PROVINCIA

Avanza proceso por delitos de lesa humanidad con vínculos en la zona

Olga Casado , la pareja del capitalino Juan Cugura –ambos asesinados –, el exministro de ambiente José María Musmeci y primos de Máximo Pérez Catán figuran entre las víctimas.

16/07/2017 02:00

Olga Casado.

4.620

Un Juez Federal de Mar del Plata procesó a nueve personas por crímenes de lesa humanidad en el marco de una serie de causas agrupadas. Se trata en su mayoría de exagentes de inteligencia que actuaron durante la última dictadura en zonas próximas a esa ciudad bonaerense y que durante los años que duró la última dictadura habrían acumulado más de 200 víctimas entre secuestros, tormentos y desapariciones forzadas.

La decisión la tomó el Juez Federal Santiago Inchausti en el marco de una causa en donde se investigan delitos cometidos en la llamada Subzona 1/15 que abarcó, entre otras localidades, Balcarce, Necochea y General Lavalle.

En el extenso listado de víctimas figuran, entre otros, primos del exintendente de Trelew, Máximo Pérez Catán, el exministro de ambiente José María Musmesi y también Olga Noemí Casado, la pareja del rawsense Juan Cugura, estos últimos dos desaparecidos durante la dictadura y cuyos restos aparecieron años después en el cementerio de La Plata, sepultados sin identificación.

Los imputados por la justicia son Carlos Alberto Suárez, Hugo Ernesto Pabon, Emilio Guillermo Nani, Rubén Enrique Miguel Fernández, Carlos Víctor Milanese y Enrique Horacio Capella, a quienes se los acusas por asociación ilícita, figura que concurre en forma real con los delitos de privación ilegal de la libertad doblemente agravada por mediar violencia y amenazas lo que a su vez concurre materialmente con imposición de tormentos agravada por haber sido cometidos en perjuicio de perseguidos políticos, en concurso real con los delitos de privación ilegal de la libertad doblemente agravada por mediar violencia y amenazas e imposición de tormentos agravada por haber sido cometidos en perjuicio de perseguidos políticos y homicidio calificado.

También dispuso el juez los procesamientos de Jorge De Malmayne Duppa; Julio Efraín Irizarri y Juan Ramón Goicochea por considerarlos miembros de la asociación ilícita. A todos ellos, se les fijó un embargo de tres millones de pesos.

Los imputados en su mayoría revistieron cargos en el Ejército Argentino, más específicamente en el área de inteligencia y se los investigó en los procedimientos de secuestro de personas en el territorio comprendía las localidades de General Lavalle, General Juan Madariaga, Mar Chiquita, Balcarce, General Alvarado, General Pueyrredón, Lobería, Necochea y San Cayetano.

Un primo desaparecido

Máximo Pérez Catán, exintendente de Trelew y actual titular del IAC, confirmó a Jornada que tres der sus primos fueron secuestrados en Mar del Plata durante la última dictadura militar y uno de ellos –Jorge- aún permanece desaparecido.

Otra de sus primas, Patricia, ha declarado en reiteradas oportunidades como testigo en los “Juicios por la Verdad”, especialmente en aquellos donde se investigaba la apropiación ilegal de criaturas durante la dictadura, ya que como ella era estudiante avanzada de medicina los represores la obligaban a controlar a otras detenidas que se encontraban embarazadas.

Otra de las personas que figura en el listado de víctimas del grupo de militares procesados por la justicia de Mar de Plata es José María Musmeci. El exministro de ambiente de Chubut confirmó ayer a este medio que se trata de su persona la que figura en la causa como víctima de delitos de lesa humanidad durante la dictadura.

Musmeci ha declarado en esta y otras causas por su detención en Mar del Plata durante la época de la dictadura, donde fue víctima de tormentos y traslados en distintas dependencias durante esos años.

El caso Cugura-Casado

Olga Noemí Casado, quien también figura como una de las víctimas de este grupo de tareas, fue secuestrada a fines de noviembre de 1977 en Dock Sud, partido de Avellaneda, pero comparte un vínculo geográfico con los Pérez Catán y Musmeci: había nacido en Mar del Plata. Pocos días antes había su pareja, Juan Oscar Cugura, un joven chubutense que al igual que su hermano José fueron víctimas de la dictadura militar.

Al momento ser secuestrada Olga estaba embarazada de siete meses y de acuerdo a los testimonios recogidos en distintos juicios estuvo detenida en los Centros Clandestinos de Detención “Puesto Vasco” y “La Cacha”. En este último lugar también estuvo detenida Patricia Pérez Catán.

Tras años de búsqueda, en el año 2008 la justicia pudo corroborar a través de exámenes genéticos que una niña que fue apropiada durante la dictadura era la hija de Juan Oscar Cugura y Olga Noemí Casado.

En los últimos años y también a través de expertos en antropología forense, se pudieron encontrar en el cementerio de La Plata los restos de Olga y Juan, sepultados como NN en esa necrópolis durante la última dictadura.