POLICIALES

Caso Purita: buscan a un testigo clave del crimen del kiosquero de Trelew


Se llama Alfredo Paredes y vivía con él. “Desapareció sin dejar rastros”, dijo el fiscal de la causa, Fabián Moyano.
30/09/2015 02:05

2.554

En su momento estuvo en Trelew viviendo con Purita, quien le había facilitado un lugar para habitar y desapareció sin dejar rastros”. Así describió el fiscal general Fabián Moyano la relación que el testigo clave del caso del comerciante asesinado en octubre de 2014 tenía con la víctima. Se trata de Alfredo Carlos Paredes. La Policía lo busca intensamente. Los últimos datos indican que lo habrían visto en Puerto Madryn. También se extiende la posibilidad a San Antonio.

El rostro del hombre comenzó a circular públicamente ayer por orden de Moyano. En una entrevista con Jornada, el fiscal confirmó que el pedido de colaboración es para “dar con el paradero de Paredes. En el momento del homicidio de Luis Purita se encontraba presente. Eran dos personas, una de ellas armada que exigió la entrega de dinero. Instantes después lo ultimó con disparo de arma de fuego”, precisó refiriéndose al hecho en sí.

Hizo hincapié a la relación de Paredes con la familia del hombre de 45 años asesinado. “En su momento Paredes estuvo en Trelew viviendo con Purita, quien le había facilitado un lugar para habitar y desapareció sin dejar rastros. La Policía a mi pedido lo rastreó” dijo, la vez que admitió que hubo información que consignaba que podría haber estado en San Antonio Oeste.

San Antonio o Madryn

Agregó Fabián Moyano que “podría estar en San Antonio o Puerto Madryn. No he podido confirmar estos datos. Pero resulta necesario dar con el paradero. El hecho está en plena investigación. Podrían sumarse datos relevantes y es necesario contar con este muchacho ante la posibilidad de realizar nuevos reconocimientos”, adelantó.

Lo habían ayudado

Dijo que Paredes tenía relación muy cercana con la familia. “Le habían estado dando una ayuda económica. Incluso estuvo ayudando en el quiosco donde ocurrió el hecho. Pero la señora de Purita desconoce el paradero”, agregó.

Hizo el fiscal una breve síntesis de la causa. “Se trata de un hecho del que toda la sociedad está al tanto. Dos personas que intentamos establecer su identidad ingresaron al quiosco en el momento que atendía Purita. Uno de ellos se queda en la puerta ; el otro extrae arma de fuego 9 milímetros y le exige la entrega del dinero. Uno de los hijos, menor de edad y este muchacho Paredes se encontraban a escasos metros del lugar. Purita se negó. Hubo manoteo para sacar el arma y la persona disparó en dos oportunidades directamente a la cabeza de la víctima, quien pierde la vida a los pocos días en el hospital”, indicó.

Un caso abierto

Apuntó Moyano que la causa está en marcha. “Las personas sospechadas pasaron por sala de reconocimientos. Fueron 4 o 5. Las ruedas dieron resultado negativo. El caso está abierto y seguimos trabajando”.

Reiteró el fiscal que toda persona que pueda aportar alguna información será de vital importancia. Aquel vecino que tenga algún dato que pueda orientar respecto al lugar en que se encuentra Paredes, debe dirigirse telefónicamente al (0280) 4422086, 4422060, 4422135 o bien “directamente en mi despacho” dijo Moyano; ubicado en la calle Rawson 262 de Trelew.

El hecho

El hecho sucedió el 24 de octubre de 2014 después de las 22.30 en un polirubro llamado “Comercial” que está situado en la calle San Martín al 900, en la ciudad de Trelew. El propietario del kiosco, Luis Purita, fue baleado delante de su hijo.

Al momento en que llegaron los asaltantes se encontraba acompañado de un hijo de 14 años y de dos clientes que estaban en las computadoras al fondo del negocio. Purita habría intentado resistirse al asalto y por eso uno de los delincuentes le habría efectuado dos disparos.

Los delincuentes actuaron a cara descubierta, y en base a los relatos de los clientes, ni bien ingresaron al local comercial advirtieron a los presentes que se trataba de un asalto y que le exigieron al kiosquero que les diera toda la plata que tenía. En esa circunstancia la víctima fue baleada.

Al comerciante se lo llevaron inconsciente al Hospital Zonal de Trelew . Allí debieron operarlo de urgencia, permaneció internado y en estado crítico y falleció en los primeros días de noviembre.#


Caso Purita testigo