DEPORTES

A los 42, todavía hay que hablar de futuro


Omar Narváez, que se impuso por KOT sobre el ruso Nikolai Potapov en combate eliminatorio división Gallo OMB, sueña con ser campeón mundial en 3 categorías distintas. Se ganó la chance de ir por ello y enfrentar al campeón regular que es Zolani Tete, que antes defenderá ante otro sudafricano.
21/10/2017 00:00

1.328

El “Huracán” Omar Narváez no deja de sorprender. A sus 42 años, sueña a lo grande y va por toda la gloria nuevamente. Como cuando fue campeón mundial en categoría Mosca y Supermosa, ahora está a un paso de serlo en la división Gallo.

En su regreso a su tierra natal, luego de vencer por nocaut técnico al invicto hasta ese momento, Nikolai Potapov, ayer Narváez visitó los estudios de FM Tiempo y en el programa “Tiempo Deportivo” expresó sus sensaciones: “Lo venía diciendo en la previa, con 42 años sigo soñando, me sigo poniendo metas en el camino y gracias a Dios se van dando las cosas, siempre trabajando duro. Ya estamos con un pie adentro de la pelea mundialista así que más que contento.”

Sobre el combate con el ruso, explicó: “Salió la pelea como nosotros imaginábamos pero no me pensé que iba a sentirme tan bien y me iba a acomodar tan rápido. Me imaginé los dos o tres primeros rounds especulando para que no haya sorpresas y una vez que entrara bien en calor empezar a trabajar con golpes al cuerpo y arriba, variando, para tratar de desgastarlo porque sabíamos que al ser de brazos largos, por lo que yo había visto de sus peleas boxeaba muy bien de contragolpe, pero no me imaginé que yo estaba tan fuerte y que los golpes abajo le iban a hacer tanto daño”.

Y continuó: “Dio resultado el trabajo que hicimos en la potencia, cuando le empecé a llegar al cuerpo él lo sintió rápidamente, me propuse no darle respiro, creo que estaba acostumbrado a peleas más tranquilas, yo estaba para seguir peleando hasta el último round. Yo me entrené mucho, con un gran tiempo de anticipación, siempre hago ‘guanteo’ con gente más grande que yo y eso me ayudó. Con el trabajo general, en la parte física y técnica, uno mejora en todos los aspectos y parece que los demás merman y uno crece, pero en realidad eso es la constancia al trabajo”, manifestó.

Narváez se refirió a las críticas que a veces escucha: “A lo largo de mi carrera he escuchado que me decían que no peleaba contra nadie, pero cuando he enfrentado a rivales que parecían ser mejores también les ganaba y ahí no decían nada. Boxeo hace 25 años y siempre intento perfeccionarme”. Luego, agregó que el ruso y su equipo quedaron sorprendidos que con 42 años llegue tan bien físicamente y haga sentir mis golpes. Desde que perdí con Inoue, yo empecé a hacer todas mis peleas en categoría Gallo para amoldar mi cuerpo y trabajar para que los rivales no parezcan tan fuertes ante mí, y vamos perfeccionando siempre. Cuando empecé a castigar a Potapov en los rounds 5, 6 y 7 él se iba al rincón moviendo la cabeza como resignado, notaba que yo crecía y él no encontraba la manera de boxearme. No soy un pegador, pero sí constante, es mi virtud. Me propuse un sueño que es lograr la tercera corona mundial y por eso entreno duro sin bajar los brazos”, finalizó el “Huracán” trelewense.

El sudafricano Zolani Tete (25-3, 20 KOs), es uno de lo peleadores más peligrosos de la división, gracias a un jab letaly una derecha peligrosa. Hoyposee el título mundial de losGallo en la Organización Mundial de Boxeo y el próximo 18 de noviembre hará la primera defensa ante su compatriota Siboniso Gonya (11-1 5 KOs), tercero en el ranking, en la ciudad irlandesa de Belfast.Tete, que fue campeón mundial supermosca de la FIB, se coronó el pasado 23 de abrilcuando derrotó por puntos en decisión unánimeal filipino rankeador número 1, Arthur Villanueva,en una pelea realizada en Leicester, Inglaterra. Contienda que que fueprogramada comoeliminatoria pero luego transformó al ganador en campeón mundial titular. Sucedió que el campeón anterior, el filipino Marlon Tapales (30-2 13KOs), no pudo dar el peso en la primera defensa ante el japonés Omori, en una velada realziada el mismo día de Tete-Villanueva, aunque luego ganó la pelea por KO11 y no le permitió alzarse con el cinturón al local.Como resultado, la corona quedaba vacante y la OMB ante esto confirmó que Tete había sido elevado a la condición de campeón mundial absoluto. Tapales,finalmente decidió subir a supergallo.El Dato

La victoria ante el ruso Potapov le deja al chubutense la puerta abierta para combatir por el título gallo OMB que tiene como campeón al sudafricano Zolani Tete. Primero, Tete debe defender ante otro sudafricano y el ganador enfrentará a Omar Narváez.


Boxeo Omar Narváez