ECONOMÍA

Durante 2016 las compras y fusiones totalizaron 4.000 M de dólares

Las fusiones y adquisiciones de empresas en Argentina alcanzaron el año pasado a unos 4.000 millones de dólares, cifra que cuadruplica a la 2015, según un estudio privado que señala que los agronegocios alcanzaron el mayor volumen de los últimos 4 años.

29/03/2017 13:00

1.902

Las compras y fusiones empresariales (Mergers and Acquisitions o M&A, según la denominación en inglés) "volvieron a ponerse en marcha y aumentaron sustancialmente los montos operados en 2016 frente al año anterior, a pesar del panorama recesivo, y se espera un 2017 muy activo”, indica un estudio de la consultora First Corporate Finance Advisors, al que accedió Télam.



El relevamiento considera que las reformas macroeconómicas, las medidas favorables al agro y los proyectos logísticos de los próximos años “generarían condiciones muy favorables en el sector para el ingreso de capitales y nuevos jugadores del exterior”. 



"El número de transacciones en el país durante el año pasado fue levemente menor al observado en 2015, pero el monto operado se cuadruplicó, hasta un nivel de aproximadamente u$s 4.000 millones", destaca.



En este sentido, resalta que las operaciones "transacciones relacionadas con los agronegocios tuvieron una mayor participación sobre el total transado y mostraron un volumen de operaciones superior al observado en los últimos cuatro años”. 



First hace notar que empezaron a cambiar las percepciones externas sobre la Argentina, aunque “la volatilidad asociada a un año electoral no permite que se consoliden las perspectivas y por lo tanto hace que el despegue del mercado de fusiones y adquisiciones sea más paulatino”.



El análisis señala que el mercado "estuvo marcado por la presencia de jugadores locales, conocedores de la situación actual”, pero sostiene que “es de esperarse que la tendencia se consolide con el progresivo ingreso de jugadores internacionales que, tentados por un entorno más estable, deseen invertir en la Argentina”.



En particular, los activos agropecuarios “podrían resultar de gran atractivo para inversores internacionales con interés en el país, cuando el contexto lo permita”.



Por lo pronto, dice First, en los últimos años gran parte de las empresas del rubro “siguieron invirtiendo pese a un contexto no tan favorable”, mientras muchos jugadores locales de mediano y gran tamaño “lograron desarrollar ciertos intangibles como tecnologías, cadenas comerciales consolidadas o marcas con importante reconocimiento nacional y muy valorados en el sector agroalimenticio”. 



A esa tendencia se añade que en el último período se observa bastante movimiento del sector de protección y cuidado de cultivos.



En ese contexto, el frigorífico brasileño BRF S.A. (conocido por sus marcas Sadia y Paty, entre otras), fue uno de los principales jugadores locales del mercado de M&A durante 2016. 



El año pasado, BRF compró la firma Campo Austral en aproximadamente unos u$s 85 millones, y luego adquirió Alimentos Calchaquí para ingresar al negocio de los chacinados con la marca local Boccatti. 

“BRF ha ingresado aproximadamente u$s 320 millones a nuestro país desde 2011, con la compra de Avex y Dánica”, puntualiza First.



Por otro lado, la empresa de biotecnología rosarina Bioceres adquirió en octubre último una participación mayoritaria en Rizobacter, empresa líder local de fitosanitarios y con reconocimiento internacional. 



Está transacción fue seguida en febrero pasado por la compra de la agroquímica Chemotécnica (en una cifra que se estima en u$s 10 millones), junto con empresas relacionadas a la multinacional Glencore, “siguiendo la tendencia mundial de consolidación del negocio de insumos para el agro y agroquímicos”. 



El estudio destaca también la inyección de aproximadamente u$s 100 millones por parte de Victoria Capital Partners con la compra de la participación accionaria de Vinci y una parte del paquete accionario de la familia Grobocopatel en el grupo Los Grobo.



Otros casos de M&A en 2016 fueron los de los frigoríficos locales Black Bamboo Enterprises (que adquirió el negocio argentino de carnes de Marfrig Global Foods) y Paladini S.A. (que compró las operaciones locales de Esteban Espuna S.A.); y de Galba S.A. (firma de insumos para el agro) que se quedó con LDC Semillas SA.