ECONOMÍA

La venta de autos a Brasil cayó a la mitad

Los hechos que marcaron a la industria automotriz argentina en 2016 estuvieron ligados a la caída en las ventas del 50% del mercado brasileño, que provocó una baja del 23,5% en la producción local que apenas alcanzó las 450.000 unidades.

23/12/2016 15:31

1.794

Escribe: Fernando Fideleff

La comercialización de 0 km superó las 700.000 unidades y la Toyota Hilux fue el vehículo récord del año, pero la dureza del mercado obligó a ofrecer bonificaciones de hasta $ 50.000 en las concesionarias, y sumó una baja del 13% en el segmento de camiones pesados.

La crisis del mercado en Brasil, el descenso en los niveles de producción en las terminales, el festival de bonificaciones en las concesionarias de todo el país, el aumento en la venta de vehículos 0 km, el fenómeno de la Toyota Hilux como el modelo más vendido de todos los segmentos y el avance de las marcas chinas, fueron apenas algunos de los hechos que marcaron a la industria automotriz en 2016.

“La caída del 50% en las ventas del mercado brasileño nos hizo replantear toda la estrategia de producción para el año", explicó a Télam un directivo de la industria.

En análisis coincidente del mercado acepta que "el intercambio comercial con nuestro socio estratégico no fue positivo. En 2017 tenemos que conquistar nuevos mercados en la región para compensar el desastre de Brasil, país que tendrá que esperar al menos tres años para recuperarse”.

Los números de la industria automotriz señalan que el 2016 cierra con un mercado de ventas por encima de las 700.000 unidades comercializadas (11% más que en 2015) y apenas 450.000 vehículos fabricados localmente. Esa diferencia se cubrió con la importación de vehículos de Brasil, Corea, Japón, Estados Unidos y China, así como de distintos países de Europa.

La Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) señaló en su último comunicado que “entre enero y noviembre de 2016 la producción nacional de vehículos registró una baja del 12,6% con respecto a 2015”, y los especialistas en el rubro automotor entienden que esta baja se debió a un retroceso de 25,3% en las exportaciones de vehículos a Brasil.

Además, según informes del Banco Central de la República Argentina, entre enero y noviembre de 2016 “el déficit comercial de la industria automotriz superó los u$s 6.100 millones, casi el doble del registrado en el mismo período de 2015”.

En tanto, en las concesionarias de todo el país, otro hecho modificó la comercialización de vehículos 0 km. A partir de marzo pasado comenzaron las bonificaciones para vehículos nuevos con descuentos de entre $ 30.000 y $ 50.000, según el modelo, la versión y el origen. Los autos producidos en Brasil fueron los que marcaron el ritmo de esta estrategia comercial que, según los especialistas del sector, seguirá vigente en 2017.

En este escenario, el mercado de ventas registró un fenómeno histórico: la Toyota Hilux se convirtió en el vehículo más vendido del año en todos los segmentos, inclusive en comparación con los autos más “chicos”. Las medidas económicas implementadas por el Gobierno para los sectores del campo y la aparición de renovados modelos de pick ups con mayor equipamiento de confort, hicieron que el modelo comercializara más de 20.000 unidades.

Por el lado de los autos usados el panorama no fue alentador. Alberto Príncipe, presidente de la Cámara de Comercio Automotor (CCA), señaló a Télam que “de enero a noviembre de este año se comercializaron 1.372.861 vehículos, que comparado con el mismo período de 2015, con 1.628.529 unidades, marca una baja del 15,70%”.

Por su parte, el avance de las marcas chinas en el último semestre del año resultó otro punto que encendió la alarma entre las terminales locales. Con cinco firmas ya instaladas en el país y otras tres por ingresar en 2017, se estima que intentarán liderar el segmento de los autos más chicos y por debajo de los $ 200.000.

En tanto, en el segmento de los camiones el 2016 estuvo signado por una leve baja en el mercado de vehículos pesados con casi 17.000 patentamientos contra 19.600 del 2015, lo que significa una caída interanual del 13%.

Los distintos voceros consultados por Télam indicaron que “las metas de la industria automotriz para 2017 apuntan a aumentar la producción local, poner en marcha la Ley Autopartista, evitar suspensiones o despidos en las terminales y conquistar nuevos mercados regionales como Colombia, Perú y Ecuador”.