PAÍS & MUNDO

La campaña de Santos también quedó en la mira por Odebrecht


La gestión del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quedó en medio de una polémica por el pedido de la Fiscalía para que se investigue si su campaña proselitista recibió aportes de la empresa constructora Odebrecht, algo que el gobierno desmintió de modo contundente.
08/02/2017 14:31

584

El anuncio del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, de que pidió al Consejo Nacional Electoral (CNE) que investigue la supuesta entrada de ese dinero en la campaña "Santos Presidente-2014", cayó como una bomba en la política colombiana y motivó una respuesta inmediata de la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, que acusó a la oposición uribista de estar detrás de las acusaciones.

"La Presidencia solicita a las autoridades competentes que adelanten todas las investigaciones necesarias para establecer la verdad sobre esta nueva acusación temeraria", afirmó el secretario de Transparencia de la Presidencia, Camilo Enciso, en la sede gubernamental.

El fiscal Martínez dijo que un millón de dólares pudo haber ingresado a la campaña de Santos por medio del ex senador Otto Bula, detenido el pasado 14 de enero por su implicación en el escándalo de los sobornos de Odebrecht.

El informe publicado el pasado 21 de diciembre por el Departamento de Justicia de Estados Unidos que alertó sobre los tentáculos de la corrupción promovida por Odebrecht en diversos países de América Latina señala que, en el caso de Colombia, la firma brasileña pagó coimas por más de 11 millones de dólares entre 2009 y 2014.

Enciso precisó que "la orden clara y perentoria fue de no recibir ninguna donación, de ninguna persona, natural o jurídica para financiar la campaña".

"Los recursos de la campaña, como lo demuestran claramente las cuentas presentadas al CNE, provienen exclusivamente y en su totalidad de los dineros de la reposición de votos prevista en la ley colombiana", agregó el secretario de Transparencia.

La llamada reposición de votos es el dinero que el Estado devuelve a los candidatos, según el número de votos obtenidos, por los gastos que hayan tenido en la campaña.

Enciso señaló al sector de la oposición que encabeza el ex presidente y ahora senador Álvaro Uribe como responsable de las acusaciones y dijo que el Gobierno nacional tiene "la certeza de que estas investigaciones develarán, una vez más, la falsedad de estas afirmaciones como ha ocurrido con los casos anteriores".

Bula está detenido desde enero porque, según la Fiscalía, supuestamente recibió 4,6 millones de dólares por conseguir para Odebrecht una adenda para la ampliación de la carretera Ocaña-Gamarra, en el noreste del país, como parte de la construcción de la autopista Ruta del Sol II, adjudicada a un consorcio liderado por la firma brasileña.

En las elecciones de 2014, Santos tuvo como principal rival a Óscar Iván Zuluaga, el candidato del uribista Centro Democrático, también salpicado por la supuesta financiación de Odebrecht a su campaña. Zuluaga fue implicado por el publicista brasileño Duda Mendonça, quien hace unas semanas dijo a la revista Veja que la constructora le pagó honorarios por ayudar a la campaña del rival de Santos.

La primera escalada de la denuncia llegó de parte del ex presidente Andrés Pastrana, que evaluó que Santos debe analizar "la posibilidad de renunciar" si se comprueba que su campaña para la reelección recibió dineros de Odebrecht.

"Presidente Juan Manuel Santos: de comprobarse pagos de Odebrecht a su campaña, debe comenzar a considerar la posibilidad de renunciar", escribió Pastrana -mandatario 1998-2002- en su cuenta de Twitter.


Colombia JM Santos Odebrecht