ECONOMÍA

Beinstein: “Engañaron a los gobernadores, con el acuerdo con buitres no van a conseguir créditos”


El especialista invitado que disertó en el Ateneo Perón Balbín habló con el Económico. Asegura que pese a que se cierre la negociación con los hold-outs, la economía deprimida será un limitante para que lleguen capitales. Su visión sobre el derrumbe del modelo “K” y el ciclo recesivo de Macri.
17/04/2016 02:00

1.485

El economista Jorge Beinstein estuvo en Trelew para inaugurar el ciclo de debates del Ateneo Perón Balbín, que depende de la Fundación Patagonia Tercer Milenio. En una charla a solas con el Económico, Beinstein habló de todo: la caída del modelo económico kirchnerista, el ciclo recesivo de que se viene en la era Macri y la tercera opción que no fue.

Además, el reconocido especialista se refirió a la situación de las provincias en dos aspectos fundamentales: financiamiento y coparticipación. Afirma que el acuerdo con los Fondos Buitre no garantizará la entrada de créditos para las provincias. Por otra parte, descree que se vayan a dar cambios estructurales en la ley de coparticipación.

Dejó por su parte su opinión sobre Chubut y su potencial económico en materia de energía.

-¿Cuál es el balance de estos primeros meses de gestión de Mauricio Macri?

-Hay un debate que tenemos los economistas. La semana pasada asistí a una jornada, la conclusión fue equivalente a 0. Algunos decían que había una estrategia económica, que intentaba plantear un modelo elitista, exportador decían algunos, otros decían que era un modelo de saqueo al mercado interno. Había distintas teorías. Yo la conclusión que saco es que no hay ninguna política económica, porque una política económica implica un mínimo de coherencia. Vos no podés tomar una medida y la próxima que tomás está en contradicción con la primera.

-¿Qué ejemplos se puedan dar sobre esas contradicciones?

-Hay algunas ideas contrapuestas con otras ideas y en sí mismo, las dos cosas. Por ejemplo vos devaluás y provocás una inflación colosal y vendieron que devaluaban para mejorar los precios y exportar más. Pero las exportaciones, el precio viene cayendo desde hace un año y medio. El mercado internacional se viene achicando. Es un contrasentido porque vos devaluás para exportar más, pero se está exportando menos en valor. Lo único que sale de esa medida es que los exportadores ganan mucho más. Y si exportan menos, ganan igual o más porque devalúan. En el mismo cóctel plantean una tasa de interés al 38%, altísima. Además del impacto sobre la economía interna, porque derrumba las inversiones, el consumo. Si para atraer las inversiones ponés tal tasa, no son para inversores productivos, sino de especuladores.

-Con estos niveles de tasas tan altos lo que atraen sólo son capitales golondrinas…

-Si vos venís con una tasa del 38% te arman la bicicleta financiera. Metés los dólares, los prestás al 30%, recogés, recomprás dólares y te los llevás. El lío es el siguiente, los dólares no entran porque estamos en devaluación y la idea es que el dólar llegue entre 19 y 20 pesos para fin de año. Por un lado los especuladores dicen ´yo no meto dólares, si vos no me estabilizás el mercado de cambio´, y los agroexportadores dicen ´¿cómo $ 14 o $ 15?´, porque suben los precios y dicen ´yo quiero que esté 20´. Tenés grupos exportadores grandes, que juegan a dos puntas. Que son especuladores y al mismo tiempo agroexportadores. Y hay una tercera cuestión que son los monopolios comerciales, como los grandes supermercados. Esos tipos quieren que liberen los precios. Entonces el presidente le libera los precios y los agroexportadores dicen ´me liberás los precios y yo tengo el dólar clavado a 15´. No hay política económica.

-¿Y antes que ocurría con estos grupos?

-En el Gobierno anterior vos venías frenando esto, lo frenabas cada vez más difícil, prácticamente no podía más. Era como una represa que venía parando la cosa y se viene fisurando y yo interpreto que fue un derrumbe del kirchnerismo en el análisis político. Cedió poniéndolo a Scioli, para ver si buscaba una negociación con todo esto. La cosa no daba más e incluso si ganaba Scioli yo creo que estaríamos ahora con estos grupos ya tratando de tomar el poder y sacándoselo de encima.

-Habló de Scioli. ¿Es de los que cree que había otra forma de encarar este proceso económico que quedó?

-Sí. Nunca hay una única forma. Lo que se hizo ahora es lo peor. La Argentina funciona como cualquier economía con el motor interno y el externo. El externo está pinchado y este Gobierno acaba de liquidar el interno. La salida no estaba en condiciones de hacerla el Gobierno anterior. No podía, ni quería hacerlo, y era ampliar mucho más el mercado interno. El empresario invierte si hay mercado. El tema era cómo hacer para aumentar la demanda y al mismo tiempo hacer crecer la inversión. Una de las claves es el tema financiero. Los costos financieros son altísimos en Argentina. Yo agarro un pyme y le digo que hay que aumentar los salarios y me dice que si les aumento me fundo. Entonces se hace un trueque. Vos aumentás los salarios, yo te bajo las cargas financieras, la tasa para conseguir créditos. Si aumenta la demanda, aumenta la producción. O bien en Argentina la fija el Estado, o cinco bancos. El tema era controlar a esos bancos, al sector financiero y comercial. Hay otro tema como el inflacionario con costos que hay que controlar. Después al mediano plazo un proceso de reconversión industrial que hubiera requerido una mayor intervención del Estado y para eso se necesitaba un apoyo popular muy grande, como un Perón de los años 40. El gobierno anterior no estaba en condiciones y no sé si alguna vez lo pensaron. A eso le llamo keynesianismo radicalizado. Sería eso.

