POLICIALES

En la Alcaidía “los detenidos fijan sus propias reglas y quebrar la lealtad se paga con la vida”


“Los internos de las cárceles no se delatan ni se denuncian con sus códigos de silencio”, indicaron los jueces Mirta Moreno, César Zaratiegui y Sergio Piñeda al referirse al homicidio de Juan Carlos Agüero en el penal de Trelew, del cual advirtieron que está en “deplorables condiciones edilicias”
16/08/2016 02:04

7.134

Los jueces Mirta Moreno, César Zaratiegui y Sergio Piñeda destacaron el trabajo de la investigación dirigida por la fiscal general Mirta Tolomei en el caso de la muerte con más de un centenar de puñaladas, de Juan Carlos Agüero ocurrida el 14 de marzo de 2014 en el interior de la Alcaidía de Trelew. Fueron hallados culpables los hermanos Pablo y Sergio Rivero y Miguel Sañanco.

Los tres jueces reconocieron en su veredicto las dificultas que atravesaron la fiscal Tolomei y los policías del Área Criminalística y el equipo de médicos forenses, no obstante lo cual permitió probar la autoría del hecho de los hermanos Rivero, y el marco del encubrimiento donde se halló a Sañanco como responsable de este último cargo.

El trabajo de la fiscal Tolomei, los investigadores y profesionales a su cargo, también fue destacado por el querellante representante de la familia de la víctima, el abogado de Buenos Aires Adrián Morales. Lo mismo hicieron en declaraciones públicas familiares de la víctima.

Pactos de silencio

Los miembros del Tribunal coincidieron en reconocer las dificultades que tuvieron los investigadores “en medio de códigos de silencio propios del ambiente carcelario, sin testigos directos ni registros fílmicos de lo ocurrido” haciéndose hincapié además en las deplorables condiciones de ese edificio –una vieja fábrica textil- convertido en lugar de detención de personas. “Los internos de las cárceles no se delatan ni se denuncian”, indicaron los tres jueces.

Infraestructura carcelaria

En su alegato la fiscal Tolomei destacó el entorno carcelario donde se produjo el ataque de más de 100 puñaladas contra la víctima. En este sentido cuestionó las condiciones de detención de la Alcaidía de Trelew. “Es una planta textil adaptada a un lugar de detención de personas. Si a esas condiciones edilicias precarias le sumamos la falta de personal tal como lo indicaron jefes policiales que testimoniaron en este Juicio, se hace muy difícil fijar reglas de convivencia para evitar que ocurran estos hechos. Y ante esta ausencia de reglas por parte de quienes son responsables del lugar, los detenidos son quienes fijan sus propias reglas”, indicó.

Destacó también que “en ese pabellón convivían procesados y condenados, todos por delitos violentos”. Luego citó los dichos de un especialista en lugares de detención que destacó que “las reglas de convivencia que fijan los propios presos, son más fuertes que las reglas sociales del común de la gente. Y allí el quebrantamiento de la lealtad se paga con la vida”, manifestó.

El viernes pasado la Justicia halló responsables a los hermanos Pablo y Sergio Rivero como coautores del delito de homicidio simple por haber dado muerte a Juan Carlos Agüero. El homicidio estuvo motivado por cuestiones relacionadas con el liderazgo y la puja de poder, propio del ambiente carcelario. Asimismo Miguel Sañanco, otro de los detenidos en esa oportunidad en ese pabellón, fue hallado culpable del delito de encubrimiento.

La coautoría de Pablo Rivero fue decidida por unanimidad por los jueces César Zaratiegui, Mirta Moreno y Sergio Piñeda. Respecto de la responsabilidad de Sergio Rivero, el voto fue por mayoría y con disidencia de Zaratiegui que entendió que las pruebas reunidas por la investigación del Ministerio Público Fiscal no resultaban suficientes para su culpabilidad. Lo mismo ocurrió respecto de Sañanco.

Agüero se hallaba purgando una larga condena por el homicidio del médico Jorge Morado, ocurrida en diciembre del año 2001 en el barrio Los Aromos de Trelew, cuando el profesional fue abordado por tres sujetos –entre ellos Agüero- que lo esperaban en su casa con fines de robo. Morado murió mientras era trasladado al Hospital de Trelew tras recibir varias puñaladas.

El próximo lunes 22 se conocerá la cesura de pena contra los tres sujetos hallados culpables del hecho.

(Fuente: Fiscalía de Trelew)


Alcaidía códigos