PAÍS & MUNDO

Obama se disculpó por bombardeo al hospital afgano

El presidente estadounidense, Barack Obama, llamó hoy por teléfono a la presidenta de Médicos Sin Fronteras (MSF) para "disculparse" por el ataque aéreo estadounidense contra un hospital de esa organización en Afganistán, que dejó 22 muertos, y prometió una investigación "transparente y objetiva" del bombardeo.

07/10/2015 16:15

Sus Fuerzas Armadas le dieron un dolor de cabeza al líder demócrata.

1.180

La Casa Blanca, informó que además de las disculpas a la presidenta de MSF, Joanne Liu, el mandatario norteamericano llamó también a su par afgano, Ashraf Ghani, para transmitirle sus condolencias por lo ocurrido en el hospital, donde murieron 12 empleados de MSF y 10 pacientes.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, agregó que, durante la llamada a la presidenta de MSF, Obama garantizó que la investigación sobre el ataque que está realizando el Departamento de Defensa estadounidense será "transparente y objetiva".

Además, Obama se ha comprometido a estudiar las "reformas" necesarias para que este tipo de "tragedias" sean "menos probables" en el futuro, detalló Earnest, citado por la agencia de noticias EFE.

"Cuando Estados Unidos comete un error, asumimos la responsabilidad y nos disculpamos cuando es necesario", remarcó el portavoz de Obama.

El jefe de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán, el general John Campbell, admitió ayer en una audiencia en el Senado que el ataque al hospital fue un "error" y una "decisión" de la cadena de mando militar estadounidense.

"Un hospital fue golpeado por error. Nunca marcaríamos como objetivo de manera intencional una instalación médica protegida", explicó Campbell ante los senadores.

Además, el general comentó que, "basados en las condiciones sobre el terreno" en Afganistán, cree necesario ofrecer a Obama "opciones diferentes al plan actual", que contempla una reducción de los 9.800 soldados estadounidenses presentes en ese país a partir de mayo de 2016, con el mantenimiento de una fuerza residual en 2017.

Por su parte, MSF consideró hoy indispensable que una comisión independiente establezca la verdad de lo sucedido en el ataque contra su hospital en Kunduz si se pretende que los empleados humanitarios sigan trabajando en situaciones de guerra.

Igualmente, la organización ha pedido formalmente a Estados Unidos y a Afganistán que acepten una investigación internacional.