-¿Qué hace prever un dólar a $ 20 a fin de año?

-A futuro se está vendiendo a 18 o 19. Hay tipos que cobran a diciembre a 19. Segundo que la devaluación trae una estampida de precios y eso tiene un efecto multiplicador no solo en los precios, sino que al subir el valor del dólar tiene un efecto multiplicador sobre el propio valor del dólar. El Gobierno dijo que lo iba a parar porque iba a haber una lluvia de dólares. Hemos comprado paraguas y no llovieron, no hay lluvia de dólares.

-¿Cuánto se puede extender este proceso de estancamiento?

-La economía, viendo indicadores de consumo, las compras a futuro de insumos, la construcción, el piso es menos 3 y menos 5 si no hay un colapso antes para 2016. Menos 3, es desocupación de 2 dígitos, y eso tendrá un efecto multiplicador. Entramos en una recesión. En 2009 el motor interno y externo después funcionaron y hubo elementos keynesianos para recuperar para jubilados, gente que gasta. Funcionaron los motores. Ahora el motor externo no está y el interno lo están destruyendo.

-¿Cuánto dura?

-La inflación no va a durar mucho tiempo. Sturzenegger explica que la inflación va a caer porque la caída de la demanda será tan fuerte que dejarán de subir los precios. Estabilidad de precios por una hiperrecesión. Yo creo que esa es la teoría que manejan.

-Es una teoría complicada y el Gobierno se expone…

-Vamos a pasar este año con recesión, al año que viene que será una depresión. El producto puede seguir cayendo. Una baja del producto entre 10 o 15 entre 2 o 3 años. La era Macri es una era recesiva. Un bajo nivel de producción, de consumo, salarial, bajo nivel de importaciones, eso te dará un cierto superávit comercial, economía de baja intensidad, a eso van.

-Desde lo político deben pensar alguna estrategia para que el modelo no se caiga solo...

-En general los economistas no entendemos nada de psicología. Y los políticos suelen ser omnipotentes. Prat Gay funciona a 6 meses. Piensan el trimestre, que vendría a ser el largo plazo, el mes el mediano plazo y la semana el corto plazo. Cuando dice que van a entrar 400 millones de dólares por día, yo no me atrevería a decir eso. Ni se les cruza las elecciones del año que viene, quizás el único que piense sea Macri.

-Yendo a las provincias. ¿El acuerdo con los buitres las va a beneficiar?

-Los propios préstamos que están obteniendo para pagar a los buitres son préstamos a tasas muy altas. Un país que está en depresión como Argentina no se le presta a tasas bajas. No se le presta a tasa bajas al Estado nacional, imaginate a los estados provinciales. Quién le va a prestar. En la provincia el año pasado Scioli necesitaba fondos para Buenos Aires, tenía un ministro Arlía y lo mandó a conseguir dinero a Italia y Alemania y volvió con las manos vacías. La provincia más importante de la Argentina no consiguió dinero en el mercado internacional. Hoy en día el mercado internacional tiene problemas muy graves y cuando van a pedirle dirán que no tienen tiempo.

-No es una garantía para las provincias…

-El tema de las provincias me dio furia cuando votaban por los buitres en el parlamento. También lo comprendo porque un gobernador donde un 70% de sus ingresos depende de lo que le pase a Nación, están desesperados y tratando de ver de dónde sacan la plata. También lo critico porque son gobernadores de una provincia y deberían tener consciencia. Los han, porque no van a conseguir créditos.

-¿Va a haber una verdadera discusión por la coparticipación?

-Los están bicicleteando, porque si dejan de robarle a las provincias entonces tienen que modificar el sistema fiscal argentino. Lo que han hecho es hacerlo más injusto porque eliminaron las retenciones, a las mineras, y es un gobierno nacional que se funda en el IVA. No van a modificar el sistema fiscal. Si el sistema fiscal viene siendo injusto, Macri lo agravó más todavía.

-¿Qué potencial le ve a Chubut?

-Trabajé sobre el tema pesquero, sobre un gran proyecto patagónico hace 20 años. Se que existe una potencial agrícola, con la posibilidad de regadíos, la posibilidad de instalar una minería respetuosa del medio ambiente, posibilidades del desarrollo de la pesca. El potencial energético que yo algo conocía. Hay un potencial muy diversificado en esta provincia. Está claramente el petróleo, pero también el viento, agua. Se podría tener acá en Chubut energía baratísima y te traería muchísimas inversiones. Además podes exportar la energía.


Beinstein Fondos Buitre