. Se entregaron ejemplares de “Diario del Juicio”.

23/08/2015 02:00

Emoción y lucha. El recuerdo de las víctimas del 22 de agosto de 1972 estuvo presente en el acto.

2.351

Trelew recordó ayer los hechos ocurridos el 22 de agosto de 1972 con un acto breve pero cargado de emotividad, por el recuerdo de los militantes fusilados en la base militar, pero también por las palabras de quienes pidieron no abandonar la lucha por los derechos humanos y destacaron el enjuiciamiento en democracia de los crímenes de lesa humanidad.

El Centro Cultural por la Memoria fue el lugar donde ayer confluyeron familiares de las víctimas de la Masacre de Trelew y vecinos que tuvieron una amplia participación durante aquellos días, como así también funcionarios y militantes de distintas agrupaciones políticas que pese al clima, colmaron el recinto que funciona en el exaeropuerto.

La ceremonia vivió varios puntos emotivos, entre los que se destacaron la lectura de una carta enviada por la subsecretaria de Derechos Humanos de la Provincia, Silvia Asaro, quien por cuestiones de salud no pudo participar del acto, como así también las palabras de Raquel Camps, hija de Alberto Camps, sobreviviente del fusilamiento de la base Almirante Zar y posteriormente muerto en dictadura, como así también un encendido discurso de Ilda Bonardi de Toschi quien aseguró “siempre vamos a estar acá, todos los 22 de agosto”.

A 43 años de los hechos que conmocionaron al país y a tres del histórico juicio que condenó a los militares que participaron del fusilamiento del grupo de presos políticos detenidos tras un frustrado intento de fuga del penal de Rawson, el acto sirvió también para reconocer el trabajo militante del desaparecido Tito Barone, cuyos familiares recibieron una placa.

Además los familiares de las víctimas de la Masacre recibieron ejemplares del libro “Diario del Juicio-La Masacre de Trelew 40 años después”, editadas por el Fondo Editorial Provincial de Chubut y cuyos autores son Axel Binder, José Luis Beovídez, Nahuel Chiquichano y Natalia Guerriera.

En el inicio del acto las autoridades del gobierno provincial entregaron al equipo que trabaja en el lugar una copia del decreto 1.157 sobre la creación del Centro Cultural Provincial por la Memoria, que fue recibida por Mario Cugura, hijo de desaparecidos durante la última dictadura militar.

La ceremonia fue encabezada por el intendente Máximo Pérez Catán y el vicegobernador César Gustavo Mac Karthy, quienes estuvieron acompañados por el ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Transporte, Javier Touriñán; el secretario de Cultura del Chubut, Claudio Dalcó y la subsecretaria de Relaciones Institucionales, María José Aizpeolea. Al acto también asistieron el diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires y referente del Movimiento Evita Leonardo Grosso, a Mercedes de Pino, de la Dirección Nacional de Sitios, al municipio de Trelew y a la Legislatura Provincial.

El preanuncio de un país

El ministro de Gobierno, Javier Touriñan, único funcionario que habló durante el acto, aseguró que los hechos ocurridos en agosto de 1972 en Trelew pusieron en relieve “un país que iba ser víctima de Estado en la dictadura que venía, porque los hechos del 22 de agosto del 72 daban un preanuncio de lo que vino en el Proceso de Reorganización Nacional, la dictadura más cruel que vivió la Argentina”.

El funcionario aseguró que “los compañeros que allí dieron su vida aún viven en la memoria colectiva de todos nosotros. Se reconoce además a toda una comunidad que en ese momento se volcó hacia los familiares y víctimas de la represión militar”, expresó el ministro.

Touriñan destacó el trabajo militante de Silvia Asaro al frente de la Subsecretaría de Derechos Humanos y también de vecinos que durante aquellos años se volcaron a acompañar a los familiares de la víctimas de la Masacre, citando en ese punto al fallecido abogado Mario Abel Amaya, a su colega David Patricio Romero que ayer participó del acto y a la vecina Encarnación Díaz de Mulhall.

El funcionario también rescató la decisión política del expresidente Néstor Kirchner de derogar las leyes de Punto Final y Obediencia Debida “y con eso puso fin a la impunidad en la Argentina. Esto produjo que 40 años después en Rawson un Tribunal Federal argentino compuesto por argentinos pudiera juzgar hechos ocurridos en Trelew en el año 72, lo cual generó condenas de lesa humanidad y abrir la memoria, cosa que no han hecho otros países”, manifestó Touriñan.

Una lucha que no cesa

Por su parte Ilda Bonardi, viuda de Humberto Toschi, dijo ayer que “año tras año vemos que esta conmemoración, la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia se acrecienta” y aseguró: “mientras el cuerpo nos dé, no podemos permitirnos perder un solo milímetro de lo logrado, no lo vamos a permitir”.

Desde su rol de militante expresó: “vamos a estar siempre en la postura de exigir el cumplimiento de la memoria, de la verdad y de la justicia, esté quien esté “y en ese contexto aseguró que volverán a Trelew en cada una de las conmemoraciones.

“Siempre vamos a estar acá, todos los 22 de agosto. No tenemos dudas que todo este trabajo de parte de los jóvenes se va a multiplicar”, aseguró la esposa de quien también fuera víctima de la “Masacre de Trelew”.

También, Sara Kohon, hermana de Alfredo Kohon, agradeció al pueblo chubutense y leyó una carta del cantautor uruguayo Daniel Viglietti, quien se presentó días atrás en Trelew, y dejó un reconocimiento a los “familiares de los caídos, de aquellos luchadores y luchadoras que dieron su vida por una Argentina más justa”.

Fecha de encuentro

El vicegobernador César Gustavo Mac Karthy por su parte aseguró que este tipo de actos “son emotivos en virtud de que se reflejan días y años de mucha lucha, por la memoria, por la verdad y la justicia, donde por supuesto se recuerda aquel hecho aberrante que sufrieron aquellos jóvenes que tenían una lucha por sus ideales, por sus convicciones y una militancia por lo que creían”.

También el intendente Máximo Pérez Catán señaló que si bien “Trelew ha adquirido trascendencia por los fusilamientos del 22 de agosto, con lo cual no era la mejor publicidad, desde todos los aspectos el 22 de agosto termina siendo un hecho conmovedor”.

“Hemos logrado pasar de la situación dramática a una fecha de recordación, de encuentro, emoción y debate si se quiere, y esa construcción ha sido muy dolorosa para mucha gente. Ha sido el fruto de muchos militantes que aún en la clandestinidad igualmente mantuvieron la conmemoración del 22”, expresó.