DEPORTES

Renunció el presidente de Temperley por presiones de los barras

Los violentos siguen ganando. El titular del Gasolero renunció a su cargo, a través de su cuenta de la red social Facebook, por presiones de la “barra brava” y por negarse a aceptar los pedidos de los violentos.

02/11/2016 00:15

Lewin había recibido amenazas días atrás.

1.191

“Este es un mensaje de despedida para todos los hinchas del Cele. Lo estuve pensando varios días y hablando con gente que me quiere y he tomado la decisión de dar un paso al costado en mi cargo de Presidente del Club”, escribió Lewin. 

“Más allá de la tristeza que siento mientras estoy escribiendo estas líneas, creo que es lo mas saludable para el futuro de Temperley”, añadió. 

Lewin explicó: “Algunos pensarán que no soy valiente, los que me conocen saben que no es así, que fui un luchador toda mi vida y me enfrente en mil batallas, la última duro 10 años y la ganamos juntos con mi hijo Laureano, desde ese día... elijo solo las batallas que tienen sentido”. 

La referencia que hizo tuvo que ver con que el año pasado Lewin le donó un riñón a su pequeño hijo Laureano, de 9 años, quien se recuperó en forma satisfactoria. 

El dirigente deportivo agradeció “a la Comisión Directiva, que fueron los que realmente lograron todos los cambios que tuvo el club, a Alberto Lecchi, incondicional en estos años, a la Comisión de Fútbol que cumplió el sueño de jugar en Primera, a los jugadores y técnicos que pasaron durante estos años, especialmente al gran Ricardo (Rezza), a los profesores del club, a los empleados, a los chicos que representaron y seguirán representando los colores celestes y por sobre todo a los hinchas”. 

“La mayoría conoce mi historia, cuando llegué al club yo no era hincha de Temperley, ni siquiera era del barrio, hoy lo llevo marcado en el corazón y tatuado en la piel, gracias por dejarme ser parte de la familia, voy a estar por siempre agradecido con ustedes”. 

Y cerró con una frase: “... Algunas veces, la mejor forma de torcer el destino, es caminar derecho"...

El ya ex presidente de Temperley, que llegó al cargo proveniente del básquetbol del club, al que llevó al TNA, y bajo cuyo mandato se registraron dos ascensos consecutivos desde la Primera B en apenas un semestre, fue literalmente "apretado" por la 'barra brava' del club en los últimos días, pero no por la campaña irregular del primer equipo de fútbol hoy inmerso en zona de descenso, sino por el 'pedido' de estos para que les otorgue ciertos 'beneficios' económicos y de distinto tenor a los que se negó, pagando esto con su puesto.