POLICIALES

Tuvo un día de furia en el Correo de Comodoro, lo detuvieron y 24 horas después lo liberaron


Se trata de Julio Flores, que reclamó un servicio de transferencia de dinero no acreditado. Intervino la Policía, hubo forcejeos y terminó en un calabozo. Finalmente, lo dejaron salir.
10/06/2016 02:00

Julio Flores declarando. La jueza Olavarría lo dejó libre.

992

Un individuo fue puesto en libertad luego de haber permanecido 24 horas detenido acusado de atentado a la autoridad, luego que fuera a reclamar airadamente un servicio que la sucursal del Correo Argentino de Comodoro Rivadavia no le brindó.

Así lo decidió la jueza penal Gladys Olavarría al considerar que no existió ningún tipo de exceso de fuerza por parte del imputado Julio Flores, como tampoco del oficial que lo aprehendió tal como reclamaba la defensora del acusado.

La frustrada audiencia de control de detención y apertura de la investigación preparatoria por un hecho acontecido el pasado 7 de junio en el Correo Argentino contra Julio Flores fue propuesta por la funcionaria de Fiscalía, Natalia Gómez en base al delito de resistencia a la autoridad. Por su parte, la defensora pública Claudia Torrecillas requirió se declare ilegal su detención ya que su pupilo no cometió ningún ilícito y se remita el audio de la audiencia a la Fiscalía para que investigue el accionar policial en el hecho ventilado en los tribunales comodorenses.

El hecho

En un primer momento la funcionaria fiscal se refirió al hecho a investigar cuando el pasado 7 de junio, siendo las 12.30, el imputado se hizo presente en la sede del Correo Argentino a fin de realizar un reclamo administrativo. Comienza a los gritos y empleados del Correo dan aviso a personal policial que llega y solicitan a Flores que se calme. Éste reacciona y comienza a arrojar golpes de puño contra el preventor; calificando provisoriamente el hecho como “atentado a la autoridad” y solicitando el plazo de ley para concluir con la investigación. Finalmente Natalia Flores refirió que Flores no tiene causas en trámite ni antecedentes y el delito investigado es de poca pena, por lo cual no solicitó medida de coerción.

Reclamo

El imputado accedió a declarar argumentando que nunca tuvo problemas con la Justicia. Fue al Correo porque le vendieron un servicio de transferencia inmediata de dinero que necesitaba mandar a Salta. Pasaron 7 días y el dinero no se acreditaba y no le daban solución alguna. Los primeros policías que llegan fueron muy respetuosos pero no así otro que lo trata mal, le falta el respeto y lo golpea, mostrando el labio lesionado en la audiencia.

Ilegalidad

Por su parte, la defensora planteó la ilegalidad de su detención ya que no cometió ningún delito, sólo reclamaba algo que no le cumplieron. Ello por la incompetencia del Correo que no pudo satisfacer el reclamo de Flores. Llaman a personal policial que se hace presente de inmediato y uno de ellos mediante insultos lesiona a esta persona con problemas de salud. Del relato del hecho no surge que fuera necesaria la fuerza utilizada y por ello se opone a la apertura de la investigación.

A su vez, Torrecillas pidió que se investigue la actuación del oficial de Policía Miranda (que fue el efectivo que actuó en la oportunidad) y que ya tiene dos denuncias previas por su comportamiento intimidatorio y solicitó, a su vez, que se remita copia del audio de la presente audiencia al área de Fiscalía encargada de investigar estos excesos policiales.

La funcionaria fiscal Natalia Gómez consideró prematuro declarar ilegal la detención y rechazar la apertura de investigación, aunque calificó como creíbles los dichos del imputado cuando explicó cómo se desencadenaron los sucesos que terminaron con su aprehensión en una comisaría de la mencionada urbe petrolera. En ese sentido, destacó también que en caso de que surja algún ilícito la Fiscalía local investigará al oficial Miranda o a quien sea.

Rechazo y libertad

Finalmente la jueza penal Gladys Olavarría resolvió que, en virtud de las consideraciones realizadas por la Defensa, no surge cuál es la conducta típica del exceso de fuerza, es decir no existiendo esta conducta rechazar la apertura de la investigación preparatoria, sin perjuicio que a futuro se pueda llegar a imputar; estableciendo finalmente la libertad de Flores.# (Fuente: Fiscalía de Comodoro Rivadavia).