POLICIALES

Crimen en Sarmiento: jueces admiten que el autor se excedió en su defensa

El acusado, de apellido Sepúlveda, le sacó el cuchillo a Nahuelpán con el que lo apuñaló. El sujeto murió desangrado. La hipótesis de la defensa señalaba una legítima defensa. Fiscalía imputó homicidio simple. Los detalles.

16/09/2017 02:00

Trío. El tribunal dio a conocer el veredicto y esta semana detallarán la sentencia y el monto de la pena que cumplirá el acusado.

1.140

Ayer se conoció el veredicto por el crimen de Alfredo Nahuelpán, un asesinato que conmocionó a la ciudad de Sarmiento, ocurrido el 8 de octubre de 2016. Lo mataron a cuchillazos. Los jueces entendieron que el autor actuó en defensa propia pero que se excedió.

Fallo

El Tribunal conformado por los jueces Ricardo Rolón, Carina Estefanía y Mónica Rodríguez entendió que la versión del imputado se verificó con la demás prueba. Nahuelpán lo habría atacado con un cuchillo, discutieron, le sacó el cuchillo y lo apuñaló en una zona no vital. Sin embargo los magistrados consideraron que ese accionar fue excesivo ya que Sepúlveda tuvo oportunidad de resolver la situación sin lesionarlo.

El Tribunal criticó la estrategia de la acusación de la Fiscalía. En su criterio el testimonio de un niño que vio el enfrentamiento entre el imputado y la víctima permite verificar la declaración de Darío Alberto Sepúlveda, el acusado. Para los jueces se comprobó en el debate que el cuchillo lo llevaba Nahuelpán, que atacó con él a Sepúlveda, que “ambos se querían matar”, que en determinado momento de la pelea se le cayó el cuchillo al piso entonces Sepúlveda logró agarrarlo.

Análisis

Según el parte de prensa, los jueces realizaron un análisis particular de la prueba, concluyendo que Sepúlveda no tuvo intención de matar. Sin embargo, pese a considerar que la agresión inicial provino de la víctima, que esa agresión puso en riesgo la vida del imputado y por lo tanto este último estaba habilitado para responder, la respuesta que dio fue excesiva. Consideraron que Sepúlveda pudo aprovechar que tenía el arma en su poder para hacer desistir a Nahuelpán de continuar con la agresión o aprovechar que se dio vuelta para escapar. Es decir que para Rolón, Estefanía y Mónica Rodríguez, la intención del imputado al apuñalar a Nahuelpán cuando este estaba desarmado y de espaldas, no fue de matar sino de defenderse, por eso le habría clavado (dos veces) el puñal en el glúteo. Resta la realización del debate por la pena. #