ECONOMÍA

Denuncian competencia desleal en la Cordillera


Prestadores turísticos de Esquel hacen público su malestar.
26/07/2017 02:00

1.469

La presidente de la Cámara de hoteleros del Chubut, Lilia Kinsella, asegura que el sector turístico en nuestra provincia tiene una serie de problemas económicos por los altos costos que posee. La prestadora detalló que en el sector el problema actual es la baja rentabilidad y se suma a esto que los visitantes, “la demanda, también tiene sus propios problemas también”.
En relación a los costos que afrontan, se encuentran los laborales y también los de derechos intelectuales que “son muchos y de alto impacto”. El pago de derechos intelectuales establece que los hoteles y restaurantes, por tener aparatos de televisión y radio -encendidos o no- deben pagar, durante todo el año, cinco impuestos distintos, correspondientes a cinco entidades diferentes: SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música), AADI CAPIF (Asociación Argentina de Intérpretes y Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas) y Argentores (Sociedad General de Autores de la Argentina). Después, se agregaron DAC (Directores Argentinos Cinematográficos) y SAGAI (Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes).
Otro inconveniente que comentó Kinsella que tienen en la zona cordillerana es el acceso a internet. El servicio es demandado por los clientes y su calidad es de baja potencia además con interferencias pero con altos costos.  Sin embargo el mayor problema que denuncian los prestadores es la competencia desleal. La misma incluye a los alojamientos “que nosotros llamamos informales, que es la hotelería y la gastronomía informal que impacta notoriamente sobre los que estamos habilitados”, dice la prestadora.
“Hay una baja de camas en la cordillera que indudablemente tiene que ver con esto, con que hay que sostener con todos estos costos las empresas y al lado tenés el informal que no tiene estos costos, laborales, impositivos ni nada y trabajan. Además manejan una  tarifa que acomodan según el cliente. Nos sacan pasajeros y hacen que nuestros emprendimientos sean cada vez más difíciles de sostener”.
En cuanto a la evaluación de la temporada invernal, asegura que la misma “está muy tranquila. Aunque de acuerdo a las reservas que había aumentó la ocupación pero no nos podemos adelantar porque aún falta una semana de vacaciones en Buenos Aires. Todavía no podemos dar números,  hay que ser cautelosos hasta que termine la temporada”.  Lo que si remarcó Kinsella a modo de opinión personal es que “si realmente el movimiento turístico es alto y nosotros tenemos un relevamiento con un porcentaje de ocupación mediano, indudablemente es un parámetro para decir que, si tanta gente nos visitó y la ocupación es tal, no es porque nosotros estemos bajando el nivel de ocupación sino porque hay muchos que están alojados en establecimientos informales”. #


denuncia Prestadores turísticos