ECONOMÍA

Comodoro: hay unas 500 familias sin casa

Reconstruirlas podría llevar más de un año. Mientras tanto las ubicarán en módulos o financiarán alquileres.

23/04/2017 02:00

Algunas de las casas quedaron cubiertas de barro en Comodoro.

1.651

En la semana que pasó comenzó el relevamiento en Comodoro Rivadavia para determinar el estado de situación habitacional que quedó en la ciudad tras el temporal que dejó catastróficas consecuencias.

De modo preliminar, en el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) estiman que serían cerca de 500 las viviendas que han sufrido la destrucción total o tienen riesgo de habitabilidad para los miembros de la familia. El total de los daños de todo tipo en los hogares de los comodorenses sería de al menos 7.000 casas.

En lo inmediato, se comenzará con la reparación de aquellas viviendas en las que existiría la posibilidad de poder volver a ser habitada. En los casos en los que hay destrucción, se piensa en dos opciones: los módulos habitacionales o el financiamiento de alquileres en algún punto de la ciudad.

Los módulos habitacionales aún no han llegado a la ciudad, aunque generan muchas dudas en el Gobierno Provincial. Fundamentalmente porque se podría juntar a una gran cantidad de familias de distintos barrios, con costumbres diferentes dentro de un mismo predio. Además de que tampoco convence el diseño, que trae las habitaciones separadas de la cocina y el baño.

Por ello se analiza la posibilidad del alquiler, el cual podría ser financiado a través del Gobierno Nacional. Luego vendrá la etapa de la espera para recuperar el hogar, que llevará probablemente más de un año.

El titular del IPV, Martín Bortagaray, aseguró al Económico que “se está buscando el financiamiento en una primera etapa para 500 viviendas, donde se trabajó tanto con Nación como con el municipio en conseguir los terrenos”.

Precisó que “tenemos algunas alternativas como para poder ubicar en una primera etapa 200 casas y tardando un poco más con las otras 300. Y trabajar para incorporar una gran cantidad de lotes. Lo estamos trabajando con el municipio y con Nación respecto a las tierras residuales que tienen estado nacional”.

Bortagaray evaluó que la construcción de las casas de las familias damnificadas que perdieron todo podría llevar más de un año. “Vamos a aportar documentación en la cual se estarían previendo pedir alquileres para evitar que las familias estén en el menor tiempo en los módulos habitacionales”.

El relevamiento del IPV estará concluido en dos semanas, con los resultados finales. “La situación de la ciudad es crítica y llevará más de dos años ponerla de pie”, sentenció el funcionario provincial.#