DEPORTES

Deportivo Madryn pasó con lo justo

Empató sin goles con Belgrano de Santa Rosa y llegó a la tercera fase, donde enfrentará a Tiro Federal de Bahía Blanca. La CAI jugará un desempate por no descender.

28/10/2015 02:00

Todos contentos. El marcador no se abrió en el Coliseo del Golfo. Pero ambos lograron sus objetivos. El "Aurinegro" logró clasificar a tercera fase.

1.230

Deportivo Madryn igualó sin goles ante Belgrano de Santa Rosa. Y se aseguró el pase a la tercera fase, donde jugará ante Tiro Federal de Bahía Blanca, en llave ida y vuelta a definir en condición de visitante. Ver el rostro de los propios protagonistas tras haber sido superiores durante noventa minutos, pasar a una nueva fase que mantiene despierta la ilusiones del ascenso pero que ellos mismos sean contundentes en las declaraciones, al manifestar molestia por no conseguir un triunfo en su propio campo de juego, evita todo tipo de comentarios y resalta aún más la aptitud demostrada en los noventa minutos de juego.

Nadie mejor que quienes se prodigan en el trabajo del día a día, deban determinar y asentir que hay muchas cosas para cambiar, pero que a su favor, enfrentaron a un conjunto que no generó una sola situación de gol en noventa minutos, donde ni siquiera arriesgaron nada, sabiendo que estaba al borde del descenso, terminan clarificando el panorama al plantel local que si bien las cosas no salen como lo planearon, los exime de una definición tajante sobre la actuación del equipo.

El "Aurinegro", mal o bien, fue el único que intentó. Y por todos los medios. Hasta un ´zapatazo´ de 35 metros de García que solo reafirmó que Vistarop fuese, con muy poco, el jugador más destacado. Los propios jugadores saben que hay mucho que mejorar y que con el apoyo del Cuerpo Técnico, urge de hacerlo de la manera más rápida, más, si se tiene en cuenta que les espera partidos definitorios, con la demanda que acarrea demás, un viaje de ida y vuelta, si todavía quedan las fuerzas necesarias para ilusionar al hincha y premiarse a sí mismos por el trabajo realizado en una temporada extenuante, donde aún se lamenta haber quedado afuera de la lucha del ascenso directo por la diferencia de un gol. Nadie, ni el más osado, imaginó jamás un torneo tan largo y extenuante como el que se disputa, donde con errores y aciertos, tiene a los jugadores dirigidos por Jorge Alberto Izquierdo con las ilusiones intactas. El partido tuvo un comienzo alentador. Y más si se tiene en cuenta que Girard, peleado con el gol, tuvo dos ocasiones en los primeros cinco minutos de juego que Vistarop, de excelente trabajo, evitó la caída de su valla. Y antes del cuarto, Domini, quedó en posición de gol, pero chocó con la ansiedad de Bordaberry, su propio compañero para que entre ambos desecharan una nueva ocasión.

La visita, casi nulo. Un centro por derecha que sorprendió a Priotti cuando estaba solo ante Pereyra y un remate de Guaycochea, lejos de los tres palos. Pasada la media hora, un intento individual de Bordaberry lo dejó cara a cara con el arquero pero De Olivera, con gran esfuerzo, impidió el remate final.

El segundo tiempo fue un calco del inicio del partido. Altuna y Llanquetru, ensayaron una pared por derecha, y el primero de los nombrados, con autoridad, desvió la trayectoria del balón, la única que no alcanzó el arquero santarroseño, pero Russo, con esfuerzo y casi debajo de los tres palos envió la pelota al córner. Así se diluyó el partido, con el local clasificado y el visitante, salvado.