ECONOMÍA

El titular de la UIA no quiere "una reforma laboral a la brasileña"


El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, dijo hoy que "Argentina necesita una reforma laboral, pero no a la brasileña", porque tiene que "moverse en el marco de lo ideal y no de lo posible".
15/09/2017 15:21

720


"La industria y los sindicatos tienen que seguir sentándose a dialogar para mejorar la productividad y la competitividad, pero no podemos plantear una reforma laboral como fue la de Brasil", dijo Miguel Acevedo en diálogo exclusivo con Télam.
Acevedo dijo que la UIA viene hablando con el Gobierno y los gremios "por el tema de la reforma desde hace bastante tiempo".

"Entendemos que una reforma como la de Brasil genere que un país del que dependés se haga más competitivo, pero acá no la podés hacer, hay que trabajar en salidas distintas", dijo. 

La semana pasada, el CEO y fundador de MercadoLibre, Marcos Galperín, había dicho desde su cuenta en la red social Twitter que, ante la reforma laboral de Brasil, Argentina podía "imitarla, salirse del Mercosur o resignarse a perder millones de empleos a (favor de) Brasil".

Este empresario suele decir que los gremios en Argentina "están hechos para el mundo anterior" y que a "través de internet todo se puede mejorar".

Para Miguel Acevedo, "en este contexto de Argentina la industria y los sindicatos no pueden hacer reformas abruptas. Hoy no se puede imitar el caso de Brasil", enfatizó el titular de la UIA.

"Nos tenemos que mover en el mundo de lo posible, no de lo ideal, hay que mejorar la productividad sin tocar salarios", especificó.

En julio pasado, el Congreso de Brasil aprobó una reforma laboral que, entre otras cuestiones, da preeminencia a los acuerdos laborales por empresa; apuesta a la tercerización y flexibiliza las condiciones de estabilidad de los empleados.

La nueva ley incluye cambios sustanciales como el fin de la negociación colectiva obligatoria, es decir que una patronal podrá negociar condiciones con cada empleado, sin tener como referencia los pisos salariales fijados por las convenciones de los sindicatos.

La nueva ley flexibliiza la jornada de trabajo y crea el llamado trabajo intermitente, que considera autónomo a un trabajador al que convoca a trabajar apenas por horas, es decir, cuando lo necesita, sin tener en cuenta el valor del salario mensual como referencia.

Según las encuestas, más del 70 por ciento de la población brasileña estaba contra de la reforma laboral cuando fue sancionada.

Para Acevedo, "hay temas que ayudarían mucho, como avanzar con la Ley de ART, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, y en cuestiones impositivas que afectan mucho a las pymes".

Además, Acevedo se refirió a las perspectivas de la industria, al adelantar que "los indicadores nos van a dar otra vez un crecimiento".
"Seguimos viendo mucha heterogeneidad respecto a la evolución de la industria, pero somos optimistas", enfatizó.

El dirigente fabril aclaró, sin embargo, que los industriales argentinos no ven "crecimientos fuertes. Hay una tendencia al crecimiento pero no cifras enormes", analizó.

"Hoy tenemos algunos aumentos del 2% ó 2,5% en la actividad industrial. Hay algunos sectores que van repuntando lentamente como el textil, pero hay otros a los que todavía les falta", dijo.

Acevedo también se refirió a relación comercial con Brasil y afirmó que "hoy tenemos cada vez mayor déficit porque siguen en recesión y se apoyan mucho en vendernos a nosotros: La importancia de Argentina para Brasil está bajando y nuestra dependencia es cada vez mayor", advirtió.
"Tenemos que buscar no ser tan dependientes de Brasil y para eso es necesario buscar más mercados", concluyó.


Empresarios Miguel Acevedo Reforma Laboral UIA