PAÍS & MUNDO

Creciente expectativa por las presidenciales en Perú


Los peruanos manifiestan un creciente interés sobre con quién disputará la presidencia en las próximas elecciones de abril próximo a Keiko Fujimori, la hija del encarcelado ex mandatario Alberto Fujimori, que si bien es la clara favorita para obtener el triunfo, los sondeos dan por descontado que deberá enfrentar una segunda vuelta frente a un contendiente aún no definido.
19/01/2016 10:31

664

En su segundo intento tras perder el balotaje de las elecciones de 2011 ante el actual gobernante Ollanta Humala, Keiko, de 44 años, va holgadamente adelante con una intención de voto de entre el 32 % y el 35 % , según todas las encuestas divulgadas en los últimos días.

Con un renovado discurso en un intento de desmarcarse de la herencia de su padre, preso por corrupción y delitos de lesa humanidad, la líder de Fuerza Popular también es actualmente la favorita para ganar la segunda vuelta independientemente de quién sea su adversario.

A gran distancia de Keiko, el segundo lugar se lo disputan el empresario y ex gobernador de La Libertad César Acuña, de 63 años, y el también empresario y ex ministro de Economía del Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), Pedro Pablo Kuczynski, de 77 años, ambos con una intención de voto de alrededor del 13 %.

Mientras Kuczynski, candidato de Peruanos por el Cambio y quien está en su segundo intento por llegar a la presidencia después de que en 2011 quedará en tercer lugar, ha visto descender su intención de voto en las últimas semanas, Acuña comenzó a subir.

Los últimos movimientos de Kuczynski, también conocido como PPK, que renunció recientemente a su nacionalidad estadounidense para que no se repitan casos como el de Alberto Fujimori (1990-2000), que se valió de un pasaporte japonés para renunciar por fax desde Japón, no le sirvieron para crecer en los sondeos, lo que se atribuye a la dificultad por dejar atrás su imagen elitista.

Por el contrario, a Acuña, dueño de un consorcio de universidades y colegios y propietario de una gran fortuna, parece no afectarle las diversas denuncias que han publicado los medios de comunicación, entre ellas las de una presunta compra de votos en las elecciones municipales y regionales de 2010, así como las acusaciones de su ex esposa de presunta violencia doméstica.

Para los expertos, Acuña tiene empatía con sectores del electorado de clase baja y media emergente entusiasmados con su imagen de empresario exitoso, y, paradójicamente, las denuncias en su contra han conseguido que gane un mayor respaldo y que a partir de ellas sea más conocido que antes.

Otra de las sorpresas de estas elecciones es Julio Guzmán, un economista de 45 años que se postula por el partido Todos por el Perú y que ha logrado desplazar del quinto lugar al ex presidente Alejandro Toledo al obtener un 5 % de la intención de voto.

Mientras tanto, la candidatura del ex presidente Alan García sigue sin despegar y su alianza con su antigua adversaria, la líder del Partido Popular Cristiano, Lourdes Flores, no se ha traducido en una mayor intención de voto.

Aunque Keiko, que lleva cuatro años en campaña, no ha conseguido en las últimas semanas subir en la intención de voto y se mantiene en torno al 30 % desde hace meses, sí logró que disminuya el voto en su contra al pasar del 40 % de diciembre a un 34 % en enero.

Su decisión de retirar a varias de las figuras de la vieja guardia fujimorista, en contra de la opinión de su padre, no ha tenido mayor impacto en los sondeos, en los que mantiene una amplia ventaja sobre sus rivales.

Consciente de que perdió las elecciones de 2011 por el peso que tuvo el antifujimorismo, Keiko comenzó a girar hacia el centro y llegó incluso a reconocer la importancia de la Comisión de la Verdad y Reconciliacion (CVR), que siempre fue muy cuestionada por el ala dura del fujimorismo, así como de los delitos que se cometieron entre 1990 y 2000.

Las opciones de ganar de Keiko Fujimori en estas elecciones, que parecen muy elevadas, pasan por lograr que se reduzca el denominado voto antifujimorista pero también depende de quién sea su rival en la segunda vuelta.


Elecciones Presidenciales Keiko Fujimori Perú