POLICIALES

Por primera vez se juzgará un caso judicial de tentativa de femicidio en Puerto Madryn


Brian Petrillán está acusado de apuñalar a su exmujer, Erica Gallego, cuatro veces y frente a sus hijos.
18/10/2017 02:00

1.357

Sin antecedentes en Puerto Madryn, se comenzó a juzgar el delito de femicidio en grado de tentativa a un hombre acusado de apuñalar cuatro veces a su ex pareja.  “Érica no puede mantenerse parada mucho tiempo”, declaró la madre de la víctima respecto a las secuelas de las puñaladas y ventiló que su hija no pudo volver a trabajar y le cuesta hablar del tema.
El juicio oral y público comenzó en la mañana de ayer. Brian Petrillán (24) está acusado de apuñalar cuatro veces a Erica Gallegos (25) frente a sus hijos. El hecho ocurrió el pasado 11 de Junio en el barrio San Miguel y la víctima estuvo internada en terapia intensiva, con riesgo de no volver a caminar.
En la primera jornada, Erica declaró mediante la modalidad de Cámara Gessell, a pedido de la Fiscalía debido a su estado. La medida fue avalada por los jueces Marcelo Orlando, Stella Eizmendi y Marcela Pérez Bogado a pesar de la oposición de la defensa pública.
“El femicidio es la expresión extrema de la violencia de género, porque implica la negación de la vida misma”, sostuvo la fiscal del caso, María Angélica Cárcano, y afirmó que “la conducta de Brian Petrillan constituye un intento de femicidio. Es la primera vez que se juzga un caso de tentativa de femicidio en la ciudad”.
El debate continuará durante toda la semana con la declaración de los testigos y se espera que los alegatos y el veredicto de los jueces sea la próxima semana, consignó un parte de prensa de la Fiscalía de Puerto Madryn.
El caso

El hecho ocurrió la madrugada del sábado 11 de junio en una casa sobre calle Garagarza al 700, donde la joven recibió varias puñaladas, sufriendo una importante lesión en la arteria femoral. Un hijo de la víctima fue testigo y le avisó a su abuela, que vive en una casa en el mismo lote, para pedir ayuda al Hospital. Ante personal interviniente, la joven les dijo que la había apuñalado su expareja, quien fue detenido de manera casi inmediata por los uniformados.
Inédita situación

Una inédita situación se dio en relación a la presencia de los medios de comunicación en la sala de audiencias. El acusado, al observar la presencia de periodistas, pidió no ser fotografiado por –según indicó su defensor- ser “afectado psicológicamente”.
Los jueces deliberaron y por mayoría determinaron que  los periodistas y fotógrafos pueden permanecer en la sala de audiencias ya que es la base de “la publicidad de los actos procesales y de gobierno, y a la vez no afecta la intimidad del imputado”. Pero, en minoría, la jueza Marcela Pérez Bogado sostuvo que los fotógrafos o camarógrafos deberían pedirle permiso a los imputados o acusados para retratarlos. “El imputado tiene que prestar conformidad si quiere que le saquen fotos o no. Afecta el derecho a la imagen” argumentó en su voto la magistrada.  Finalmente, Petrillan se retiró de la sala de audiencias para no ser fotografiado. “Al menos la jueza Bogado quedó en minoría, y alienta saber que jueces como Orlando e Eizmendi rescatan el valor de la publicidad de los actos judiciales, como paradigma de este proceso”, destacó el fiscal jefe Daniel Báez.
El femicidio está previsto en el inciso 11 del artículo 80 del Código Penal y reprime con prisión perpetua “al que matare a una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”. El inciso fue incorporado por la Ley 26.791 en diciembre de 2012. En este caso, por tratarse de tentativa, la pena va de 10 a 15 años de prisión.#


caso femicidio juzgará Madryn primera vez