DEPORTES

El "Aurinegro" sacó una diferencia que alimenta la gran ilusión

Deportivo Madryn goleó ayer 3-0 a Chaco For Ever y sacó una buena ventaja en el juego de ida correspondiente a la 4ta fase del torneo Federal A. El sábado se juega la revancha en Resistencia. Los goles fueron de Leandro Dómini -2- y Matías Llanquetrú. El plantel aurinegro partió anoche a las 23 horas rumbo a Chaco.

12/11/2015 02:00

1.519

Algunos analizarán la victoria de Deportivo Madryn atribuyendo cansancio en el rival y otros dirán que esto fue, quizás, de lo mejor que el equipo portuario ha hecho en el torneo hasta el momento. En realidad las dos cosas van de la mano aunque la producción de Madryn ayer desnudaba falencias de cualquier rival y le tocó a Chaco For Ever sufrir el funcionamiento del plantel conducido por Jorge Izquierdo, que al cabo de los 90 minutos sacó una buena ventaja para jugar la revancha el sábado en el estadio chaqueño y de acuerdo al desarrollo del partido hasta mereció un gol más. El cansancio físico es un atenuante pero nunca una excusa. Ayer ganó el que buscó más a lo largo de los 90 minutos.

Pocas veces Madryn ha podido explotar al máximo sus virtudes y ayer lo hizo, ante un rival con nombres importantes, que tiene buen trato de balón, y que seguramente el sábado va a obligar al “Depo” a aumentar su nivel de concentración, a trabajar el partido y jugar con la presión que el rival va a tener buscando abrir rápido el marcador, con lo cual pondrá al equipo en inmejorable situación para sostener la ilusión de seguir atravesando fases.

Falta otro partido, en medio de eso también un viaje agotador, pero lo concreto que a todo eso hay que agregar que el equipo portuario va con tres puntos y la ventaja de tres goles, que una definición cerrada y apretada como se augura serán los cruces de esta fase, parece ser bastante tranquilizadora aunque eso no permitirá que el plantel se relaje sino que mantenga concentración pensando que para lograr el objetivo aún falta un tramo importante.

Ventaja rápida

De entrada Madryn avisó que estaba listo para intentar sacar ventaja rápida y lo logró a los 10’ con un soberbio gol de Llanquetrú, que le dio de aire después de un centro que cruzó el área y a la carrera el lateral del “Depo” le dio para clavarla en el fondo del arco.

Esa diferencia tranquilizó, pero el equipo local comenzaba a hacerse dueño del juego. Antes de la conquista de Llanquetrú, el arquero Schomberger sacó a un costado un tiro libre de Bona que se metía entre varios; después Mansilla no pudo darle bien de cabeza tras centro y la tiró afuera.

La visita se animó, respetando el traslado prolijo, con buenas triangulaciones e intentando terminar siempre por abajo la maniobra. Tuvo un par seguidas Chaco, en donde Pereyra puso cuerpo y alma para tapar a Umpierrez mano a mano y en la siguiente, después de un par de rechazos, Altuna sacó casi en la línea lo que era el empate. Váldez la perdió en mitad de cancha y Bona asistió a Dómini, que con remate bajo y cruzado venció la débil resistencia del arquero Schomberger. El 2-0 posibilitó que Madryn administrara energías y cuidara la reserva física porque su rival tampoco inquietaba como para exigirse innecesariamente y así esperó el final del parcial inicial.

En el arranque del complemento el técnico visitante realizó dos variantes buscando mayor peso ofensivo y algo de equilibrio en mitad de cancha, y si bien en esos minutos el juego no ofrecía mucho, el local retomaba el control del juego. Asprilla enganchó fuera del área y remató de zurda obligando a Schomberger a poner las manos para tapar. Después de esa, Madryn manejó bien el ataque, fue preciso y Asprilla desbordó a su marcador para meter centro al segundo palo; allí estaba parado y esperando Dómini, que de derecha la mandó adentro. El 3-0 parecía cosa juzgada y restaba esperar el paso de los minutos para saber si Madryn se animaba un poco más o bien administraba el desarrollo sabiendo que el resultado puede ser indescontable en la revancha. El local se relajó un poco después del enorme desgaste que hizo, al igual que su rival, que por momentos daba la sensación que quería que el juego termine lo más rápido posible para repensar la revancha en Chaco y ver cómo hace para nivelar la serie.

Sobre el final, la visita tuvo dos chances claras, primero con Gómez que la tiró afuera, y en la restante Umpierrez le dio de pique al suelo y la sacó por encima del travesaño.

Madryn también pudo ampliar, porque Bordaberry rermató cerca del palo izquierdo de Schomberger y luego Asprilla la picó pero se fue ancha.

Ventaja favorable

El juego se terminó. Deportivo Madryn se va a jugar la revancha con un 3-0 a favor que obliga a los chaqueños a ir por todo el sábado y de acuerdo a lo observado ayer, tendrá que cambiar bastante en su localía porque en los noventa minutos fue superado claramente por un rival que, es cierto, estaba más descansado para disputar este primer choque y aprovechó esa situación para buscar una diferencia que pueda darle finalmente el boleto para llegar a la quinta fase del torneo Federal A.