DEPORTES

Alemania también es campeón de la Copa Confederaciones


El seleccionado teutón derrotó a su par de Chile, que tuvo chances de ganarlo, por 1-0 en la final que se disputó en el estadio Krestovsky de San Petersburgo, Rusia. El tanto de la victoria fue de Lars Stindl a los 20 minutos en un error en la salida de La Roja.
02/07/2017 16:54

1.100

Alemania tomó al pie de la letra la idea del banco de pruebas. De hecho, su formación no incluyó campeones del mundo en Brasil, a diferencia de Chile, que utilizó a diez de los ganadores de la pasada Copa América, pero mantuvo la fisonomía adoptada hace más de una década y que tantos réditos le brindó.

La final ante Chile fue pareja porque el equipo sudamericano salió con todo al ataque, pero no estuvo justo en la definición.

El equipo alemán sacó diferencia con el gol de Stindl, en el mejor momento del campeón en la Copa América 2015 y 2016, quien aprovechó la duda y error grosero de Marcelo Díaz, en posición de líbero, en su intento de jugar la pelota, con la presión y asistencia de Timo Werner.

Chile, con un desgaste fuerte en lo físico, apostó por la presión en ataque, comandado por Arturo Vidal, pero sin el desequilibrio de Alexis Sánchez, y en ese afán perdió el balón en varias ocasiones con un retroceso defectuoso.

De hecho, Alemania tuvo situaciones claras de gol con dos mano a mano. El primero fue de Leon Goretzka (35m) y el segundo de Julian Draxler (39m).

La conquista de Stindl golpeó al conjunto sudamericano, que terminó el primer tiempo con una imagen distinta a la exhibida en el comienzo.

Los pases precisos de Alemania y la rotación desconcertaron más a Chile, que en la segunda etapa que aumentó sus nervios.

A los 19 minutos, Gonzalo Jara sólo recibió la tarjeta amarilla por el codazo que le propinó a Goretzka. La jugada generó polémica porque motivó la intervención de la tecnología con el VAR, el video que asiste al árbitro, y la amonestación resultó inexplicable debido a la violencia utilizada por el volante chileno.

Los últimos minutos transcurrieron al ritmo de Chile, con su corazón básicamente, con el intento de empatar el partido ante una Alemania replegada.

Su esfuerzo generó dos situaciones con el remate del ingresado Ángelo Segal (38m) de cara al arco, en soledad; y el tiro libre de Vidal que desvió el arquero Marc-Andre ter Stegen (45m).

Alemania se consagró campeón por primera vez de la Copa Confederaciones, que en las últimas tres ediciones quedó en manos de Brasil (2005, 2009 y 2013), y aun con un equipo sin nombre rutilantes ratificó su condición de mejor seleccionado del mundo.

-Síntesis-

Chile:
Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara y Jean Beausejour; Charles Aránguiz, Marcelo Díaz y Pablo Hernández; Arturo Vidal; Eduardo Vargas y Alexis Sánchez. DT: Juan Antonio Pizzi.

Alemania: Marc-Andre ter Stegen; Matthias Ginter, Shkodran Mustafi y Antonio Rudiger; Joshua Kimmich, Lars Stindl, Sebastian Rudy y Jonas Hector; Leon Goretzka y Julian Draxler; y Timo Werner. DT: Joaquin Low.

Gol en el primer tiempo: 20m. Lars Stindl (A).

Cambios: en el segundo tiempo, 8m. Leonardo Felipe Valencia Rossel por Marcelo Díaz (C); 34m. Emre Can por Timo Werner (A); 36m. Edson Puch por Eduardo Vargas y Ángelo Sagal por Charles Aránguiz (C); 47m. Niklas Sule por Leon Goretzka (A).

Árbitro: Milorad Mazic (Serbia)

Estadio: Krestovsky (San Petersburgo).

La maldición de la Copa Confederaciones

Chile tuvo chances para ganarle a Alemania en final de la Copa Confederaciones, anticipo del Mundial de Rusia 2018, pero no lo logró, aunque la alegría germana podría empañarse si se atiene a la tradición mediante la cual siempre que un seleccionado obtuvo este título después se le negó la conquista del certamen ecuménico.

La derrota, dolorosa para los dirigidos por Pizzi porque se registró a partir de un error en la salida del volante central Marcelo Díaz, les dejó sin embargo un "saldo cultural" a los chilenos a partir del debate futbolero en el que se dirime la conveniencia de "salir siempre o no jugando desde el fondo".

La cuestión es que los rivales estudian mucho más que antes los movimientos tácticos de buenos jugadores. Díaz, baluarte del Celta de Vigo que la temporada pasada de la liga española dirigió el argentino Eduardo Berizzo, semifinalista de la Europa League, quiso salir jugando sobre la medialuna de su área y al dar un rodeo fue presionado por Sandro Wagner y el juvenil Lars Stindl, que se la llevó ante el héroe de las semifinales, Claudio Bravo -tres penales atajados a Portugal- con gambeta larga y posterior cesión al medio para que su compañero liquidara. 

Díaz ofreció un "regalo" que le costó a Chile no poder lograr el primer título FIFA de su historia, repitiendo la historia de su fatalismo en definiciones de este tipo cuando ante Argentina, en la final de la Copa América Centenario del año pasado, se fue expulsado antes de los 30 minutos de juego. 

En 1994 Roberto Perfumo, por entonces técnico de Gimnasia La Plata, 15 años antes del mejor Barcelona de Josep Guardiola, cuestionó a uno de los defensores de su equipo por salir jugando en un entrenamiento: "Así no, (Sergio) Dopazo. Está prohibido por el Pacto de Varsovia", le advirtió al recio zaguero, ante la mirada de los "Mellizos" Barros Schelotto. Nadie lo olvida.

Otras "desgracias" del mismo tenor dan cuenta que hace tres temporadas Diego "Ruso" Rodríguez, arquero de Independiente, en La Bombonera y con el marcador 0 a 0, quiso eludir a Jonathan Calleri en el área chica y la acción errónea terminó en gol. La hinchada del "rojo" nunca se lo perdonó y se tuvo que ir del club.

El arquero de River, Augusto Batalla, en diciembre del año pasado, en un "mano a mano" con Tevez, quiso usar el cuerpo para salir jugando pero falló y el "Apache" empató el partido. Luego hizo un golazo que definió el superclásico ganado finalmente 4 a 2 por "el mejor" Boca.

En noviembre 2015, otro riverplatense como el defensor Emanuel Mammana, que llevaba un par de partidos en primera, quiso "matar" una pelota, se le fue larga y a la pasada otro juvenil, Denis Rodríguez, primo de Maxi, que ahora está en el plantel 'millonario' recuperándose de una lesión ligamentaria, se la llevó para la apertura del marcador, algo que después otro jugador de ese Newell's que ahora se mudó a Núñez, Ignacio Scocco, coronó con un golazo.


Alemania Chile Copa Confederaciones