PROVINCIA

Cimadevilla: “No me puedo hacer cargo de los rumores”

El titular de la Unidad AMIA dijo que el área a su cargo “no tiene presupuesto” para un software especial y que de haber recibido el material ya se habría cumplido su misión.

05/09/2017 02:00

1.309

El dirigente chubutense Mario Cimadevilla salió al cruce de la información que daba cuenta de un pretendido contrato de un software especial cuyo costo ascendería a dos millones de dólares y aseguró que el proceso de adquisición del material está fuera del control de la unidad que encabeza.

Se difundió en el portal Infobae que “el Gobierno analiza cerrar la Unidad Especial de AMIA por falta de resultados y escasa transparencia” y señalaba como detonante del conflicto el pedido por parte de esa área de un software cuyo costo rondaba los U$s 2 millones.

En diálogo con el programa Tiempos Modernos que se emite por FM Tiempo Trelew (91.5), Cimadevilla dijo que “yo no me puedo hacer cargo de los rumores” y dijo que el área de gobierno a su cargo no tiene facultades ni presupuesto para realizar proceso de compras.

Cimadevilla explicó que el pedido de un software especial está relacionado con que la causa madre por el atentado a la mutual judía AMIA “tiene 600 mil fojas, leerlas llevaría de 5 a 6 años, pero hoy existen programas que cuando uno digitaliza las causas, mete la documentación en esos software que están especialmente diseñados para cruzar datos, nombres, fechas, hechos y permiten en muy poco tiempo determinar cómo se habría cometido el delito”.

El titular de la Unidad Amia sostuvo que el tema surgió tras una visita al Tribunal Internacional de La Haya el año pasado. “Nos dijeron cómo habían legislado otros países que habían sufrido atentados como el nuestro y qué tecnología están utilizando para la investigación”.

En ese sentido, Cimadevilla dijo que el año pasado elevaron una nota al ministro de Justicia “informando de todos estos avances que habíamos hecho y la necesidad de la contratación de esta tecnología, porque esta secretaría no tiene presupuesto, y no tiene facultades ni siqueira para contratar personal”.

El dirigente chubutense recordó que la Unidad de Investigación AMIA surgió “a raíz de un compromiso que asume el Estado Argentino durante la presidencia de Néstor Kirchner ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde se compromete una secretaría que va a servir de unidad de apoyo a la investigación, no está a cargo de la investigación” dijo Cimadevilla. Cuando se hicieron cargo de la causa AMIA, “advertimos que la causa madre hacía muchos años que no se movía”.

Tras la declaración de inconstitucionalidad del Memorandum de Entendimiento que la expresidente Cristina Fernández de Kirchner firmó con Irán , “y para evitar una parálisis en la causa, la idea fue avanzar en la sanción de una ley de juicio en ausencia que está en este momento en el Senado”, dijo el titular de la secretaría y sostuvo que además se ha avanzado “en el pago de las inmediaciones a las víctimas, que ya se hizo, como así también el proceso de digitalizaciónde las causas AMIA, y las que puedan tener vinculación”.

El requerimiento de un software capaz de leer, comparar y analizar todos los datos digitalizados es considerado esencial por Cimadevilla. “Desde mi punto de vista sí, es fundamental” dijo el titular de la Unidad de Investigación AMIA, y sostuvo quer “leer una causa de este volumen puede llevar de 5 a 6 años”.

En cuanto a los montos difundidos sobre el costo del software requerido por la Unidad Fiscal AMIA, Mario Cimadevilla dijo “lo que nosotros necesitamos es de U$S 500 mil, lo de los U$S 2 millones no sé de dónde sale, salvo que en los ministerios hayan incorporado otras cosas distintas”.

Tiempo cumplido

Respecto a la posible disolución de la Unidad a su cargo que menciona la nota periodística, Cimadevilla sostuvo que “en noviembre del año pasado presentamos todo esto en un informe al ministro en el que expresamos que si podíamos contar con forma inmediata con esta tecnología, para marzo o abril estaríamos concluyendo con todas las funciones que se le asignaron”.

“Surge de un informe que le elevamos al ministro en octubre, en noviembre se agotaría el compromiso de la Argentina” y agregó que como “la burocracia del Estado funciona como una máquina de impedir, no ha logrado que pudiéramos hacernos de estos elementos”, concluyó.